Por qué llega tanto Spam al correo y cómo evitarlo

Por qué llega tanto Spam al correo y cómo evitarlo

Javier Jiménez

El Spam o correo basura es sin duda uno de los principales problemas a la hora de utilizar el correo electrónico. Puede llegar a ser desesperante ver cómo cada día la bandeja de entrada se inunda de estos e-mails que no queremos. Ahora bien, ¿por qué ocurre esto? ¿Por qué a veces la bandeja del correo se puede llenar más de Spam? Vamos a explicar los principales motivos para ello y también daremos algunos consejos para evitar que esto ocurra.

El correo electrónico es uno de los medios de comunicación más utilizados a nivel mundial, tanto a nivel personal como empresarial, de hecho, según algunos estudios, se envían cientos de millones de correos electrónicos no deseados. Según estos mismos estudios, también podemos saber que más del 90% del malware que infecta los equipos de los usuarios a nivel mundial, es recibido mediante correos electrónicos, por lo que hablamos de cifras increíblemente elevadas, ya que lo que indica es que más de la mitad de los correos electrónicos a nivel mundial son de spam.

 

Spam vs Phishing: dos peligros para el e-mail

Tanto el Spam como el Phishing son dos términos que aparecen constantemente cuando hablamos de correo electrónico. Están muy presentes y eso hace que nuestra seguridad esté en peligro, lógicamente.

 

Qué es el Spam

Si comenzamos a explicar qué es el Spam para mostrar posteriormente en qué se diferencia del Phishing, podemos decir que es el correo basura que recibimos en nuestra bandeja de entrada.

De primeras podemos decir que no siempre es peligroso. El correo basura puede ser simplemente publicidad molesta que inunda nuestra bandeja. Pero sí, también puede tornarse en un peligro importante para nuestra seguridad.

El Spam puede ser correos electrónicos que recibimos con la intención de recopilar datos personales. Ya sabemos que la información de los usuarios tiene un gran valor en la red. Puede ser utilizado para incluirnos en listas de envío publicitario orientado, suplantar nuestra identidad en redes sociales o incluso venderlo a terceros.

Direcciones IP hexadecimales para colar Spam

¿Cómo podría ser peligroso el Spam? Por ejemplo, si formamos parte de una campaña en la que el objetivo es recopilar información. Pueden solicitarnos datos a través de una respuesta que damos por e-mail. También incluso esos mensajes contener malware, enlaces maliciosos a páginas inseguras o archivos que busquen atacar nuestros equipos.

Por tanto, podemos decir que el Spam es una amenaza real para la seguridad informática. Debemos cuidar siempre este tipo de correos y no abrir archivos adjuntos que sean inseguros.

 

Qué es el Phishing

Por otra parte, tenemos el Phishing. Aunque también son correos maliciosos como el Spam, lo cierto es que se diferencian. En este caso no suele ser publicidad o correos basura, sino todo lo contrario: intentan parecer e-mails legítimos, donde nos muestran algún tipo de información relevante.

El objetivo del Phishing es robar nuestras credenciales y contraseñas. Por ello suplantan la identidad de servicios y plataformas legítimos. ¿Qué hacen para lograrlo? Generalmente utilizan el miedo, el tiempo o la necesidad de los usuarios.

Por ejemplo, pueden decir que nuestra cuenta ha sido robada, que tenemos intrusos y que por tanto necesitamos cambiar la contraseña cuanto antes. Lógicamente a la hora de introducir los datos a través del link que ofrecen estamos enviando esa información a un servidor controlado por los atacantes.

También podrían hacerse pasar por una empresa que tenemos contratada para tener conexión a Internet, una tienda en la que solemos comprar, etc. Nos pueden indicar que ha habido algún problema de algún tipo y que debemos iniciar sesión para corregirlo, por ejemplo. Incluso solicitar nuestros datos y claves haciéndose pasar por un banco.

Por tanto, el Phishing es una amenaza muy importante que podemos sufrir en Internet. Es algo que ha crecido mucho en los últimos años y necesitamos mantener siempre el sentido común para no cometer errores.

En definitiva, el Spam y el Phishing son dos términos muy presentes en Internet y que podrían poner en riesgo nuestra seguridad. Cada uno de ellos utiliza estrategias diferentes, pero en ambos casos debemos tener mucho cuidado.

 

Qué provoca que llegue Spam al correo

Tener correos basura en la bandeja de entrada no es algo extraño. Sin embargo, cuando esa cifra aumenta considerablemente sí que deberíamos preocuparnos. Tendríamos que pensar qué ha podido pasar para recibir constantemente tantos e-mails de Spam que nos molesta cada día y que puede incluso llegar a poner en riesgo la seguridad.

