Ya no es cosa del e-mail: el spam llega a través de notificaciones en el navegador

Escrito por Javier Jiménez

Si hay algo que detestan los usuarios es el spam. Tradicionalmente ha llegado a través de correos electrónicos. Eso sí, en los últimos años los proveedores de e-mail han mejorado bastante. Ahora filtran mucho mejor los correos que no aportan nada al usuario y que solamente es spam. Pero no todo puede filtrarse, claro. Pero ahora el problema parece no estar en el correo, sino en las notificaciones de las páginas webs.

El spam llega también por notificaciones

Se ha creado un nuevo método de envío de correo no deseado o spam que omite el correo electrónico y lo envía directamente al navegador. Este nuevo método ha comenzado a ser utilizado por numerosos sitios que optan por este método.

Las notificaciones web son un método legítimo que los sitios pueden usar para enviar notificaciones a los suscriptores cuando haya nuevo contenido disponible. Funciona de manera que un visitante va a un sitio y se le presenta una notificación en la parte superior del navegador que le pide que permita que el sitio web envíe o muestre notificaciones.

Si un usuario hace clic en el botón Permitir, el sitio puede enviarles notificaciones de contenido nuevo cuando se publique.

Esto, como hemos mencionado, es legítimo. Muchos usuarios pueden querer de verdad recibir notificaciones para estar informados. Igual que las páginas pueden ofrecer esa posibilidad. El problema llega cuando esto se realiza de forma intrusiva y engañosa. Es lo que se puede detectar recientemente en muchas páginas.

Algunos sitios están empezando a hacer diferentes trucos para engañar. Uno de ellos es “obligar” a aceptar esas notificaciones para poder reproducir un vídeo. Si no lo aceptan, automáticamente se redirige la web a otra con programas y adware no deseado.

El spam que llega a través de notificaciones Web

 

Por tanto, utilizan el engaño en los usuarios para enviar spam. Esas páginas realmente están cargadas de adware, en muchos casos. Se aprovechan de las notificaciones legítimas y de que el propio usuario las acepte.

Si un visitante se suscribe a uno de estos sitios, comenzará a recibir notificaciones. Estas notificaciones aparecerán en el escritorio de la víctima y se superpondrán a las ventanas que tengan abiertas.

Encuestas y promociones

Normalmente estas notificaciones son encuestas, promociones y otros sitios no deseados. Spam, en definitiva. Lo mismo que podemos recibir a través del correo electrónico.

Esto puede traducirse en un problema bastante serio. Estas notificaciones pueden convertirse en decenas o cientos, dependiendo de la web y navegador que utilicemos. Lo peor de todo es que lo utilizan bajo el supuesto consentimiento de la víctima, que acepta estas notificaciones.

Por ello puede ocurrir que dejemos el ordenador encendido y cuando volvamos tengamos decenas de ventanitas emergentes.

No existe, en principio, ninguna forma de filtrar este contenido. La única solución pasa por eliminar la suscripción. Así evitaremos seguir recibiendo notificaciones molestas llenas de spam.

Eliminar las notificaciones web

Por suerte eliminar suscripciones de notificaciones web es sencillo. Para Chrome basta con acceder a Configuración y buscar notificaciones. Hay que hacer clic en Configuración de contenido, y luego hacer clic en Notificaciones. Chrome mostrará la lista de sitios que bloqueamos explícitamente y la lista de sitios a los que estamos suscritos o a los que hemos permitido enviar notificaciones.

Para eliminar una notificación, simplemente hacemos clic en la línea vertical punteada al lado de un sitio y seleccionamos Eliminar.

Para los usuarios de Firefox, el método es similar. Simplemente hay que acceder a Opciones, buscar Notificaciones y luego hacer clic en Configuración junto a Notificaciones para acceder a la lista de sitios suscritos y eliminarlos.

Fuente > Bleeping Computer