¿Necesitas un switch PoE? Conoce la gama de D-Link para diferentes usos

Los switches PoE (Power over Ethernet) son uno de los equipos más interesantes en el ámbito empresarial, tanto de pequeña y mediana empresa, como empresas más grandes donde necesitemos desplegar diferentes puntos de acceso WiFi, cámaras IP, teléfonos VoIP e incluso dispositivos IoT que necesitan una alimentación a través del cable de red Ethernet. El fabricante D-Link es uno de los fabricantes con mayor número de switches PoE, para adaptarse a las necesidades de cualquier empresa. Hoy en RedesZone os vamos a explicar qué es, sus beneficios, y también os vamos a recomendar diferentes modelos de switches que están orientados a diferentes ámbitos.

Qué es el PoE y beneficios en una red local

La tecnología PoE (Power over Ethernet) permite a los switches o conmutadores de red, suministrar energía eléctrica a través del mismo cable de red Ethernet por donde viajan los datos. De esta forma, podremos alimentar de energía eléctrica y datos a un dispositivo final, con el correspondiente «ahorro» en cables de alimentación y transformadores de corriente. Actualmente podemos alimentar una gran cantidad de equipos de redes con esta tecnología, y también equipos que no están relacionados son las redes:

  • Puntos de acceso profesionales: con un mismo cable vamos a poder alimentar eléctricamente el AP profesional, a la vez que le pasamos los datos para su correcto funcionamiento. Dependiendo del modelo de AP, tendremos que elegir entre PoE (estándar 802.3af con hasta 15,4W por puerto) o PoE+ (estándar 802.3at con hasta 15,4W por puerto). Generalmente los modelos de gama más alta necesitan una mayor alimentación porque tienen un mayor consumo. A nivel de configuración lógica, a los AP se les suele pasar un «trunk» con todas las VLANs, para posteriormente configurar diferentes SSID asociados a diferentes VLANs.
  • Cámaras IP profesionales: poder alimentar eléctricamente y con datos una cámara IP es algo muy importante en entornos de videovigilancia, tanto para reducir complejidad como también costes. En este caso, hay modelos de cámaras que necesitan el estándar 802.3af para ser alimentadas correctamente, y en otros casos se necesita 802.3at si es una cámara de alta gama como las nuevas con resolución 4K. A nivel lógico es muy habitual crear una VLAN específica para la videovigilancia, separada de la red de datos y correctamente securizada y priorizada para que todo funcione a la perfección.
  • Teléfonos VoIP o sistemas de videoconferencias: este tipo de dispositivos también se pueden alimentar a través de switches para ahorrar en cableado y complejidad de la red. A nivel lógico es muy habitual pasarle una VLAN específica para la VoIP, y priorizada frente a las de datos, porque la voz IP para que funcione correctamente necesita tener la mínima latencia posible.
  • Dispositivos IoT: cada vez están apareciendo más dispositivos IoT, tanto para el ámbito doméstico como también para el ámbito empresarial. Muchos de estos dispositivos se pueden alimentar a través de Power over Ethernet, por lo que comprar un switch PoE es una compra acertada para quitar complejidad y dejar de usar los correspondientes transformadores de corriente.

Sobre los beneficios de utilizar un switch PoE para alimentar los diferentes dispositivos, podemos enumerar los siguientes:

  • No es necesario tener cables de alimentación para proporcionar energía a los dispositivos.
  • No es necesario tener transformadores de corriente para alimentarlos.
  • Nos permite tener una distancia del switch hasta el dispositivo de 100 metros, e incluso hay modelos que permiten hasta 250 metros de distancia.
  • Todo se gestiona desde el switch, podemos configurar el programador, dar prioridades en caso de que lleguemos al Power Budget máximo y mucho más.
  • Permite una gestión de los datos y alimentación desde un menú web del firmware, aunque hay modelos que disponen de un controlador local e incluso en el Cloud.
  • Con un mismo switch se pueden alimentar a varios dispositivos de forma simultánea, solamente es necesario un cable por cada dispositivo a alimentar con energía y datos.
  • Simplifica el despliegue de la red.
  • Disminuye el factor de fallo.
  • Ahorro de espacio.
  • Ahorro de dinero (no tenemos que comprar transformadores ni llevar la energía eléctrica «cerca» de donde estén los dispositivos).

Una vez que ya conocemos para qué sirve y qué beneficios tiene, vamos a hablar de los dos tipos más habituales.

¿Necesito PoE de 15,4W o 30W por puerto?

El estándar PoE o también conocido como 802.3af, nos permite proporcionar una potencia de hasta 15,4W por puerto, esto es suficiente para alimentar AP profesionales de gama baja y media, cámaras de gama baja y media, así como teléfonos VoIP y dispositivos IoT. En caso de que necesites una mayor alimentación, también existe el estándar PoE+ o conocido como 802.3at, este estándar nos permite proporcionar hasta 30W por puerto, por lo que es ideal para alimentar AP de gama alta, cámaras IP en resolución 4K y casi cualquier tipo de dispositivo.

Aunque tenemos potencia de hasta 30W, debemos tener en cuenta que en la vida real nunca llegaremos a este consumo tan alto, generalmente las cámaras IP 4K de gama alta consumen unos 18W como mucho, y lo mismo ocurre con los AP profesionales de gama alta, además, en este caso depende de cuántos clientes inalámbricos simultáneos tenemos. Es muy importante saber que el estándar 802.3at también es compatible hacia atrás con el 802.3af, por lo que, nuestra recomendación es que compres directamente un switch PoE+ para no tener problemas si posteriormente vas a comprar cámaras IP de gama alta o AP profesionales con Wi-Fi 6 de gama alta.

