Así es Solid, el nuevo Internet que presenta el creador de WWW para acabar con los problemas de privacidad

Escrito por Javier Jiménez

La privacidad y seguridad son aspectos fundamentales para los usuarios que diariamente navegan por Internet. Los datos forman parte muy importante de la red. Sin embargo hemos visto que no siempre están todo lo protegidos que nos gustaría a los internautas. Hemos visto escándalos como el de Cambridge Analytica, por ejemplo. Esto ha puesto en alerta a muchos sectores que buscan un cambio de rumbo. Es ahí como surge Solid. Se trata de un nuevo proyecto liderado por Tim Berners-Lee para crear un nuevo Internet con el que evitar este tipo de escándalos de filtración de datos.

Solid, el nuevo Internet que protegerá los datos de los usuarios

Tim Berners-Lee fue el fundador de lo que conocemos como WWW (World Wide Web). Ahora presenta un proyecto de código abierto que tiene como objetivo descentralizar Internet. Busca quitarle el poder de grandes plataformas como Facebook o Google, con acceso a gran cantidad de nuestros datos.

Pretende de alguna manera cambiar Internet. Dar el primer paso hacia un sistema en el que todos nuestros datos (nombre, fotos, mensajes…) se guarden de manera cifrada en un contenedor llamado Solid POD. Estos almacenes de datos, contenedores o “pods”, los podemos guardar donde queramos. Cuando una aplicación requiera los datos de los usuarios, Solid se autentificará y dará acceso solamente a ese pod en concreto.

Como hemos indicado, en todos los datos personales guardados entran imágenes, vídeos, mensajes, historial de navegación… Básicamente cualquier rastro que dejemos en la red o que pueda identificarnos. Pequeños detalles que pueden ser aprovechados por redes sociales para el envío de publicidad, por ejemplo.

Mejora en la privacidad de Internet

Mayor control de los datos personales

Un POD podría estar en muchos lugares. Eso sí, siempre tendría que estar disponible en Internet. Lo podemos guardar en un servidor en la nube, un servidor controlado por nosotros, etc. Siempre en un lugar físico. Esto hace que nadie pueda acceder a ellos, salvo que tengan contacto con ese equipo.

En este sentido el tamaño también puede jugar un papel importante. Cada vez subimos a Internet más contenido multimedia. Imágenes y vídeos principalmente. Eso hace que necesitemos de un disco duro de gran tamaño. Esto sería necesario siempre y cuando quisiéramos guardar todos los datos de esta manera. Quizás muchos usuarios solamente quieran proteger sus datos personales y no los vídeos o fotos que suben a redes sociales, por ejemplo.

El objetivo es dar todo el control y poder al usuario. De esta manera el internauta es dueño de esos datos y los administra como quiere. Los usuarios tendrían un mayor poder sobre las aplicaciones que tienen acceso a dichos datos.

Tim explica que se trata de un proceso revolucionario y que cambiará la manera en la que nuestros datos están disponibles en Internet. Su misión es descentralizar la web. Además indica que en las próximas semanas los desarrolladores podrán utilizar las herramientas Inrupt, una nueva startup, para crear sus propias aplicaciones descentralizadas.

En definitiva, el creador de las páginas webs tal y como las conocemos ahora, pretende impulsar un nuevo sistema para proteger los datos de los usuarios. Un nuevo Internet, por llamarlo de alguna manera. ¿Qué os parece la idea?