Por qué llega tanto Spam al correo y cómo evitarlo

El Spam o correo basura es sin duda uno de los principales problemas a la hora de utilizar el correo electrónico. Puede llegar a ser desesperante ver cómo cada día la bandeja de entrada se inunda de estos e-mails que no queremos. Ahora bien, ¿por qué ocurre esto? ¿Por qué a veces la bandeja del correo se puede llenar más de Spam? Vamos a explicar los principales motivos para ello y también daremos algunos consejos para evitar que esto ocurra.

Qué provoca que llegue Spam al correo

Tener correos basura en la bandeja de entrada no es algo extraño. Sin embargo, cuando esa cifra aumenta considerablemente sí que deberíamos preocuparnos. Tendríamos que pensar qué ha podido pasar para recibir constantemente tantos e-mails de Spam que nos molesta cada día y que puede incluso llegar a poner en riesgo la seguridad.

Más allá de si es peligroso o no el Spam, lo cierto es que va a perjudicarnos cuando la bandeja de entrada se llena. Hay varios motivos por los que vamos a tener problemas:

  • Nos hace perder tiempo
  • Genera una menor productividad en una empresa
  • Estrés y cansancio al tener que eliminar constantemente correos
  • Puede hacer que pasemos por alto un correo importante

Hacer pública la dirección

Una opción por la que llega tanto Spam a la bandeja de entrada es por hacer pública la dirección de e-mail. Esto ocurre, por ejemplo, a la hora de enviar un mensaje en un foro de Internet. Puede que dejemos allí escrita la dirección y eso es un problema, ya que cualquiera podría verlo. Esto incluye también a bots que pueden rastrear la red para registrar correos.

Algo similar ocurre cuando ponemos un comentario en una página web o dar demasiada información en redes sociales. En estos casos también puede que nuestra dirección termine en malas manos y eso va a suponer un problema de cara a la privacidad. Van a empezar a inundar la bandeja de entrada con correo basura.

Registrarte en sitios inseguros

Por supuesto, los sitios donde te registres van a ser también una vía de entrada de los correos basura. Si creas una cuenta en una página que no es fiable, que puede usar tus datos para fines publicitarios, entonces tu bandeja de entrada podría inundarse de Spam y suponer un problema real.

Lo mismo podemos decir que una aplicación que instales y que solicite tus datos, por ejemplo. En estos casos también podría estar metiéndote en una lista o campañas de Spam y tu dirección de e-mail podría verse perjudicada.

Aceptar promociones

También puedes terminar en una lista de Spam por haber aceptado ciertas condiciones al instalar algún programa o promociones por redes sociales, por ejemplo. Incluso al registrarte en una red Wi-Fi pública podrías estar aceptando que tus datos sean utilizados para fines publicitarios, aunque no lo sepas.

Esto es un problema común, ya que son muchas las ocasiones en las que aceptamos términos sin realmente leerlos a fondo. En muchos casos puede que estemos aceptando recibir publicidad a través del e-mail.

Usar un proveedor con mal filtro

Otra cuestión a tener en cuenta es el tipo de correo que utilizas. La mayoría va a contar con un filtro para detectar correos basura y que supongan un problema. Automáticamente los va a enviar al a bandeja de Spam. Ahora bien, puede que estés usando un proveedor que no tenga buen filtro y ese sea el motivo.

Si utilizas un proveedor de e-mail que no es de garantías, que no cuenta con una buena configuración anti Spam, podrías ver que se inunda la bandeja de entrada sin que hagas nada. No derivaría el correo basura.

En definitiva, como ves hay diferentes causas por las que puede llenarse tu bandeja de entrada de Spam. Sea cual sea el motivo, siempre debes marcar esos correos como e-mails basura y que no lleguen a la bandeja principal.

Cómo evitar el correo basura

Después de explicar las principales causas por las que llega el Spam, vamos a dar algunos consejos para evitar el correo basura. Algunos pasos que puedes dar para proteger tu dirección de e-mail y reducir esos molestos correos que no aportan nada y que incluso pueden llegar a ser un problema.

Usar varias cuentas

Una opción que puedes tener en cuenta es la de utilizar diferentes cuentas de correo. De esta forma reducirás el riesgo de que te llegue correo basura e inundar la bandeja de entrada. Puedes tener cada una de ellas para una función bien delimitada y acotar así sus funciones y no exponerlas más de lo necesario.

Por ejemplo, podrías crear diferentes cuentas para estos fines:

  • e-mail para el trabajo: de esta forma separas tu vida laboral de la personal y evitas que se llene la bandeja de correos basura.
  • Correo personal o privado: es el e-mail que vas a utilizar para tu vida personal, para recibir y enviar correos con amigos, familiares, empresas, etc. Aquí puedes incluir compras que hagas en la red, foros fiables, etc.
  • e-mail para asuntos menos fiables: una tercera opción sería crear un correo para todo aquello que no sea fiable. Por ejemplo registrarte en una página web en la que no confías, usar un programa que no sea seguro, etc. Así evitarás afectar a la cuenta personal.

Cuidar tu información personal

Por supuesto, algo imprescindible va a ser cuidar tu información personal. Debes evitar exponer la cuenta de correo más de lo necesario. Por ejemplo no hacer pública la dirección en foros abiertos o páginas web que puedan leer cualquiera y luego incluirte en una campaña de Spam sin tu permiso.

Esto también incluye a las redes sociales y el uso que vas a darle. No debes exponer tus cuentas, ni información de forma pública. Esto permitiría que cualquiera pudiera ver qué has puesto en Facebook, por ejemplo, y eso incluye la dirección de correo electrónico.

Evitar registrarte en sitios dudosos

Siempre que vayas a registrarte en una página web o cualquier plataforma online, debes asegurarte de que es realmente fiable. De lo contrario, tus datos personales podrían estar en peligro y eso incluye también la dirección de e-mail. Podrías empezar a recibir correo basura por este motivo.

Si vas a registrarte en algún sitio y no sabes si es fiable o no, siempre puedes utilizar alguna alternativa a tu e-mail principal. Por ejemplo puedes tener una dirección para estos casos o incluso usar una cuenta de correo desechable, que caduque pasado un tiempo y una vez ya te has registrado.

Mantener una buena protección

Otra cuestión a tener siempre en cuenta es mantener la seguridad de los sistemas. El Spam puede llegar también debido a una vulnerabilidad en tu equipo que ha expuesto tu información personal. Para evitarlo es necesario tomar medidas de cara a mejorar la protección.

Algo fundamental es tener un buen antivirus. Esto evitará la entrada de virus y amenazas de seguridad. Por ejemplo el propio Windows Defender es una buena opción. No obstante, hay muchas alternativas disponibles tanto gratuitas como de pago. Avast o Bitdefender son otras opciones también interesantes.

Pero más allá de tener programas de seguridad, algo imprescindible es actualizar el equipo. Esto te aportará una mayor protección y podrás corregir vulnerabilidades que puedan aparecer. En el caso de Windows, para actualizarlo tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y vas a Windows Update. Allí te aparecerán nuevas versiones, en caso de que las hubiera.

Actualizar Windows 11

En definitiva, si te preguntas por qué llega tanto Spam a tu bandeja, como has podido ver hay diferentes motivos por los que puede ocurrir. Es importante que siempre sigas ciertas recomendaciones para reducir al máximo el Spam y poder disfrutar del correo electrónico sin problemas, sin que tus datos personales puedan verse comprometidos. Usar un buen proveedor de correos, como puede ser el propio Gmail, unido a unas buenas prácticas, va a ayudarte en gran medida.

¡Sé el primero en comentar!