Windows 7 vuelve a recopilar datos de los usuarios con su última actualización KB2952664

Si algo no gusto a los usuarios cuando Microsoft lanzó Windows 10 fue la gran cantidad de datos que el sistema operativo recopilaba sobre ellos mientras lo utilizaban. Esto hizo que muchos usuarios siguieran utilizando Windows 7 defendiendo que esa versión del sistema operativo no era tan intrusiva con la privacidad de los usuarios. Sin embargo, Microsoft no perdió la oportunidad de recopilar datos de los usuarios de Windows 7, y en varias ocasiones ya ha llevado la telemetría a este sistema operativo, telemetría que, ahora, vuelve a aparecer de nuevo con las últimas actualizaciones de Windows Update.

Microsoft ya lanzó hace algún tiempo el parche KB2952664 para Windows 7 (y KB2976978 para Windows 8.1), actualización marcada como «opcional» que los usuarios debían instalar manualmente en sus ordenadores, actualización que desde su lanzamiento se sabía que su principal finalidad era habilitar las funciones de telemetría en los ordenadores.

Ahora, estas actualizaciones han vuelto a los sistemas operativo de Microsoft, aunque con la diferencia de que, en esta ocasión, los parches han sido marcados como «críticos», lo cual quiere decir que se instalarán automáticamente, y sin interacción con el usuario, tan pronto lleguen a través de Windows Update, habilitando la telemetría para todos los usuarios.

Actualización KB2952664 Windows 7

Según Microsoft, estas actualizaciones son críticas para poder seguir manteniendo Windows 7 al día y que siga recibiendo actualizaciones sin ningún problema diagnosticando el sistema y evaluando su estado. Eso sí, esta actualización no incluye nada relacionado con «Get Windows 10», ni intentará instalar la nueva versión de Windows sin permiso, simplemente habilita el Windows Customer Experience Improvement Program para poder analizar y mejorar la experiencia de uso del sistema operativo, asegura la compañía.

Cómo detectar si KB2952664 está instalado en Windows 7 y cómo eliminar estas actualizaciones

Los usuarios siguen siendo muy reacios a que Microsoft recopile datos de uso mientras utilizan Windows 7 (para eso actualizarían muchos directamente a Windows 10). Por ello, si no queremos tener esta actualización instalada en nuestro ordenador, lo que debemos hacer es eliminarla del equipo. Para ello, abriremos una ventana de CMD en Windows 7 y ejecutaremos los siguientes comandos:

  • powershell
  • get-hotfix -id KB2952664
  • get-hotfix -id KB2976978 (para Windows 8.1)

En caso de que alguna de las dos actualizaciones nos devuelva un código de identificación significa que estará instalada en el equipo. Para desinstalarla, aprovechando la misma ventana de CMD, ejecutaremos los siguientes comandos:

  • wusa /uninstall /kb:2952664
  • wusa /uninstall /kb:2976978 (para Windows 8.1)

Antes no había problema ya que, al no ser actualizaciones críticas, estas no se volvían a instalar automáticamente en el ordenador. Sin embargo, como ahora llegan como actualizaciones críticas vamos a tener que estar mucho más atentos y controlar mejor los parches que se descargan e instalan en el equipo para evitar que la telemetría vuelva a Windows 10.

¿Qué opinas del regreso de la telemetría a Windows 7 y Windows 8.1?