Tor: Las novedades más importantes de la nueva generación de servicios

Escrito por Adrián Crespo

La mejora de la red Tor y de todos los servicios asociados a la misma continúa a buen ritmo. La llegada de la nueva generación de servicios supone una importante mejora tanto en la seguridad como en la privacidad de los usuarios y de su información. La red anónima gratuita continúa creciendo para disgusto de muchos, y parece que el proyecto posee una muy buena salud.

Y es que son muchos los gobiernos y autoridades que claman contra la existencia de esta red. El lado “conocido” de Internet les ha puesto las cosas muy fáciles a la hora de realizar el espionaje, tanto de usuarios como de instituciones de otros países. Por este motivo, la utilización de esta red anónima, su consolidación y crecimiento es una mala noticia para muchos.

Hay que recordar que esta red apareció para ayudar a los usuarios a navegar u buscar contenidos de forma segura a través de Internet. Es cierto que, el anonimato y seguridad ha dado paso a la creación de mercados negros. Drogas, armas, credenciales de servicios robados, software malicioso, y así hasta completar un listado amplio.

El paso de los años ha provocado que la infraestructura y el cifrado de la información haya quedado desfasado, suponiendo un problema de seguridad. Sin embargo, la llegada de la nueva versión de Tor promete mejorar estos aspectos.

Conviene recordar que hace apenas unas semanas, desde que el proyecto se publicó la versión alpha 0.3.2.1, que incluye soporte para la nueva generación de servicios. Además cuenta con mejoras de algoritmos de cifrado y en el proceso de inicio de sesión en los diferentes servicios.

¿Qué aporta la nueva generación de Tor?

Tal y como era de esperar, se busca garantizar el anonimato y seguridad de la información. O lo que es lo mismo, resolver problemas que han aparecido durante los últimos años. George Kadianakis indica que sobre todo se han centrado en resolver problemas en la topología de red de los nodos. En algunos casos, se ha detectado que estos ofrecían información aprendida durante su uso, pudiendo aportar cierta información de los usuarios, aunque sin llegar a ser excesivamente concreta. Esto es un aspecto que ha quedado resuelto.

La prioridad ha sido reducir la posibilidad de robo de información y minimizar la superficie de ataque. Aunque parezca mentira, son muchos los que se afanan en crear scripts que permitan el robo de información de los usuarios hacen uso de la red Tor.

Desde el proyecto indican que serán muchas más las mejoras, como por ejemplo, la compartición y generación de llaves de cifrado, interfaz de control de puertos, seguridad a nivel de resolución de nombres y estadísticas de latencia y enrutado.

Sobre cuándo verá la luz la versión final, desde Tor se han mostrado cautos, y aun no han querido ofrecer una fecha final, aunque todo está listo para que en las próximas semanas vea la luz. Obviamente, la nueva implementación es totalmente compatible con la actual, evitando de esta forma problemas de funcionamiento.

Si quieres probar la versión alfa lo puedes hacer desde el siguiente enlace.

Fuente > The Hacker News