Cómo puedo saber si un NAS es compatible con Plex

Escrito por Adrián Crespo
NAS

Almacenar archivos. Sí, pero esa es solo una de las funciones que pueden realizar estos dispositivos. Permiten automatizar copias de seguridad y crear tu propia nube. Sin embargo, unas funciones que cada vez están más presentes y que es una por las que los usuarios adquieren los NAS son las relacionadas con el apartado multimedia. Por este motivo, en este artículo os vamos a contar todo lo relacionado con la transcodificación y cómo se puede saber si un NAS es compatible con Plex.

Para los que seguís a menudo los contenidos que publicamos en el portal sabéis que tenemos una sección dedicada a dispositivos NAS. Entre los fabricantes analizados, encontraréis análisis de equipos de QNAP, Synology, Thecus, ASUSTOR, WD o D-Link, entre otros.

Por suerte para los usuarios, existen muchas alternativas que permiten escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades, tanto funcionalmente como económicamente. Muchos quieren hacer uso de Plex, y para eso es necesario saber si el procesador es compatible con la transcodificación de vídeo. Pero esto no es solo lo más importante. Además de conocer su compatibilidad, el usuario deberá mirar si el proceso funciona de forma correcta con elevadas tasas de datos (es decir, el conocido como bitrate).

¿Qué es la transcodificación?

Pero, antes de nada, vamos a aclarar todo lo relacionado con este término. La transcodificación de vídeo se trata de un proceso que podríamos considerar en tiempo real y que permite convertir vídeo de un formato a otro. La finalidad no es otra que adaptar el formato al compatible con el reproductor multimedia. Tal y como hemos dicho antes, que un NAS sea compatible con esta función no quiere decir que funcione de forma correcta para todas las tasas de datos. Por ejemplo, el resultado puede ser bueno en resoluciones de 720p con una determinada tasa no muy elevada y mala con la misma resolución y utilizando tasas de datos mayores.

Podríamos decir que existen dos tipos de transcodificación en función de la calidad del resultado final: con pérdida y sin pérdida. En la primera de ellas, el contenido visualizado posee una calidad inferior a la del original. En la segunda, el resultado obtenido posee la misma calidad que el contenido original. Como consecuencia, la segunda implica un mayor uso de recursos hardware, tanto de memoria RAM como de procesador.

Procesadores y transcodificación

Después de muchos análisis, disponemos de cierta experiencia para catalogar o relacionar estos aspectos entre sí.

Podemos decir que existen tres tipos de procesadores en función de si son compatibles o no con la transcodificación de vídeo:

  • Procesadores Intel: La mayoría de ellos compatibles con las transcodificación de vídeo y sin problemas.
  • Procesadores ARM: Compatibles con la transcodificación de vídeo, pero pueden existir limitaciones con algunas tasas de datos.
  • Procesadores ARM low-cost: Son aquellos que no son compatibles con esta función por las bajas especificaciones. Estos procesadores se suelen equipar sobre todo en las gamas de entrada de los fabricantes.

Cómo puedo saber si mi NAS es compatible con la transcodificación y funciona con Plex

Para saber si nuestro dispositivo o el que tenemos en mente adquirir es compatible con Plex y la transcodificación de vídeo solo tenemos que acceder a una página. Para ser más precisos, se trata de un documento compartido por el equipo de desarrollo de Plex, donde podemos disfrutar de información actualizada con bastante frecuencia.

Consultar compatibilidad de equipos NAS con este software multimedia

Tal y como hemos visto anteriormente, si queremos que esto sea así, debemos olvidarnos de la gama de entrada y optar por modelos que hagan uso de procesadores Intel, hardware con el se obtiene los mejores resultados.