Proliferan en las grandes ciudades los puntos de acceso Wi-Fi gratuitos falsos

Escrito por Adrián Crespo

La mayoría de los usuarios tienen en su mano la posibilidad de acceder a una conexión a Internet. Sin embargo, esto no es posible para muchos. Por este motivo, buscan la mejor alternativa. O lo que es lo mismo, redes inalámbricas que no estén protegidas. Pero no es para nada recomendable hacer uso de estas redes WI-Fi no protegidas.

Sí, es cierto que muchas permiten acceder a Internet de forma gratuita, pero no sabemos quién está al otro lado. A donde queremos llegar es que se trata de una técnica muy utilizada por ciberdelincuentes para realizar el robo de la información.

Hace poco hemos hablado de los ataques Man-in-the-Middle de forma detallada en un artículo. En él explicamos qué efectos puede tener sobre la seguridad de nuestra información sufrir un ataque de este tipo.

Usuarios que poseen una red Wi-Fi sin ningún tipo de seguridad

También resulta bastante frecuente encontrar redes inalámbricas de usuarios particulares que no poseen ningún tipo de seguridad. Esto es algo que no resulta tan común, pero que era frecuente, sobre todo cuando los routers de los operadores no poseían una clave de acceso a la red inalámbrica configurada por defecto. Esta situación era aprovechada por los ciberdelincuentes para valerse de ese recurso y analizar el tráfico de red que les fuese posible. El resultado, era una red inalámbrica cuyo propietario era el primero en verse afectado por esta práctica.

¿Por qué en las grandes ciudades?

La respuesta parece bastante obvia. Es donde la densidad de usuarios potenciales de utilizar su red gratuita es mayor. Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y así hasta completar un largo listado de lugares en los que se han puesto de moda este tipo de redes.

¿Cuáles son las consecuencias para nuestra seguridad?

O, mejor dicho, en qué puede afectar a la información que enviamos a través de Internet. Si esta no viaja cifrada de forma correcta o si ningún tipo de cifrado, además de la interceptación de las comunicaciones, los ciberdelincuentes pueden disfrutar de acceso a la misma y utilizarla sin la autorización del usuario. Credenciales de acceso a diferentes servicios, imágenes, mensajes, transacciones y así hasta completar un listado bastante amplio de operaciones que los usuarios realizan todos los días.

Conectar de forma automática a redes Wi-Fi, un problema para la seguridad

Muchos usuarios, por mera comodidad, tienen activado en su ordenador portátil, terminal móvil o tableta la conexión de forma automática a redes Wi-Fi que no posean ningún tipo de seguridad. Esto es un error, sobre todo si no somos conscientes de a qué red Wi-Fi estamos conectados. Ciberdelincuentes podrían estar detrás de ese punto de acceso que ofrece acceso a Internet y preparados para robar información.

Si una red es pública se debe no hacer uso de servicios importantes

Estamos hablando de redes Wi-Fi sin contraseña. Es el tema escogido para este artículo. Pero es cierto que la misma situación puede darse en redes inalámbricas de hoteles y restaurantes con un portal cautivo. Nunca se sabe quién puede estar al otro lado.

Por este motivo, se desaconseja en este tipo de redes la utilización de aplicaciones cuya información sea vital. De este modo, evitaremos el robo de información que después pueden utilizar sin nuestro permiso.