Primeras impresiones del router 4G portátil TP-LINK M7300

Escrito por Adrián Crespo
Routers

Se acerca el verano y los usuarios no quieren desconectarse de Internet. Playa o montaña, los routers portátiles son uno de los mayores aliados de los usuarios, permitiendo disfrutar de Internet a alta velocidad. En esta ocasión, hemos teniendo en nuestras manos el TP-LINK M7300, disponible por más o menos 90 euros y compatible tanto con conexiones 3G como 4G.

De entrada hay que decir que las dimensiones del dispositivo son 102,6 × 63× 16 mm, siendo un tamaño mucho más reducido que el de un terminal móvil, permitiendo que este siempre pueda acompañar a los usuarios bien en el bolsillo de los pantalones o bien en un bolso o mochila. Ya hemos mencionado con anterioridad que es compatible con conexiones de banda ancha móvil ultrarrápida, siendo capaz de ofrecer hasta 150 Mbps d ebajada y 50 Mbps de subida.

Para mantener al usuario informado de cuál es el estado del dispositivo, en la parte frontal posee indicadores LED que aportan información sobre el estado de la interfaz inalámbrica, conexión a Internet y el estado de la batería.

Diciendo lo anterior ya hemos desgranado un aspecto fundamental de este dispositivo. Además de funcionar como un modem USB, este posee una interfaz Wi-Fi N en la banda de los 2,4 GHz que permitirá que el usuario disfrute de hasta 300 Mbps de velocidad. Teniendo en cuenta que se trata de un dispositivo portátil, hay que tener muy en cuenta que no nos encontramos ante un router o un punto de acceso, por lo que la calidad de la señal inalámbrica se verá mucho más afectada conforme aumentamos la distancia de este y los equipos que están conectados a él. Sin embargo, apoyándonos en la experiencia de otros routers portátiles que hemos probado esta posee el alcance suficiente para cubrir un radio de 15 metros en el interior sin ningún problema.

2000 mAh de batería para el TP-LINK M7300

Hemos hablado del Wi-Fi, pero otro aspecto muy importante es la batería. En esta ocasión, el fabricante ha apostado por una con una capacidad de 2.000 mAh que permite disfrutar al usuario de hasta 10 horas. Este tiempo es una estimación y es probable que sea mayor o menor, influyendo sobre todo la señal de la red móvil y el uso que se esté haciendo del dispositivo. Es decir, consultar páginas web y el correo consumirá menos batería que ver vídeos de Youtube.

Las ranuras de este router 4G

En primer lugar queremos hablar de la tarjeta de la operadora que tendrá que ser SIM. En caso de no disponer de ella no hay motivo para preocuparse, ya que el fabricante ha incluido unos adaptadores que nos sacarán del apuro. Pero con esto no hemos finalizado, ya que el dispositivo posee una ranura microSD que permitirá utilizar tarjetas de hasta 32 GB y permitiendo compartir archivos multimedia de una forma rápida y sencilla.

Todo esto es configurable gracias al menú de configuración web que el fabricante ha añadido al dispositivo.

Aunque ya lo hemos mencionado, conviene recordar que el precio de dispositivo oscila entre los 80 y los 100 euros, siendo una buena opción si nos vamos a ir de vacaciones y no queremos compartir Internet utilizando nuestro terminal móvil.


Últimos análisis

Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10