Más allá de si es peligroso o no el Spam, lo cierto es que va a perjudicarnos cuando la bandeja de entrada se llena. Hay varios motivos por los que vamos a tener problemas:

  • Nos hace perder tiempo
  • Genera una menor productividad en una empresa
  • Estrés y cansancio al tener que eliminar constantemente correos
  • Puede hacer que pasemos por alto un correo importante
 

Hacer pública la dirección

Una opción por la que llega tanto Spam a la bandeja de entrada es por hacer pública la dirección de e-mail. Esto ocurre, por ejemplo, a la hora de enviar un mensaje en un foro de Internet. Puede que dejemos allí escrita la dirección y eso es un problema, ya que cualquiera podría verlo. Esto incluye también a bots que pueden rastrear la red para registrar correos.

Algo similar ocurre cuando ponemos un comentario en una página web o dar demasiada información en redes sociales. En estos casos también puede que nuestra dirección termine en malas manos y eso va a suponer un problema de cara a la privacidad. Van a empezar a inundar la bandeja de entrada con correo basura.

 

Registrarte en sitios inseguros

Por supuesto, los sitios donde te registres van a ser también una vía de entrada de los correos basura. Si creas una cuenta en una página que no es fiable, que puede usar tus datos para fines publicitarios, entonces tu bandeja de entrada podría inundarse de Spam y suponer un problema real.

Lo mismo podemos decir que una aplicación que instales y que solicite tus datos, por ejemplo. En estos casos también podría estar metiéndote en una lista o campañas de Spam y tu dirección de e-mail podría verse perjudicada.

 

Aceptar promociones

También puedes terminar en una lista de Spam por haber aceptado ciertas condiciones al instalar algún programa o promociones por redes sociales, por ejemplo. Incluso al registrarte en una red Wi-Fi pública podrías estar aceptando que tus datos sean utilizados para fines publicitarios, aunque no lo sepas.

Esto es un problema común, ya que son muchas las ocasiones en las que aceptamos términos sin realmente leerlos a fondo. En muchos casos puede que estemos aceptando recibir publicidad a través del e-mail.

 

Usar un proveedor con mal filtro

Otra cuestión a tener en cuenta es el tipo de correo que utilizas. La mayoría va a contar con un filtro para detectar correos basura y que supongan un problema. Automáticamente los va a enviar al a bandeja de Spam. Ahora bien, puede que estés usando un proveedor que no tenga buen filtro y ese sea el motivo.

Si utilizas un proveedor de e-mail que no es de garantías, que no cuenta con una buena configuración anti Spam, podrías ver que se inunda la bandeja de entrada sin que hagas nada. No derivaría el correo basura.

En definitiva, como ves hay diferentes causas por las que puede llenarse tu bandeja de entrada de Spam. Sea cual sea el motivo, siempre debes marcar esos correos como e-mails basura y que no lleguen a la bandeja principal.

 

Navegar por redes y sitios no seguros

Por supuesto siempre hay que cuidar las redes a las que nos conectamos. Hay que evitar, por ejemplo, redes inalámbricas que pueden ser utilizadas por intrusos para lanzar sus ataques. También los sitios a los que nos conectamos y que podrían contener malware. Es esencial que cuidemos todos estos detalles.

Al igual que navegar por una página web que no es segura puede provocar que comience a llegar spam. Por esto mismo, lo ideal en todo momento si se quiere evitar esta situación es que se navegue tanto por redes como sitios web que sean seguros.

 

Cómo evitar el correo basura

Después de explicar las principales causas por las que llega el Spam, vamos a dar algunos consejos para evitar el correo basura. Algunos pasos que puedes dar para proteger tu dirección de e-mail y reducir esos molestos correos que no aportan nada y que incluso pueden llegar a ser un problema.

 

Usar varias cuentas

Una opción que puedes tener en cuenta es la de utilizar diferentes cuentas de correo. De esta forma reducirás el riesgo de que te llegue correo basura e inundar la bandeja de entrada. Puedes tener cada una de ellas para una función bien delimitada y acotar así sus funciones y no exponerlas más de lo necesario.

Por ejemplo, podrías crear diferentes cuentas para estos fines:

  • e-mail para el trabajo: de esta forma separas tu vida laboral de la personal y evitas que se llene la bandeja de correos basura.
  • Correo personal o privado: es el e-mail que vas a utilizar para tu vida personal, para recibir y enviar correos con amigos, familiares, empresas, etc. Aquí puedes incluir compras que hagas en la red, foros fiables, etc.
  • e-mail para asuntos menos fiables: una tercera opción sería crear un correo para todo aquello que no sea fiable. Por ejemplo, registrarte en una página web en la que no confías, usar un programa que no sea seguro, etc. Así evitarás afectar a la cuenta personal.
 

