Consejos para instalar extensiones y complementos en Chrome y Firefox sin comprometer el sistema

Escrito por Javier Jiménez

Las extensiones y complementos para el navegador son herramientas muy interesantes y útiles en muchos casos. Nos ofrecen la posibilidad de obtener diferentes funciones para aprovechar más los recursos a la hora de navegar. Están disponibles para los principales navegadores. Sin embargo hay que tener cuidado con este tipo de software ya que en ocasiones representan la entrada de amenazas que comprometan nuestros sistemas. En este artículo vamos a explicar cómo instalar extensiones y complementos de navegador de manera segura en Google Chrome y Mozilla Firefox.

Cómo instalar extensiones en el navegador de forma segura

Como sabemos, tanto Google Chrome como Mozilla Firefox son los navegadores más populares y utilizados. Es por ello que nos vamos a centrar en estas dos opciones para dar algunas recomendaciones para instalar extensiones de manera segura.

El primer y más importante consejo para utilizar extensiones de manera segura es descargarlas desde sitios oficiales. Hay que evitar obtenerlas de páginas de terceros o sitios que no inspiren confianza. El software ha podido ser modificado de manera maliciosa para comprometer nuestros equipos.

Por tanto es importante descargarlas tanto de la tienda oficial de Google Chrome como de Mozilla Firefox. De esta manera nos aseguramos de que estamos adquiriendo el producto original y no alguna modificación.

Observar bien las extensiones

También hay que observar bien aspectos relacionados con la extensión. Por ejemplo mirar la cantidad de puntos positivos, descargas o incluso los comentarios de otros usuarios. Hay que verificar también quién está detrás de ese complemento y ver el desarrollador. En caso de duda siempre podremos buscar información en Internet.

A veces hay extensiones que intentan hacerse pasar por las originales. Por ello conviene ver la valoración, número de descargas y otras cosas que nos den pistas sobre si se trata realmente de un fraude.

Por otra parte, es fundamental mantener nuestros navegadores actualizados. Lo mismo hay que aplicar al sistema operativo, así como a programas y herramientas de seguridad que tengamos. En ocasiones surgen vulnerabilidades que son aprovechadas por los ciberdelincuentes para infectar los equipos. Si mantenemos las últimas versiones y los parches correspondientes, podemos evitar este tipo de ataques.

Además, puede ser muy interesante contar con extensiones específicas de seguridad. Hay muchas y es una manera de poder escanear todo lo que ocurre en el navegador. No solamente podrían defendernos de complementos del navegador que sean peligrosos, sino también a la hora de entrar en páginas y navegar.

Una extensión puede ser hoy segura pero en un tiempo no serlo. Por tanto hay que observar siempre qué extensiones tenemos instaladas. Comprobar si ha habido un posible cambio de nombre o se ha actualizado con funciones distintas. Ha habido casos de extensiones que han modificado su utilidad.

Por último, nuestra recomendación es no abusar en exceso de la cantidad de extensiones activas. Ya sabemos que mientras más tengamos, mayores problemas podemos tener en nuestro navegar. Más ralentización y consumo de recursos que puedan llegar a afectar al buen funcionamiento del software. Puede ser interesante contar con una herramienta que se llama Extension Policy, que ayuda a tener un control.