Cómo ahorrar batería al utilizar redes inalámbricas en nuestros dispositivos

Escrito por Javier Jiménez

Hoy en día las conexiones inalámbricas forman parte muy importante de nuestro día a día. Hace unos años cuando nos conectábamos a Internet, prácticamente podíamos decir que se reducía a un ordenador conectado por cable al router. Pero eso ha cambiado. Principalmente debido al auge de los dispositivos móviles con conexión Wi-Fi. También otros aparatos como televisiones han hecho que sea indispensable contar con una buena conexión inalámbrica. Pero claro, esto también supone un gasto de energía. Lógicamente si tenemos una Tablet, móvil o un ordenador portátil conectado por Wi-Fi, la batería se acaba más rápidamente. En este artículo vamos a dar algunos consejos para ahorrar batería al conectarnos de forma inalámbrica.

Consejos para ahorrar batería al utilizar redes inalámbricas

Vamos a comenzar dando algunos consejos cuando nos conectemos a una red Wi-Fi con nuestro dispositivo móvil. Esto lo podemos aplicar tanto a teléfonos como a una Tablet, por ejemplo. No importa el sistema operativo que utilicemos, aunque vamos a centrarnos en Android especialmente ya que es el más utilizado por los usuarios.

Lo primero y más básico es desconectar los datos móviles cuando estemos conectados por Wi-Fi, o al revés. Es cierto que puede ser interesante tener ambos encendidos, ya que de esta manera obtendremos mejor conexión, evitamos posibles caídas, etc. Sin embargo, tener el Wi-Fi siempre activado significa que está buscando redes constantemente. Eso gasta energía.

Del mismo modo, cuando estemos conectados a una red inalámbrica, es conveniente desconectar los datos móviles. De esta manera también logramos ahorrar batería. A buen seguro, especialmente cuando estemos fuera, este tipo de pequeños detalles puede venir muy bien a los usuarios.

Otro consejo es elegir a qué banda conectarnos. Como sabemos, los routers y dispositivos modernos ofrecen la posibilidad de conectarnos a la banda de 2.4 GHz y a la de 5 GHz. En un artículo anterior hablamos de las diferencias entre 2.4 GHz y 5 GHz y cuándo conectarnos en cada caso. Respecto a lo que nos interesa, que es ahorrar batería, podemos decir que la de 2.4 GHz es más indicada para gastar menos. Lógicamente las prestaciones son inferiores, pero si lo que buscamos es que la batería del móvil dure algo más, es lo mejor.

Ahorrar batería al conectarnos por Wi-Fi en el móvil

Desactivar el Wi-Fi con la pantalla inactiva

Una opción que tenemos en nuestros dispositivos móviles es la de apagar el Wi-Fi cuando la pantalla no esté activa. Esto es interesante para ahorrar energía, aunque lógicamente dejaremos de recibir notificaciones, por ejemplo.

Es una opción para cuando tengamos poca batería y queremos ahorrar lo máximo posible. En Android podemos configurarlo fácilmente. Simplemente vamos a Ajustes, entramos en Conexiones (varía según el modelo), Wi-Fi y, una vez estemos dentro, debemos de ir a Opciones avanzadas. En mi caso necesito entrar en el menú desplegable y habilitar Ver más.

Dentro de este apartado veremos la opción Mantener Wi-Fi encendida con pantalla inactiva. Entramos y nos da la opción de que siempre esté conectado, sólo mientras cargamos o directamente que se apague cuando no esté activa la pantalla.

Controlar el uso de Internet

Respecto a un ordenador portátil, parte de lo que hemos mencionado puede aplicarse también. Un buen consejo también es desactivar las actualizaciones automáticas a través de redes Wi-Fi. No es buena idea conectarnos fuera de casa a una red, con poca batería, y que se ponga a actualizar el equipo.

También podemos hacer un uso inteligente de la navegación. Esto significa, por ejemplo, reproducir vídeos a una menor resolución. De esta manera hacemos un uso menos intensivo de la conexión.

Además, es importante observar las aplicaciones que están utilizando Internet en segundo plano. Es probable que alguna de ellas sea conveniente cerrarla y así optimizar más los recursos.