Un USB Killer casero introduce 300 voltios a tu ordenador o móvil y lo fríe

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad

Hace tiempo, si íbamos por la calle y encontrábamos una memoria USB, lo normal era alegrarnos, tanto para cotillear que había dentro de ella como por pensar que ya teníamos una nueva memoria USB donde guardar nuestros datos. Sin embargo, si nos encontramos ahora una memoria en la calle corremos el riesgo de que sea un USB Killer, por lo que lo mejor es pensárnoslo dos veces antes de cogerla, y al menos 10 antes de conectarla a un ordenador u otro dispositivo.

En el pasado ya hemos visto cómo algunos usuarios han comprado a través de Internet diferentes USB Killer que, al conectarlos a un ordenador, crean un cortocircuito que termina quemando totalmente la placa base en pocos segundos. Sin embargo, esta vez la cosa va más allá. Un usuario de YouTube ha creado su propia memoria USB Killer casera que, al conectarla a cualquier ordenador o dispositivo, le introduce una tensión de 300 voltios y lo fríe completamente al instante.

Esta tensión es el mismo que suele llegar a los dispositivos cuando hay una subida de tensión en nuestra casa, sin embargo, al llegar desde un puerto USB en vez de desde el transformador o la fuente de alimentación, esta tensión no recibe ningún filtro, por lo que llega íntegro a la placa base, distribuyéndose por todos los componentes del equipo y, literalmente, friéndolo.

Aunque es posible comprar estos USB a través de Internet por un precio de 49 dólares, este usuario nos ha demostrado que es posible fabricarse su propia unidad fácilmente con objetos que, probablemente, tengamos en nuestra casa, como una pila o el circuito de una cámara.

Los USB Killer con cada vez más frecuentes, y debemos evitarlos a toda costa

Como hemos visto, la comercialización de estos dispositivos es bastante frecuente (no tenemos más que hacer una sencilla búsqueda en Google) y, además, es posible fabricarse uno propio con escasos conocimientos de electrónica, por lo que, poco a poco, estos USB Killer, cada vez más pequeños y parecidos a un USB de verdad, son más y más frecuentes entre todos aquellos que buscan hacer daño.

Las memorias USB son muy baratas, por ello, antes de exponer nuestro ordenador a un posible dispositivo de este tipo lo mejor es evitar conectar memorias que no son nuestras o que vengan directamente de una persona que no sea de total confianza ya que, de hacerlo, corremos el riesgo no solo de perder nuestros datos, sino de freír todo nuestro ordenador.

¿Sueles conectar memorias USB desconocidas a tu ordenador?


Últimos análisis

Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10