WannaCry obliga a Microsoft a publicar actualizaciones para Windows XP

Escrito por Adrián Crespo
Windows
0

Los efectos del ransomware persisten. Ha sido tal la magnitud del ataque que ha provocado la toma de decisiones que parecían complicadas de ver. Desde Redmond, dada la importancia de la vulnerabilidad que se aprovechaba, han publicado actualizaciones para Windows 7 y posteriores. A estos hay que añadir Windows XP contra todo pronóstico. Esto nos indica un poco la magnitud del problema.

Ya se sabe que la cuota de este sistema operativo se resiste a descender. Es un proceso muy lento. Conforme los equipos se sustituyen, el viejo sistema operativo de Microsoft se deja de utilizar. Sin embargo, aún son muchos los que optan por continuar con esta versión dado su buen funcionamiento en lo que se refiere sobre todo a compatibilidad con aplicaciones.

La aparición del ransomware WannaCry, cifrando los archivos a su llegada al equipo, pidiendo una recompensa y distribuyéndose como si de un gusano informático se tratara, ha puesto en jaque a muchos departamentos de seguridad de grandes multinacionales.

La amenaza se aprovecha de una vulnerabilidad existente en los sistemas operativos de Microsoft, lo que permite su llegada, instalación y posterior expansión, buscando sobre todo unidades de red compartidas.

Sin ir más lejos, estas actualizaciones que podemos llamar excepcionales están disponibles para las siguientes versiones de los sistemas operativos Windows:

  • Windows XP, Windows Vista, Windows 8
  • Windows Server 2003, 2008, Windows XP Embedded

Descargar actualizaciones para Windows XP

¿Qué escenarios posibles existen de infección?

De acuerdo al análisis realizado por Microsoft, a los equipos puede llegar el ransomware WannaCry a través de dos vías. La primera es la utiliza habitualmente en otros ataques: el correo electrónico. Mientras tanto, la otra opción existente tiene como protagonista el servicio SMB de los sistemas operativos.

Teniendo en cuenta estos dos escenarios, desde Microsoft recomiendan la actualización inmediata de los sistemas.

Culpables de la trascendencia adquirida por el ataque

Dada la problemática que muestran determinadas actualizaciones de las versiones de los sistemas operativos de los de Redmond, no es para nada descabellado ver como muchos usuarios particulares y empresas rehúyen del proceso de actualización. Pantallazos azules, bloqueos de los equipos, ralentizaciones, y así hasta completar una larga lista de problemas.

El impacto de la amenaza ha sido de estas dimensiones debido en parte a la no instalación de la actualización que solucionaba la vulnerabilidad que ha permitido la llegada y la rápida expansión del ransomware.

Obviamente, desde la compañía estadounidense indican que el parche de seguridad está publicado desde mediados del pasado mes de marzo, buscando de alguna forma lanzar la pelota fuera de su tejado.

Aprovechar la oportunidad para actualizar

Teniendo en cuenta que muchas versiones de los sistemas operativos de Microsoft no poseen soporte, el ransomware ha generado una oportunidad para actualizar nuestro dispositivo. Sobre todo los usuarios de Windows XP deberían llevar a cabo la actualización de su sistema.

Sí es cierto que la actualización no es acumulativa, y que solo resuelve los problemas relacionados con la infección de WannaCry, pero es conveniente recordar que en otras situaciones similares la decisión por parte de los de Redmond ha sido no ofrecer ningún tipo de soporte y dejar en la estacada a los usuarios de estas versiones.

¿Te has visto afectado por WanaCry? ¿Has actualizado tu equipo?

Fuente > gHacks


Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10