Ahora que ya conocéis los dos tipos que existen, os vamos a recomendar un total de tres familias de switches para diferentes ámbitos.

Escenarios prácticos donde usar los switches PoE

El fabricante D-Link tiene actualmente varias familias de switches que incorporan esta tecnología para alimentar los dispositivos finales a través del propio cable de red Ethernet. Dependiendo de nuestras necesidades a nivel de número de puertos y características del firmware, tendremos que irnos a unas gamas de producto u otras. Hoy en RedesZone os vamos a mostrar tres escenarios y solamente os vamos a recomendar un total de una familia por cada escenario, no obstante, en la web oficial de D-Link tenéis todos los modelos disponibles.

Pequeña empresa u oficina

En una oficina o pequeña empresa no vamos a necesitar un gran número de puertos ni tampoco opciones de configuración demasiado avanzadas. El modelo ideal en este escenario es el modelo D-Link DGS-1100-08PV2, un equipo de muy buenas prestaciones con un tamaño reducido, ideal para colocarlo en cualquier lugar para alimentar el resto de dispositivos. Las principales características de este modelo son las siguientes:

  • 8 puertos Gigabit Ethernet con PoE+ (hasta 30W de potencia por puerto).
  • Tiene un Power budget de hasta 64W, por lo que vamos a poder alimentar una gran cantidad de dispositivos como AP, cámaras, sistemas VoIP y más.
  • Es completamente silencioso porque no incorpora ningún tipo de ventilador.

En cuanto a las opciones de configuración disponibles, tenemos las principales opciones de un switch L2 como la gestión de VLANs basada en 802.1Q y por puerto, también dispone de VLAN asimétrica, VLAN de videovigilancia y voz. Además, tenemos STP y RSTP para evitar bucles, podemos crear agregación de enlaces con el estándar 802.3ad y también un avanzado QoS para priorizar el tráfico.

Mediana empresa

En el caso de que haya que instalar un modelo en una empresa de tamaño mediano, es muy recomendable irse a una de las familias más vendidas de D-Link, y es que la familia DGS-1210 dispone de una gran cantidad de switches para satisfacer todas las necesidades de sus clientes. El modelo que os recomendamos en este escenario es el DGS-1210-10MP, no obstante, también podéis comprar los modelos DGS-1210-28P/MP o el DGS-1210-52MP en caso de que necesites más puertos Gigabit Ethernet.

Las principales características de este modelo DGS-1210-10MP son las siguientes:

  • 8 puertos Gigabit Ethernet con PoE+ (hasta 30W de potencia por puerto).
  • Tiene dos puertos SFP (Gigabit) para conectar fibra óptica o un cable DAC.
  • Tiene un Power budget de hasta 130W, para alimentar una gran cantidad de equipos.
  • Es completamente silencioso porque no incorpora ningún tipo de ventilador.

En cuanto a las opciones de configuración disponibles, estamos ante un equipo que es L2+, esto significa que tenemos todas las opciones de configuración habituales de los switches L2 como VLANs basada en 802.1Q y por puerto, VLAN asimétrica, VLAN de videovigilancia y voz, los protocolos STP y RSTP para evitar bucles, agregación de enlaces y también un avanzado QoS para priorizar el tráfico. Este modelo también cuenta con características L3, como la posibilidad de configurar interfaces para hacer inter-VLAN routing, configurar rutas estáticas e incluso tenemos MSTP para redes más grandes.

Mediana empresa para Core o gran empresa

En el caso de que tengas una empresa mediana y quieras colocar un switch PoE en el Core de la red, o si tienes una gran empresa, la nueva gama de D-Link que os recomendamos es la DGS-1520, esta familia está formada por dos modelos con tecnología Power over Ethernet: DGS-1520-28MP y DGS-1520-52MP, ambos modelos tienen las mismas especificaciones técnicas, la única diferencia es el número de puertos Gigabit Ethernet disponibles. Creemos que con el modelo DGS-1520-28MP es más que suficiente para un entorno de mediana empresa, las principales características de este equipo son:

  • 20 puertos Gigabit Ethernet con PoE+ (hasta 30W por puerto).
  • 4 puertos 2.5G Multigigabit con PoE+ (hasta 30W por puerto).
  • 2 puertos 10GBASE-T.
  • 2 puertos SFP+ a 10Gbps de velocidad.
  • Estos modelos sí llevan refrigeración activa con ventiladores, para refrigerar adecuadamente los componentes internos del equipo.

En cuanto a las especificaciones técnicas, estos modelos son de la gama «Smart» pero en nivel de «Managed» en cuanto a sus opciones de configuración avanzadas, y es que vamos a tener todas las opciones de los modelos L2, y también disponemos de varias opciones a nivel de L3, por lo que este switch es multicapa. Algunas de las características más avanzadas son que soporta routing dinámico con OSPF y RIP, también dispone de VRRP, soporte para Q-in-Q, es apilable físicamente y una grandísima cantidad de opciones de configuración. Este modelo es uno de los más avanzados de D-Link, a precio de un switch «Smart».

¡Sé el primero en comentar!