VPN vs Proxy: éstas son las diferencias esenciales entre ellos

VPN vs Proxy: éstas son las diferencias esenciales entre ellos

Lorena Fernández

Estamos seguros que escuchas o lees acerca de las redes VPN y los servidores Proxy con frecuencia. Sin embargo, es muy probable que los hayas confundido en alguna ocasión. Más adelante, te orientamos en la aclaración de ambos conceptos y en qué contextos cada uno de ellos sacan a luz sus principales ventajas. Una buena implementación tanto de Proxy como VPN, de acuerdo a la situación, garantizará un acceso seguro y confiable a las redes.

¿Qué es un servidor Proxy?

Es un nodo que actúa como servidor intermedio entre el cliente y el servidor final. Se encarga de proveer servicios indirectos de red al cliente. El propósito principal es que dicho cliente logre salir a Internet con el anonimato garantizado y el menor riesgo posible de que el tráfico malicioso se interponga. El anonimato en cuestión se logra ocultando la dirección IP del cliente, y la localización desde donde está navegando en Internet.

A pesar de que la persona se conecte a Internet con el intermediario del servidor Proxy, el tráfico generado a través de la red no es cifrado si el proxy es HTTP. Lo que implica un riesgo enorme, incluso los cibercriminales acostumbran a enmascarar sus ataques bajo aplicaciones que te dan supuesto acceso a proxy. Así, consiguen apropiarse de tus credenciales. No obstante, también existen los Proxys HTTPS donde la comunicación está cifrada punto a punto, pero el tráfico que va cifrado es únicamente el tráfico web, o aquellas aplicaciones que tienen la posibilidad de configurar un Proxy para acceder a Internet, el resto del tráfico va enrutado por la red principal y no por el Proxy.

Ventajas de la adopción de un servidor Proxy

Estos servidores cuentan con un papel muy importante en el tráfico web anónimo. Además de esto, aquellas organizaciones que implementen servidores proxy en sus redes internas tendrán control del uso de Internet por parte de todos los usuarios para así, prevenir o mitigar el uso indebido de los servicios de red corporativos. Otra ventaja importante de citar es que proveen protección extrema contra los cibercriminales que atacan mediante las vulnerabilidades de las redes Wi-Fi públicas, o pasando por encima a los sitios web censurados. A pesar de que no ofrecen tunneling de tráfico, así como la VPN, es una herramienta que se recomienda adoptar especialmente a nivel organizacional para proteger y controlar tráfico, sobre todo si el Proxy está configurado con HTTPS para que la comunicación desde el cliente hasta el Proxy esté cifrada y autenticada.

Una de las utilidades más conocidas incluso por cualquier usuario de conocimiento medio-avanzado de Internet es el acceso a sitios web bloqueados en nuestro país. Ya sea por regulaciones de nuestro propio país, ISP o las restricciones de la organización para la cual trabajamos. Esconde tu dirección IP original para poder enmascararlo con otra dirección que no identifique la localización real en la que te encuentras. La implementación de los proxys es sencilla y a la larga, ahorrarás muchísimos problemas por mala o irregular utilización del ancho de banda.

VPN: tunelizando todo el tráfico y cifrándolo punto a punto

Una red privada virtual está desarrollada especialmente para redirigir todo el tráfico del cliente VPN a través de dicho servidor, todo el tráfico entre el clientes VPN y el servidor va cifrado y autenticado, ya sea con protocolos basados en TLS o con el protocolo IPsec principalmente. Desde el momento en que el usuario accede a la VPN, todo dato sensible que pueda circular durante la sesión no puede ser visible por otras personas en Internet, una vez que el tráfico fluye desde el servidor hasta el destino en Internet, ahí ya no contaremos con la protección de la VPN, pero sí con la IP pública de dicho servidor.

A diferencia de los servidores proxy, las VPN pueden ser algo más lentas en cuanto a la velocidad de conexión, no obstante, hoy en día existen servidores VPN gratis que funcionan realmente bien, tanto para smartphones como para ordenadores. Los procesos de encriptación que cifran el tráfico para una sesión segura e invisible para otras personas en Internet, son muy importantes para entornos en donde se maneja información muy sensible.

Como hemos visto, los servidores Proxy se orientan al anonimato de nuestras sesiones en Internet y la velocidad de acceso. Por otro lado, las VPN se orientan a la encriptación de los datos generados en la red y la invisibilidad de los mismos mediante el túnel que se crea. No obstante, las VPN también sirven para el anonimato de nuestras sesiones en Internet, ya que la dirección IP pública con la que salimos a Internet es la del propio servidor VPN, por lo que estaremos enmascarando nuestra IP pública real. La diferencia más importante entre ambos, es que el proxy está orientado a navegación web principalmente, y la VPN enruta todo el tráfico por el túnel VPN.