Utiliza filtros

Para garantizar una bandeja de entrada libre de correos no deseados, es importante utilizar estrategias y herramientas que te ayuden a filtrar el correo SPAM. En primer lugar, es fundamental utilizar las funciones de filtrado SPAM que proporciona tu servicio de correo electrónico. Configurar filtros automáticos para mover correos sospechosos a la carpeta de SPAM es un paso esencial para mantener tu bandeja de entrada limpia de estos correos indeseados. Estos filtros suelen analizar diferentes aspectos del correo, como el remitente, el contenido y la estructura, para identificar patrones comunes asociados con el SPAM.

Además, la configuración de filtros personalizados en tu correo, añade una capa más de protección. Al bloquear direcciones específicas o palabras clave conocidas por estar asociadas a correos no deseados, puedes personalizar aún más el proceso de filtrado según tus necesidades y preferencias. Esta personalización te permite ajustar más la detección y bloqueo de SPAM de acuerdo con las características específicas de los mensajes no deseados que recibes.

Algunos proveedores ofrecen algoritmos más sofisticados y actualizados para identificar y filtrar correos no deseados de manera más precisa. Estos servicios suelen utilizar técnicas de aprendizaje automático y análisis de comportamiento para adaptarse a las nuevas formas de SPAM, mejorando continuamente su capacidad para distinguir entre mensajes legítimos y no deseados.

Aunque no todos los proveedores de correo electrónico utilizan o disponen de estas herramientas para detectar correo no deseado, actualmente la gran mayoría te permite utilizar estas herramientas para detectar el SPAM y mantener tu bandeja de entrada libre de correos no deseados. Comprueba las funciones de tu aplicación de correos y ejecuta los filtros para evitar que tu bandeja de entrada se llene de correos molestos que impiden ver los realmente importantes.

 

Cuidar tu información personal

Por supuesto, algo imprescindible va a ser cuidar tu información personal. Debes evitar exponer la cuenta de correo más de lo necesario. Por ejemplo, no hacer pública la dirección en foros abiertos o páginas web que puedan leer cualquiera y luego incluirte en una campaña de Spam sin tu permiso.

Esto también incluye a las redes sociales y el uso que vas a darle. No debes exponer tus cuentas, ni información de forma pública. Esto permitiría que cualquiera pudiera ver qué has puesto en Facebook, por ejemplo, y eso incluye la dirección de correo electrónico.

 

Nunca respondas a correos filtrados como no deseados

Una de las maneras de atraparnos que utilizan los estafadores, es el hecho de bombardearnos con spam continuamente y con diferentes tipos de mensajes, esto lo hacen con la intención de hacernos sentir la necesidad de responder alguno de estos mensajes para decirle que deje de enviarnos correos o alguna otra cosa.

Esto es un error bastante común que comete mucha gente, ya que, al responder, estamos confirmando al individuo que nos está enviando el spam que somos propensos a caer en su juego. Podría ser una razón para que causemos el efecto contrario y en lugar de detenerse, de hecho, intensifiquen los envíos de correos de este tipo.

 

Date de baja de las listas de correos

Otra de las mejores formas en las que podemos reducir los correos de spam que llegan a nuestra bandeja de entrada es darnos de baja de los correos electrónicos que nos van llegando, sobre todo los que se refieren a marketing. En gran parte, dentro de los mismos correos que nos envían, existe un botón para darnos de baja de esa suscripción y que ese tipo de correos de esa empresa en particular deje de llegarnos.

Normalmente, este botón se encuentra al final, abajo de todo de los correos que recibimos, y probablemente en un tamaño de letra bastante diminuto, ya que por supuesto, aunque esté allí, quieren que sea lo menos visible que se pueda para evitar que la gente lo vea rápidamente.

 

Evitar registrarte en sitios dudosos

Siempre que vayas a registrarte en una página web o cualquier plataforma online, debes asegurarte de que es realmente fiable. De lo contrario, tus datos personales podrían estar en peligro y eso incluye también la dirección de e-mail. Podrías empezar a recibir correo basura por este motivo.

Si vas a registrarte en algún sitio y no sabes si es fiable o no, siempre puedes utilizar alguna alternativa a tu e-mail principal. Por ejemplo, puedes tener una dirección para estos casos o incluso usar una cuenta de correo desechable, que caduque pasado un tiempo y una vez ya te has registrado.

 

Mantener una buena protección

Otra cuestión a tener siempre en cuenta es mantener la seguridad de los sistemas. El Spam puede llegar también debido a una vulnerabilidad en tu equipo que ha expuesto tu información personal. Para evitarlo es necesario tomar medidas de cara a mejorar la protección.

Algo fundamental es tener un buen antivirus. Esto evitará la entrada de virus y amenazas de seguridad. Por ejemplo, el propio Windows Defender es una buena opción. No obstante, hay muchas alternativas disponibles tanto gratuitas como de pago. Avast o Bitdefender son otras opciones también interesantes.

