¿Instalas aplicaciones para ahorrar batería en Android? Esta te puede haber salido cara

Escrito por Javier Jiménez

Existen muchas amenazas que pueden afectar a los diferentes sistemas operativos. Cuando hablamos de Android nos referimos a uno de los más utilizados en el mundo y líder en dispositivos móviles. Esto hace que los ciberdelincuentes pongan aquí sus miras. Es la opción ideal para atacar a más víctimas. Hoy nos hacemos eco de un informe que han sacado en RiskIQ en relación a aplicaciones de ahorro de batería y de memoria para Android pero que realmente son fraudulentos.

Programas para ahorrar batería fraudulentos

Existen miles de sitios fraudulentos en la red. Tienen como objetivo engañar a la víctima, hacerse pasar por páginas legítimas. Pero realmente contienen algún tipo de malware que compromete el buen funcionamiento de los sistemas. En muchas ocasiones se disfrazan de alguna herramienta de utilidad. Algo que puede interesar a los usuarios y que puedan instalarlo.

Si hay algo que preocupa a los usuarios móviles es la batería. De ello no hay dudas. Pasan los años y la tecnología avanza, pero uno de los aspectos que más preocupan a los clientes es la autonomía. Hay aplicaciones que, de una manera u otra, mejor o peor, sirven para ahorrar batería, ahorrar recursos. No todos ellos son legítimos y en ocasiones acaban por infectar el dispositivo de la víctima.

Según informan desde RiskIQ es un problema bastante presente en los terminales móviles. De hecho se calculan por decenas de miles los afectados. Estas páginas que aparecen mientras el usuario navega, lleva a un archivo de descarga donde bajan la aplicación. La promesa es ahorrar batería y también en ocasiones ahorrar espacio.

El problema es que sí realizan su función. Estas aplicaciones que prometen ahorrar batería, actúan correctamente. Pero, además de servir para esta función, también introducen algún tipo de malware en el dispositivo. Archivos maliciosos que se encargan de robar información personal, recopilar el IMEI del móvil, etc. Incluso pueden obtener permisos para enviar SMS, emparejar Bluetooth o tener un acceso completo a la red.

Las formas en las que aparece pueden ser muy variada. En RisIQ han puesto algunos ejemplos. Generalmente aparecen a través de un mensaje de alerta, donde nos indican que nuestra batería está dañada, que se está acabando o que necesitamos vaciar la memoria para seguir trabajando. Si la víctima, de manera inconsciente o no, acepta e instala la aplicación, es cuando llegan los verdaderos problemas.

Aplicaciones fraudulentas para ahorrar batería

Cómo evitar ser víctima de estas aplicaciones fraudulentas

Lo principal de todo, el aspecto más importante a tener en cuenta, es que debemos de descargar las aplicaciones desde páginas y sitios oficiales. Esto significa que debemos descargar los programas de tiendas como Google Play. De esta manera tendremos mayor seguridad de que se trata de algo legítimo. También es conveniente consultar los comentarios y valoraciones de otros usuarios, así como el número de descargas.

Además, un consejo también básico es contar con programas y herramientas de seguridad. Para Android hay muchas opciones, tanto de pago como gratuitas. Este es el principal escudo para defendernos de posibles ataques de malware.

Hay que tener cuidado también de los links fraudulentos que nos lleguen a través de redes sociales o correo electrónico. En ocasiones pueden contener algún archivo malicioso que infecte nuestro equipo y sea la puerta de entrada a este tipo de amenazas de las que hablamos.

Por último, en caso de haber instalado algún programa para ahorrar batería o vaciar la memoria del móvil y notamos algo raro, lo primero que tenemos que hacer es desinstalarlo. Posteriormente pasar un buen antivirus y asegurarnos de que no quedan restos.

Fuente > RiskIQ