Esta es la temperatura que debes tener en casa para ahorrar este invierno

Esta es la temperatura que debes tener en casa para ahorrar este invierno

Javier Jiménez

Controlar la temperatura que tenemos en nuestra vivienda es importante para ahorrar electricidad. No es necesario tener la calefacción a una elevada temperatura para estar cómodos en casa. ¿Cuál es la temperatura a la que debemos mantener la vivienda en invierno para no gastar más luz de la necesaria? En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar cómo optimizar los recursos disponibles y ahorrar tanto de día como de noche en la factura.

Temperatura óptima de la casa para ahorrar luz

Subir o bajar uno o dos grados la temperatura de la calefacción o aire acondicionado puede hacer que ahorremos en la factura. Cuando llega el invierno solemos poner la calefacción en casa y no siempre somos conscientes de a qué temperatura debemos ponerla para gastar menos sin renunciar a estar cómodos dentro de la vivienda.

Podemos decir que para ahorrar en la factura, una temperatura ideal en la calefacción es ponerla a 19 grados. Es una temperatura en la que podemos estar cómodos con ropa larga, pero sin necesidad de estar muy abrigados. No hace falta estar en mangas cortas dentro de casa en pleno enero, por lo que no necesitamos poner la calefacción a 23 grados. Por tanto, 19-20 grados puede ser una buena opción para ahorrar.

Ahora bien, ¿mantenemos todo el día esa temperatura? Lo cierto es que de noche no es tan necesario mantener la calefacción a la misma temperatura. Incluso puede ser interesante apagarla por completo y volver a encenderla al día siguiente. Pero pensemos en el supuesto en el que vamos a mantenerla encendida. ¿A cuánto ponemos la calefacción por la noche? En este caso lo ideal sería bajarla a 16 grados. Incluso es muy probable que con un buen aislamiento puedas mantener esa temperatura sin necesidad de mantenerla encendida.

Por tanto, si buscas ahorrar en la factura de la luz o gas y quieres saber a qué temperatura mantener la casa, ten en cuenta 19-20 grados por el día y 15-16 grados por la noche. Más de eso realmente no va a ser necesario y estarías pagando de más en la factura cada mes.

Controlar de forma inteligente la calefacción

Una buena idea para lo que comentamos es poder controlar de forma inteligente la calefacción. Esto va a depender de cada persona o cada familia, ya que puede que estemos más tiempo o menos en casa. Pero por ejemplo, puedes programar para que la calefacción se encienda una hora antes de levantarte y se apague una hora antes de irte a dormir.

También puedes configurarla para que automáticamente esté a 19 grados durante el día y baje a 15 grados durante la noche o que un rato antes de levantarnos vuelva a 19 grados. Todo esto lo puedes regular a través de un termostato inteligente e incluso desde el teléfono móvil vas a tener el control de forma remota.

Si estás fuera de casa y prevés llegar a una hora, puedes encender la calefacción desde el móvil un rato antes. Lo mismo si pensabas que ibas a llegar en poco tiempo y decidiste dejarla encendida y te retrasas y necesitas apagarla. Esto te ayudará a ahorrar en la factura cada mes.

¡Sé el primero en comentar!