Ten en cuenta esto si vas a cambiar las bombillas de casa

Ten en cuenta esto si vas a cambiar las bombillas de casa

Javier Jiménez

Puede que quieras cambiar las bombillas de tu casa, ya sea porque están fundidas o simplemente porque son viejas y quieres ahorrar en la factura de la luz. En este artículo vamos a hablar de algunos aspectos que debes tener en cuenta, ya que hay diferentes opciones y no todas ellas son iguales según el objetivo que tengas. Verás que elegir un modelo u otro también puede hacer que ahorres en la factura.

Tipos de bombillas para ahorrar luz

Es lógico pensar que hoy en día lo que buscas son bombillas que consuman poco. Sin duda ha habido un cambio muy importante si las comparamos con las que teníamos hace unos años, ya que iluminan lo mismo o más, pero consumen mucho menos. Pero ese no es el único factor que hay que tener en cuenta, ya que otro importante es la vida útil.

La primera opción que puedes tener en cuenta es la de comprar bombillas de bajo consumo. De hecho, posiblemente ya las tengas en casa desde hace algunos años. Son las que se empezaron a comercializar hace unos años para sustituir a las tradicionales. Supuso un ahorro muy importante, además de que producen bastante menos calor.

Pero otra alternativa es utilizar bombillas LED, que son más recientes. Estas también aportan un beneficio muy importante en cuanto a ahorro energético y producen menos calor, por lo que son una muy buena opción.

Ahora bien, ¿cuál es mejor? Bajo nuestro punto de vista hoy en día lo ideal es tener bombillas LED. Consumen menos que las de bajo consumo, aunque no es una diferencia muy significativa. También producen menos calor. Pero donde está la diferencia más notable es en la vida útil. Las bombillas LED pueden durar de media unas 50.000 horas, mientras que las de bajo consumo duran unas 10.000 horas.

Sí debes tener en cuenta que las bombillas LED, aunque ya son más económicas que hace unos años, siguen siendo algo más caras que las de bajo consumo. No obstante, si tienes en cuenta todo lo que hemos explicado anteriormente es algo que merece la pena y a la larga sale mejor.

Dónde poner bombillas inteligentes

Bombillas con Wi-Fi, una opción interesante

Pero más allá de comprar una bombilla más tradicional, ya sea LED o de bajo consumo, vas a tener la opción de que tenga también Wi-Fi. Esto significa que esa bombilla es inteligente y vas a poder gestionarla desde el móvil, controlarla en remoto, etc. Esto aporta múltiples ventajas que puedes aprovechar en tu día a día.

Sí es cierto que debes tener en cuenta que una bombilla con Wi-Fi va a estar consumiendo electricidad aunque esté apagada, aunque es realmente muy poco (sobre 2 céntimos al mes por bombilla). Pero por otra parte, precisamente el hecho de que puedas controlarlas en remoto va a ayudarte a ahorrar en la factura de la luz.

Una bombilla inteligente permite controlar cuándo se enciende o apaga, ajustar la luminosidad o vincularla a otros dispositivos como altavoces o timbres. Tienen muchas funciones que podrás adaptar a tus necesidades para aprovechar al máximo sus características.

¡Sé el primero en comentar!