Así puedes recuperar una contraseña de Gmail

Escrito por Alberto López

Si llevas mucho tiempo sin acceder a tu cuenta de correo, o como es más común, tienes la contraseña guardada en tu dispositivo móvil o tu ordenador, lo más probable al querer iniciar sesión en tu cuenta de Gmail en un dispositivo nuevo, es que no la recuerdes y necesites recuperarla, desde aquí en RedesZone te explicamos cómo hacerlo.

Lo primero que debes saber es que si por motivos de seguridad, o algún otro contratiempo, no puedes solicitar ayuda a Google para la recuperación de la contraseña e inicio de sesión en Gmail, Google afirma no trabajar con ningún servicio que proporcione asistencia para este fin por lo que te recomiendan seguir los canales oficiales de recuperación de Google y no entregar tus credenciales de contraseñas y códigos de verificación a nadie.

Para acceder al recuperador de contraseñas debemos clicar en “¿Has olvidado tu contraseña?”, el hipervínculo que aparece bajo el recuadro de introducción de la contraseña de correo.

Al clicar aquí, el programa de recuperación de cuentas de Google te hará una serie de preguntas para verificar que eres tú quien quiere entrar en la cuenta.

Debajo de cada opción de recuperación, Google te dará la alternativa de probar otro método de recuperación, te pedirá desde la última contraseña que recuerdes para esa cuenta de correo, hasta la cuenta de correo de recuperación, pasando también por la fecha de creación de la cuenta de correo de la cual queremos recuperar la contraseña.

Para ayudarnos en este proceso, disponemos de unos consejos que nos proporciona Google para guiarnos con la recuperación, en concreto con el paso de la recuperación de contraseña.

  • Google nos recomienda que respondamos todas las preguntas, aunque no estemos seguros, debemos proporcionar la respuesta que consideremos más apropiada, pero debemos responder.
  • Debemos usar dispositivos y ubicación habituales, así como el mismo navegador que solamos usar siempre. Nos recomiendan usar el mismo ordenador o mismo móvil y a poder ser desde la ubicación en la que nos encontremos más tiempo del día, esto nos hará ganar puntos ante la recuperación.
  • Otro paso, nos da la opción de introducir la última contraseña que recordemos sobre la cuenta de correo, eso sí, prestando especial atención en la corrección de la escritura, es decir, debes escribirla tal y como la guardaste, con cada mayúscula y cada minúscula en su sitio.

En el apartado de preguntas de seguridad, Google no recomienda en su asistente que, si no recordamos la respuesta exacta, escribamos lo mejor que se nos ocurra en referencia al tema ya que analizará nuestra escritura para ver si concuerda el estilo con el resto de lo que vamos escribiendo a lo largo de todo el asistente.

La fecha de creación de la cuenta es muy importante, si no la recuerdas, puedes buscar el mail de bienvenida en la cuenta a la que asociaste como cuenta de recuperación a la hora de la creación de la cuenta a recuperar. Nuestros contactos de correo pueden sernos de ayuda, podemos preguntarles por otra vía cuando recibieron un correo de la cuenta a recuperar por primera vez, dándonos con ello una fecha muy aproximada, si no acertada, a la fecha de creación de la cuenta. Y por último, en este paso, intenta relacionar la creación de la cuenta con algún suceso importante en tu vida, ya sea la compra de un dispositivo nuevo, tu cumpleaños o un aniversario de algún hecho relevante.

Otro punto más en la serie, es la cuenta de correo electrónico de recuperación, al crear una cuenta de Gmail, se nos da la opción de enlazarla con otra cuenta que tengamos creada previamente, este caso es muy recurrente a la hora de crearnos una cuenta “seria” para, por ejemplo, notificaciones en relación a los hechos laborales, podemos enlazar nuestra cuenta de trabajo a la de uso informal para tener una opción más de recuperación. Existen cuentas de recuperación, cuentas alternativas, y cuentas de contacto, todas son válidas para este fin.

Y para acabar las opciones del asistente de Google, nos recomienda que proporcionemos información útil adicional. Un comentario como “estoy de vacaciones”, un mensaje con un error concreto que nos aparezca al registrar, si crees que no eres tú quien ha estado intentado acceder a la cuenta los últimos días, o si, por ejemplo, has cambiado la contraseña la semana pasada y no la recuerdas.

También puede ocurrir que lo que no conozcamos sea la cuenta de correo en sí, Google nos ofrece también un método para recordarnos la ID de usuario de nuestra cuenta en la cual el método a seguir es el siguiente.

Nos pedirá un número de teléfono el cual es el que debemos haber registrado a la hora de la creación de nuestra cuenta de Gmail. Google, nos enviará un mensaje con la ID de correo al número que le proporcionemos, siempre y cuando esté registrado, para que podamos acceder a la cuenta, y si tampoco recordamos la contraseña, seguiremos el asistente como os hemos explicado.

El modo confidencial de Gmail es inseguro

Y la otra opción es que proporcionemos al asistente una dirección de correo de recuperación, en este caso, solo nos servirá un tipo de cuenta, la cuenta de recuperación. Google nos enviará un correo a esa cuenta con la información de la ID de usuario para que podamos acceder. Es importante mencionar que, al igual que en el método de recuperación por SMS, Google solo nos envía la ID de usuario, si necesitamos la contraseña recurriremos al asistente.

Si seguimos todos los puntos de recuperación que nos ofrece el asistente de Google, bien sea en un punto de él o en otro, seguro que conseguiremos recuperar la contraseña y acceder de nuevo a nuestra cuenta de Gmail.