Consejos para aprovechar mejor tu Raspberry Pi y que funcione más rápido

Escrito por Javier Jiménez

Raspberry Pi se ha convertido en un dispositivo muy interesante para muchos usuarios. Ofrece una gran variedad de posibilidades y hay numerosos proyectos. Sin embargo, como ocurre en cualquier otro equipo, no siempre funciona todo lo bien que quisiéramos. En este artículo vamos a dar algunos consejos para que nuestra Raspberry Pi funcione más rápido. Algunos trucos para aprovechar más esta herramienta.

Cómo hacer que una Raspberry Pi funcione más rápida

Instalar una distribución ligera

Esta es quizás una de las recomendaciones más importantes. Cuando tenemos un dispositivo con unos recursos limitados, lo ideal es utilizar una distribución que consuma lo mínimo posible. Es lo que podemos hacer para nuestra Raspberry Pi y que funcione de manera más fluida.

Por tanto, si notamos que el equipo no funciona correctamente, que se ralentiza, quizás pueda bastar con instalar una distribución más ligera. De esta manera lograremos que funcione todo más fluido, más rápido.

El objetivo es claro: utilizar una distribución menos pesada y que consuma menos recursos.

Deshabilitar JavaScript

Lo normal es que utilicemos navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox, que son los más utilizados. Podemos configurarlo de tal forma que consuman menos recursos. Por ejemplo mediante el uso que le demos. Mientras más pestañas tengamos abiertas, más consumirá. Por tanto conviene controlar esto.

Pero también puede ser interesante deshabilitar JavaScript. Eso sí, hay que tener en cuenta que algunas páginas no se verán correctamente. Depende del navegador, pero en general hay que acceder a Configuración, ir a Avanzado, Privacidad y seguridad y deshabilitar JavaScript.

Podemos agregar excepciones para cuando naveguemos por algún sitio específico que lo necesite. De esta manera ahorraremos recursos y haremos que funcione mejor.

Cuidado con la calidad de la tarjeta microSD

Esto es un aspecto fundamental y que puede hacer que nuestra Raspberry Pi funcione más rápida. La velocidad de la tarjeta es importante. Como sabemos, existen diferentes clases. Debemos asegurarnos de contar con una tarjeta de clase 10, de una marca competente. De esta manera nos garantizamos una transferencia de datos y de escritura de al menos 10 MB por segundo.

Raspberry Pi más rápido

Fuente de alimentación fiable

Debemos de asegurarnos de utilizar una fuente de alimentación buena. Tiene que contar con un conector micro-USB con una capacidad de 2.5 A. Utilizar el cargador de un móvil, por ejemplo, puede no ser lo más fiable. Esto puede provocar un mal funcionamiento.

Hay que asegurar, por tanto, que la energía es la adecuada. Mínimo una fuente de alimentación 5 V y 2.5 A.

Eliminar restos de software preinstalado

En muchas ocasiones los equipos vienen con programas que no necesitamos. Puede que los desinstalemos, pero siempre quedará algo de rastro. Por tanto puede ser conveniente eliminar todo rastro de software preinstalado que no queramos utilizar.

Con esto podremos ahorrar espacio. Esto hará que la memoria esté más liberada y el dispositivo pueda funcionar más fluido.

Arrancar desde un USB o disco duro

Lo normal es que arranquemos nuestra Raspberry Pi mediante una tarjeta microSD. Es útil, pero no lo mejor si queremos velocidad. Podemos configurarlo para utilizar como disco una memoria USB o un disco duro. De esta manera ganaremos velocidad.

Hay que mencionar que la memoria microSD es necesaria para la secuencia de inicio, pero todo lo demás puede pasarse a otro disco.

Mantener el sistema operativo limpio y seguro

También es muy importante tener el equipo libre de malware. Es conveniente tener sentido común y evitar que nos afecten virus o cualquier variedad de malware. Para ello también hay que mantenerlo lo más limpio posible, intentando no sobrecargarlo con programas y archivos innecesarios.

En definitiva, con estos consejos básicos podremos hacer que una Raspberry Pi funcione mejor.