Así funciona un firewall en la nube para proteger los archivos de una red

Como sabemos, hoy en día tener nuestros archivos alojados en la nube es algo muy habitual. Esto hace que no solo sea necesario contar con medidas de seguridad de cara a nuestras memorias físicas y equipos. También es importante tener en mente la seguridad en la nube. Son muchas las herramientas y programas que podemos utilizar para proteger nuestros dispositivos y archivos. Una de las cosas con las que podemos contar son lo que conocemos como firewall o cortafuegos. Su función es protegernos y evitar la entrada de amenazas. En este artículo vamos a explicar cómo actúa un firewall en la nube.

Qué es un firewall en la nube

Un firewall puede estar presente en nuestro router para evitar actividades maliciosas. También en nuestro ordenador. Por ejemplo el firewall de Windows, así como otras muchas opciones que tenemos. Es capaz de bloquear conexiones que lleguen a nuestro sistema y permitir solo las legítimas o las que nos interesen.

Básicamente lo que hace un firewall es actuar como barrera protectora. Evita así que posibles intrusos entren en nuestra red y pongan en riesgo los archivos y la seguridad de los sistemas. Una de las cosas que podemos destacar es que nos ofrece la posibilidad de crear reglas. Esto significa que podemos configurarlo para que no permita ciertas conexiones, por ejemplo.

Ahora bien, tradicionalmente un firewall protegía un dispositivo o una red en concreto. Físicamente ocupaba un terreno determinado. No teníamos protección más allá de nuestro router o de un ordenador. Cuando hablamos de firewall en la nube la protección va mucho más allá de un dispositivo concreto. Estamos protegiendo nuestros archivos que pueden estar disponibles desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. De esta forma podemos evitar la entrada de intrusos a nuestro almacenamiento en la nube.

Si pensamos en nuestros archivos en la nube, de nada sirve tener un firewall en el ordenador. Podría proteger los archivos que se encuentren en ese equipo, pero no en la nube.

Firewall de Windows

Gracias a un firewall en la nube no tenemos que depender de servidores locales. Es decir, no necesitamos tener los archivos en un equipo concreto protegido por un cortafuegos. Por el contrario, podemos tenerlos en un servidor alojado en la nube y protegido por un firewall de este tipo. Esto ofrece un gran abanico de posibilidades tanto a empresas como a usuarios particulares.

Hay que diferenciar dos tipos de firewall en la nube. Por un lado podemos alquilar un firewall en la nube y configurarlo como si fuera uno local. También es posible contar con un servidor propio e instalar aquí el software que nos proteja.

Un firewall en la nube es capaz de prevenir ataques DDoS, por ejemplo. Algo que, como sabemos, ha puesto en jaque a muchas empresas en los últimos tiempos.

En definitiva, un firewall en la nube es una manera de proteger nuestros archivos en la red. Va más allá de un cortafuegos tradicional, aunque su funcionamiento y fin es similar. El objetivo es proporcionar una seguridad ampliada y evitar intrusos que accedan a una red o equipo.