Qué contenido legal podemos encontrar mientras navegamos por la Deep Web

Escrito por Rubén Velasco
Redes

La Deep Web está formada por un conjunto de páginas web, no indexadas por los motores de búsqueda convencionales (como Google o Bing) y que generalmente ofrecen a sus visitantes cierto tipo de información que, por norma general, está mal vista para el público general e incluso para los gobiernos de todo el mundo. Pese a que esta red generalmente está relacionada con material ilegal, no siempre es así y, dentro de todas las ilegalidades que se esconden dentro de esta red distribuida, también podemos encontrar cierto contenido legal que, por defecto, no tiene cabida dentro de la web convencional.

Uno de los principales motivos por el que algunos usuarios hacen uso de la Deep Web es la privacidad. Dentro de esta red distribuida podemos encontrar consejos de primera mano sobre cómo evitar que los gobiernos y las grandes empresas de Internet nos identifiquen y rastreen nuestra actividad mientras navegamos por la red. La red Tor se conecta sin problemas con el Internet convencional, por lo que desde la propia red distribuida podemos acceder a las webs convencionales, pero con la capa de privacidad y anonimato que nos brinda esta red.

Otro de los temas más discutidos dentro de la Deep Web es cómo mantener la seguridad lo más elevada posible al navegar por esta red y asegurar las transacciones con la moneda oficial, el Bitcoin. En estas webs ocultas podemos encontrar todo tipo de consejos, desde los más sencillos hasta configuraciones de lo más caóticas a fin de impedir cualquier tipo de rastreo o intento de infección permitiendo tan solo las conexiones que, dentro de suponer un riesgo, aparentemente son seguras.

También, dentro de esta red podemos encontrar todo tipo de hosting, tanto para páginas web como para imágenes y otro contenido, donde lo más importante es la privacidad tanto de quien lo sube como de quien lo visita. Algunos de estos servidores prohíben la subida de contenido ilegal, aunque la mayoría de ellos ofrecen “total libertad”, por lo que muchos de sus usuarios lo utilizan para alojar contenido de dudosa legalidad, sin embargo, en caso de necesitar alojar cualquier tipo de archivo podemos hacer uso de estos servidores

También podemos encontrar un gran número de servidores de correo electrónico y salas de chat. Volviendo a hacer referencia sobre la importancia de la seguridad y la privacidad, dentro de los servidores de correo electrónico prácticamente todos contarán con una capa de seguridad SSL y soporte de IMAP, mientras que los servicios de chat funcionan sobre los protocolos IRC o XMPP.

En la Deep Web también encontraremos todo tipo de libros electrónicos, muchos de ellos incluso gratuitos y de libre distribución. Dentro de los libros gratuitos y legales podemos encontrar prácticamente de todo tipo de temáticas.

Por último, en cuanto a temas que, aunque son legales rozan la delgada línea de la ilegalidad, podemos encontrar también plataformas como Wikileaks y un gran número portales y foros de debate donde hablar de OVNIS y fenómenos paranormales, conspiraciones y paranoias de todo tipo.

navegador Tor Browser 5.0

Cómo acceder a la Deep Web

La Deep Web es un lugar separado de la Web convencional, por lo que para acceder a ella es necesario utilizar software específico encargado de cifrar los datos y enrutar las conexiones hacia esta red para poder resolver los dominios .onion y poder acceder a este contenido oculto por defecto.

Podemos instalar cada uno de los elementos necesarios para la conexión manualmente y configurarlos incluso para hacer que todo nuestro sistema se conecten a Internet a través de Tor, pudiendo así acceder a la Deep Web, sin embargo, la opción más sencilla es instalar en nuestro ordenador Tor Browser, navegador basado en Firefox preparado para acceder a estas webs o utilizar un sistema operativo como Tails, preparado tanto para acceder a la red Tor, navegar por esta red y preservar siempre tanto nuestra seguridad como nuestra privacidad.

Os recordamos que, por muchas medidas de seguridad que apliquemos, nunca estamos seguros al 100%, y siempre corremos el riesgo de caer en manos de los piratas informáticos que abundan en la red Tor o de uno de los malware también habituales en esta red. La Deep Web es un lugar muy peligroso, por lo que, si no sabemos lo que estamos haciendo ni cómo protegernos, lo mejor es no acceder a ella, por seguridad.

¿Alguna vez has entrado en la Deep Web? ¿Conoces alguna página con contenido legal que solo se pueda encontrar en este rincón de Internet?

Quizá te interese:


Últimos análisis

Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10