El pellet sube de precio, pero sigue mereciendo la pena

El pellet sube de precio, pero sigue mereciendo la pena

Pablo Bisio

Parece que en estos tiempos nada escapa a la inflación y el pellet no iba a ser menos. A pesar del aumento en su precio, este biocombustible sigue siendo una de las opciones más económicas para poner a trabajar calderas y estufas. Una opción que tampoco pasa desapercibida para aquellos que buscan vías limpias y responsables con el medioambiente. ¿Será por esto que es una de las alterativas que más peso está ganando en el mercado de los combustibles para generar energía?

Reduce a la mitad el gasto energético

Cuando hablamos de las calderas o estufas de pellet, no sólo estamos hablando de una alternativa sostenible con el medioambiente. Hablamos de una alternativa más barata y, en muchos casos, más eficiente que otros combustibles fósiles como el gas natural. Puede suponer un ahorro de 600€ al año respecto a una calefacción eléctrica o de gas.

Esta cantidad dependerá, como cualquier otra fuente de calefacción, del perfil de nuestra casa. El coste aproximado para disfrutar de nuestra estufa de pellet sería el siguiente:

  • Por un saco de 1 kg de pellet pagaríamos 0,30 € y equivaldría a 5 kWh de consumo eléctrico por el que estaríamos pagando 0,75 €.
  • Por un saco 24 kg de pellet pagaríamos 7,20 € y equivaldría a una bombona de butano por la que estaríamos pagando 14,88 €.

Esto nos hace una idea del tipo de consumo que tendríamos y de la cantidad de dinero que nos ahorraríamos si instaláramos en casa una caldera o estufa de pellet.

Fuente de energía alternativa a los combustibles fósiles

Estufas de pellet

A la hora de hacerte con una estufa de pellet lo importante es saber el uso que le vas a dar. Sabiendo esto, encontramos:

  • Estufa de aire: pensada para calentar la habitación en la que está instalada.
  • Estufa de aire canalizables: su funcionamiento las convierte en una opción ideal tanto si quieres calentar una sola habitación (expulsará el aire por el frontal) o si quieres distribuir el calor por diferentes habitaciones a través de las tomas canalizables.
  • Termoestufas: funcionan como pequeñas calderas, por lo que se conectan a los radiadores ya instalados en la vivienda. También pueden ser utilizadas para calentar el agua sanitaria instalando un interacumulador externo.

Aunque es un mercado en pleno crecimiento, ya contamos con una oferta muy amplia que nos permite elegir el modelo que más se adapte a nuestras necesidades. Estas son algunas de las opciones que puedes encontrar en Amazon a un precio muy económico si tenemos en cuenta su rentabilidad:

Estufa Joima Natur Style

  • Pensada para calentar habitaciones de 80 m2.
  • Sistema de seguridad antideflagración.
  • Potencia nominal de 8 kW.

Estufa de pellet Grupo k2

  • Pensada para calentar habitaciones de 80 m2.
  • Mando a distancia y pantalla LED.
  • Potencia nominal de 9 kW.

Estufa de pellet Eva

  • Pensada para calentar habitaciones de 80 m2.
  • Pantalla con menú de idiomas y termostato de seguridad.
  • Potencia nominal de 9,5 kW.

La conclusión a la que llegamos es que sí, instalar una estufa o caldera de pellet supone una inversión inicial considerable. Pero no podemos obviar que será una inversión que a la larga te saldrá rentable que gastarte cientos de euros en calefacción eléctrica, y más si tenemos en cuenta el alza de los precios que están sufriendo otro tipo de combustibles o de la electricidad. Se estima que el tiempo aproximado que nos lleva amortizar la inversión en este tipo de sistema de calefacción es de 3 años, después pasarás a ser del grupo de personas que ahorra en su factura energética.

¡Sé el primero en comentar!