Qué limitaciones tienen los PLC y qué hacer para que funcionen bien

Los dispositivos PLC son muy útiles para mejorar la velocidad a la hora de navegar por Internet y poder llevar la conexión de un lugar a otro. Sin embargo cuenta con limitaciones. Vamos a explicar cuáles son las más importantes y qué podemos hacer para mejorar el funcionamiento. El objetivo es lograr conectarnos a Internet sin problemas, tener una buena estabilidad y reducir al máximo los pequeños cortes que pueda haber.

Qué afecta a los PLC

Podemos decir que son una opción muy interesante cuando queremos eliminar una zona muerta. Por ejemplo si necesitamos conectarnos desde una habitación que está lejos del router y vemos que la señal inalámbrica llega muy limitada. Pero a veces no funcionan bien y hay algunos factores que pueden afectar a la calidad.

La distancia

Uno de ellos, una de las limitaciones que tienen los PLC, es la distancia. Sí, aunque son aparatos que van a ayudar a llevar Internet de un lugar a otro, si los dispositivos están muy lejos van a tener un rendimiento peor. Si vas a conectar una habitación que esté excesivamente lejos, la señal podría llegar muy débil.

Esto aumenta aún más cuando hablamos de conectar varias plantas de una vivienda. El motivo es que en este caso lo normal es utilizar diferentes circuitos de la vivienda. Eso va a provocar que la señal no viaje tan directa y pueda haber pérdida que afecte a la velocidad y calidad de la conexión.

Tener dispositivos cerca

También va a afectar el hecho de tener otros dispositivos cerca. Si vas a conectar aparatos electrónicos muy próximos a los PLC, eso podría afectar a la señal. Por ejemplo tener una televisión, un ordenador o cualquier otro dispositivo. Pueden generar interferencias y eso va a hacer que la señal vaya peor.

Podría ocurrir esto también si vas a conectar algún aparato a un enchufe cerca. Es importante que no utilices regletas y que no tengas nada conectado junto a los PLC. De lo contrario, podrías tener dificultades para lograr que la señal llegue correctamente. No podrías alcanzar una buena velocidad y estabilidad.

Un cableado en mal estado

El cableado eléctrico también va a influir. Otra limitación de los PLC es si vas a usar cables que estén en mal estado. La conexión de Internet no va a viajar correctamente, podrás experimentar cortes y problemas de velocidad que van a afectar a tu día a día cuando intentes conectar dispositivos.

Si tienes una instalación eléctrica antigua, es más probable que tengas estos problemas. En ese caso tal vez utilizar PLC no sea la mejor solución y debas buscar alguna alternativa para intentar tener una mejor conexión de Internet por toda la vivienda.

Limitaciones de hardware

Por supuesto, otras limitaciones están relacionadas con el hardware. En este caso se trata de las especificaciones que tengan esos PLC. Por ejemplo la velocidad máxima a la que van a vincularse los dispositivos, si pueden ofrecer Gigabit Ethernet o no, la velocidad al conectarnos mediante Wi-Fi, etc.

Cuando vayas a comprar dispositivos PLC debes observar bien las características que tiene. Si quieres que funcionen lo mejor posible, lo ideal es que no cometas errores al comprarlos y te asegures de que van a funcionar bien.

En definitiva, estas son algunas de las principales limitaciones que tienen los PLC. Son útiles para mejorar la conexión de Internet, pero debes asegurarte de que funcionan bien y no hay ningún tipo de problema que pueda afectar a la estabilidad de la red de Internet.

¡Sé el primero en comentar!