Pero más allá de tener programas de seguridad, algo imprescindible es actualizar el equipo. Esto te aportará una mayor protección y podrás corregir vulnerabilidades que puedan aparecer. En el caso de Windows, para actualizarlo tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y vas a Windows Update. Allí te aparecerán nuevas versiones, en caso de que las hubiera.

Actualizar Windows 11

 

Mejores correos frente al spam

Es muy complicado determinar cuál es el servicio que mejor actúa frente al spam. Esto ocurre porque no hay un sistema fijo, y cada uno de ellos se basa en sus propios criterios para ello. En cambio, sí podemos indicar algunos correos electrónicos, que tienen una buena reputación a la hora de luchar contra el spam. Entre los más destacados podemos encontrar:

  • Gmail: Es uno de los fijos en el listado, ya que es uno de los mejores en la detección y filtrado de spam. Este da uso de técnicas avanzadas de aprendizaje automático, que utiliza para establecer patrones y detectar estos correos sospechosos. Según dice Google, su sistema de bloqueo consigue filtrar un 99,9% del spam. Por lo cual es bastante eficaz.
  • Outlook: También cuenta con un sistema antispam muy robusto. Para ello aplica soluciones como las listas negras y otros filtros, combinadas con técnicas heurísticas y el aprendizaje automático. Mejorando considerablemente la precisión de su filtrado. A mayores, integra algunas características de seguridad de Microsoft, como puede ser la protección avanzada de Office 365.
  • Yahoo: Este servicio de correo ha realizado mejoras muy importantes en sus sistemas de filtrado de spam. A pesar de que se ha enfrentado a muchas críticas últimamente, las versiones más recientes de este servicio han sido muy elogiadas por sus capacidades de filtrado.
  • Proton Mail: Estamos ante un servicio de correo que está basado en la privacidad, y la seguridad. A pesar de que es más conocido por su cifrado de extremo a extremo, también cuenta con sistemas de filtrados muy efectivos para el correo spam.
  • FastMail: Es uno de los servicios más desconocidos, pero además de ofrecer funciones muy centradas en la privacidad, también cuenta con un muy buen filtro para el correo spam que entra en nuestras bandejas.

Tanto Gmail como Outlook suelen ser elogiados por su capacidad para filtrar spam, pero la «mejor» solución puede depender de las necesidades individuales, el uso y las preferencias personales. Por lo cual, siempre tendremos que ver cuál es el servicio que mejor se adapta a nuestras necesidades.

 

¿Es posible eliminar todo el spam?

La respuesta ante esto, es que prácticamente es imposible librarse del correo spam del todo. El correo no deseado, o spam, es muy común para todo el mundo en los tiempos en los que vivimos. Los spamers, utilizan muchas técnicas y muy diversas, para poder recopilar direcciones de correo y así poder enviar todos esos mensajes a muchos usuarios al mismo tiempo. A pesar de que existen medidas que pueden reducir la cantidad de spam de forma considerable, ninguna no puede garantizar que no vamos a recibir más spam. Sin ir más lejos, podemos utilizar los filtros de los clientes de correo como Outlook o Gmail. O incluso utilizar bloqueos de palabras clave o direcciones sospechosas. Pero nada de esto evitará totalmente que nos pueda llegar alguno de estos correos.

Es importante recalcar, que una de las principales razones por las cuales llega spam, es por utilizar la cuenta de correo en muchos lugares diferentes. Por lo cual, una medida que podemos llevar a cabo para reducir la cantidad de spam, es no compartir nuestra dirección, así como así. Los spammers utilizan bots para escanear las páginas web, y así encontrar las direcciones de correo electrónico siempre y cuando las tengan públicas. Por lo cual, les resulta sencillo agregarlas a sus listas de difusión.

Otra de las medidas anti spam, es no escribir nuestra dirección de correo en boletines de noticias y otros servicios en Internet. Por otro lado, debemos estar al tanto de la letra pequeña en las políticas de privacidad, desmarcando las casillas en las que indiquen que pueden utilizar nuestra dirección de correo para recibir correos, o formar parte de promociones de terceros. Por lo cual, a pesar de que existen muchas medidas antispam, siempre tendremos cierta cantidad de este que nos va a llegar. Lo mejor que podemos hacer, es ser muy cuidadosos con nuestras cuentas de correo electrónico

En definitiva, si te preguntas por qué llega tanto Spam a tu bandeja, como has podido ver hay diferentes motivos por los que puede ocurrir. Es importante que siempre sigas ciertas recomendaciones para reducir al máximo el Spam y poder disfrutar del correo electrónico sin problemas, sin que tus datos personales puedan verse comprometidos. Usar un buen proveedor de correos, como puede ser el propio Gmail, unido a unas buenas prácticas, va a ayudarte en gran medida.

¡Sé el primero en comentar!