Proxmox VE 5.3 ya está disponible: Conoce los cambios en este software de virtualización

Escrito por Sergio De Luz
NAS

Proxmox VE es uno de los softwares más conocidos y utilizados para la virtualización de sistemas operativos. Gracias a este software, vamos a poder instalar en un determinado servidor múltiples sistemas operativos, y todo ello con un gran rendimiento. Debemos recordar que Proxmox VE está basado en el sistema operativo Debian Stretch. ¿Quieres conocer todas las novedades que tiene esta nueva versión Proxmox VE 5.3?

Principales Características de Proxmox VE 5.3

Esta última versión Proxmox VE 5.3 toma como base el popular sistema operativo Debian en su versión 9.6, además, utilizan un Kernel Linux 4.15 modificado específicamente para mejorar el rendimiento de la virtualización de sistemas operativos. Uno de los cambios más importantes que tiene esta nueva versión Proxmox VE 5.3, es la incorporación del sistema de archivos CephFS directamente en el menú de configuración web, ampliando la lista de tipos de almacenamiento que podremos configurar en los diferentes sistemas operativos virtualizados. De hecho, la versión de Ceph Storage es la versión 12.2.8.

Este sistema de archivos CephFS está diseñado para su uso con una gran cantidad de datos, como por ejemplo el Big Data. Ahora Proxmox con CephFS podrá almacenar archivos de copias de seguridad VZdump, imágenes ISO y también plantillas de los contenedores. Además, gracias al sistema de archivos distribuido CephFS, eliminamos la necesidad de utilizar almacenamiento externo vía NFS o Samba, reduciendo y simplificando la administración.

Para la puesta en marcha de CephFS, los usuarios necesitarán un clúster de almacenamiento, y un nodo del servidor de metadatos Ceph. Esto último también se puede crear directamente desde la interfaz web de Proxmox, tal y como podéis ver en la siguiente imagen:

Aunque con un solo nodo MDS puede funcionar todo perfectamente, es recomendable crear varios para mejorar la alta disponibilidad, de tal manera que uno de los nodos estará en funcionamiento, y el resto estará en “stand by” a la espera de arrancar en caso de que el principal falle.

Otra mejora muy importante de Proxmox VE 5.3 es la mejora en la gestión del almacenamiento, y es que a través de la administración de discos vamos a poder agregar fácilmente volúmenes ZFS, LVM e incluso pools LVMthin. Por supuesto, también podremos añadir discos duros con sistemas de archivos tradicionales como EXT4 entre otros. Una característica que se ha añadido es la posibilidad de que un almacenamiento ZFS sobre iSCSI pueda acceder a un destino LIO en el kernel Linux. También se va a poder acceder a contenedores LXC o LXD dentro de un contenedor, incluso podrán tener acceso a recursos vía NFS o CIFS/Samba sin ningún problema.

Por último, esta nueva versión Proxmox VE 5.3 incorpora la posibilidad realizar PCI passthrough, para introducir algún recurso vía PCI y que lo reciban directamente las máquinas virtuales creadas. Además, también podremos configurar GPU virtuales (vGPU) a través de la interfaz gráfica de usuario, para dotar a las máquinas virtuales de acceso directo a dichas tarjetas gráficas y tener un rendimiento excelente.

Os recomendamos acceder a este vídeo donde encontraréis todos los cambios realizados por el equipo de Proxmox. Podéis acceder a la sección de descargas de Proxmox VE 5.3 desde aquí.