Cómo evitar y protegernos de los falsos mensajes de sistema de Android

Escrito por Javier Jiménez

Android es el sistema operativo para dispositivos móviles más utilizado. Es por ello que cualquier problema de seguridad puede llegar a afectar a muchos usuarios en todo el mundo. Hoy vamos a hablar de los falsos mensajes emergentes. No son una novedad y tampoco es algo exclusivo de este sistema operativo. Sin embargo en los últimos tiempos ha aumentado el número de ataques de este tipo. Los ciberdelincuentes lo utilizan para enviar malware a los sistemas. Un problema con el que hay que tener cuidado y evitarlos.

Falsos mensajes de sistema en Android

Este tipo de ataques, además de aumentar en número como hemos mencionado, también ha mejorado en la forma de llegar. Los atacantes buscan métodos más perfeccionados para llegar a la víctima. Envían falsos mensajes emergentes.

Cuando este tipo de malware llega al dispositivo, su función es buscar información del dispositivo. Cosas como el nombre del aparato, por ejemplo. Posteriormente despliega estos mensajes emergentes falsos que buscan la atención de la víctima. Intentan hacer creer que nuestro dispositivo está en peligro, que hay algún problema con la batería, por ejemplo.

Esta ventana emergente muestra un mensaje donde se insta al usuario a descargar un supuesto programa que solucione el mal. La otra opción es la de cancelar, aunque si pulsamos igualmente nos lleva a Google Play.

La aplicación que nos hace descargar viene cargada de multitud de permisos que debemos aceptar. Algunos como leer los SMS o tener total acceso a nuestra red. Algo que, lógicamente, no queremos. Si aceptamos todo esto, la aplicación tendría un control para enviar datos. Además agrega un montón de adware para monetizar a través de nuestro teléfono.

Aumentar la seguridad en Android y protegernos de los mensajes falsos emergentes

Cómo evitar ser víctima

Lo más importante es tener sentido común y no hacer caso de estos mensajes emergentes que puedan aparecernos. Cerrar la página siempre que sea posible. En caso de que sea tarde y hayamos dado clic, nunca instalar la aplicación que nos ofrece. Pero lo importante es no interactuar de ninguna manera con estas ventanas emergentes.

Antes de presionar ningún botón o hacer nada, también conviene leer lo que nos muestra. Es una manera también de encontrar el posible origen que causa que aparezca ese mensaje.

Muy importante es el hecho de verificar las aplicaciones que instalamos. Siempre hay que hacerlo de páginas y sitios oficiales. Por ejemplo en Android, como es el caso del que hablamos en este artículo, debemos hacerlo de Google Play. Es la manera de asegurarnos de que las aplicaciones sean legítimas y que no estén modificadas de alguna manera.

Además hay que mirar posibles comentarios, puntuaciones y número de descargas. Desconfiar siempre de algunos programas con mala puntuación o muy pocas descargas. No todo lo que hay en esta tienda oficial es legítimo, ya que puede haberse colado alguna aplicación malintencionada.

Es conveniente también contar con programas y herramientas de seguridad. En el caso de Android hay muchas opciones para proteger nuestros dispositivos. De esta manera podremos hacer frente a posibles amenazas que pongan en riesgo el buen funcionamiento.

Como hemos mencionado al principio del artículo, los ciberdelincuentes perfeccionan sus técnicas de ataque. Esto también se traduce en algunos programas que realizan su función, pero trae otras características añadidas que pueden perjudicarnos. Por ello, aunque tengamos un programa que parezca legítimo, hay que observar si a raíz de su instalación no aparecen más mensajes emergentes falsos. Pueden utilizar este tipo de programas para introducir malware.

Fuente > Make Teach Easier