Hackear una red Wi-Fi: Cárcel, multa o impune

Hackear una red Wi-Fi: Cárcel, multa o impune

Adrián Crespo

Las redes Wi-Fi siempre han destacado por ser una forma de conectarse a Internet muy accesible ya que permite conectarnos desde cualquier lugar sin tener que usar cable, por tanto potencia la movilidad de los usuarios. Pero también hay que decir que se trata de una de las formas de conectarse más delicadas en lo referido a la seguridad si no está configurada de forma correcta. Os recomendamos leer nuestro tutorial sobre cómo pueden hackear nuestra red Wi-Fi y cómo evitarlo, ahí podrás ver todos los detalles para evitar intrusiones.

Para meternos en situación, todo esto tiene una fecha de comienzo, el día en el que una persona fue declarada culpable por violar la intimidad de una familia al hackear la red Wi-Fi y acceder a los archivos que se encontraban en los equipos conectados a esta red. Sin embargo, antes de seguir, es necesario puntualizar que la sentencia en este caso fue por acceder a los archivos que se encontraban en el equipo y no por hackear la red Wi-Fi propiamente.

Donde queremos llegar con este artículo es obtener una conclusión con las leyes actuales en la mano si hackear una red Wi-Fi debería estar penado o no, y bajo qué circunstancias lo estaría.

Las leyes actuales

Con las leyes en la mano que existen en la actualidad, acceder a una red Wi-Fi que se encuentre abierta o bien protegida con clave puede ser igualmente denunciable utilizando la vía administrativa, alegando por parte del usuario afectado que está sufriendo un perjuicio en el ancho de banda contratado (ya se sabe que dependiendo del uso, este se ve reducido mucho o apenas nada).

Sin embargo, a la hora de alcanzar una resolución esto no es lo mismo en todos los países. Por ejemplo, en un caso llevado por el Tribunal de La Haya en el que se denunciaba la utilización por parte de un usuario de una red Wi-Fi de otra persona protegida con clave WEP, la sentencia final fue dejar impune de cualquier cargo a esta persona, alegando el juez que lo que está penado es el hackeo de un computador y que un router no se considera un computador, además no existir pruebas de que esta persona hubiese accedido a los ordenadores que pertenecían a la red. Un razonamiento que como podemos comprobar coincide en parte con la sentencia llevada a cabo en España hace unos meses.

Poniendo otro ejemplo localizado en Estados Unidos, podemos ver que en este caso, igual que el anteriormente descrito, se decidió que esta persona que había utilizado la red Wi-Fi del vecino debía pagar una multa que era proporcional al tiempo que había estado utilizando este Wi-Fi sin el permiso de los propietarios. Incluso se ha llegado a ver en algún informativo que estas personas eran sentenciadas a realizar trabajos comunitarios.

Tal y como se puede ver, la visión del hecho de hackear una red Wi-Fi está visto de diferente forma en función del país en el que nos encontremos.

La red Wi-Fi utilizada para un delito

Podría decirse que el problema aparece cuando la red Wi-Fi además de ser hackeada es utilizada para finalidades ilícitas. De esta forma, podemos imaginar una situación en la que una red Wi-Fi de una familia es hackeada, y el intruso utiliza esta red para realizar phishing, distribuir pornografía infantil u otra serie de delitos que sí que están penados. En este caso, la persona afectada por el hackeo de su red Wi-Fi se llevará un mal rato porque las fuerzas de seguridad se pondrán en contacto con él y acudirán a su vivienda para tratar de esclarecer qué es lo que ha sucedido.

De esta forma, después de ver que todo está correcto se irán de la vivienda y no sucederá nada más, salvo que hayan perdido la pista del responsable del delito realizado, siendo una práctica bastante habitual.

Los sniffer de paquetes de red

Algo que se ha puesto de moda en muchos programas como el Whatsapp u otros servicios de mensajería o redes sociales.  El caso es que la utilización y la obtención de información de otros usuarios no está considerada como un delito penal, sí que está considerado su posterior utilización, como por ejemplo, vender esta información o hacerla pública, siendo un delito contra la privacidad de los usuarios.

En España hackear una Wi-Fi por el momento no está penado

En resumen: hackear una Wi-Fi no está penado actualmente en España. Sin embargo, si después entran en juego los matices descritos con anterioridad la sentencia podría ser diferente. Aunque tal y como mencionábamos, se puede denunciar por la vía administrativa un hackeo, nuestra recomendación es que es preferible que se configure de forma correcta la seguridad de la red inalámbrica y así evitar problemas, ya que esa denuncia puede tardar mucho en ser resuelta para que al final no lleve a nada.

Nos gusta siempre dar nuestro punto de vista, y desde RedesZone pensamos que ninguno de los dos extremos es bueno, es decir, ni debería existir manga larga para poder hackear redes Wi-Fi, ni se debería ser tan severo con el castigo en el caso de hacerlo.

¿Cuál es tu opinión? ¿Debería ser castigado el hackear una red Wi-Fi?