Por qué algunos routers tienen antenas externas y otros no, ¿qué es mejor?

Por qué algunos routers tienen antenas externas y otros no, ¿qué es mejor?

Javier Jiménez

Seguro que te has dado cuenta que algunos routers tienen antena visible y otros no. De hecho, puede que hayas tenido algún router que tuviera antena externa y ahora tienes uno más reciente que no la tiene y eso te hace dudar si es mejor o peor. ¿Por qué ocurre esto? En este artículo vamos a explicar por qué algunos modelos sí tienen una o varias antenas bien visibles, mientras que otros no. Vamos a hablar de si realmente esto afecta a la calidad del Wi-Fi.

Antena externa en el router, ¿es necesaria?

Lo primero que debes saber es que todos los routers tienen antenas. Ahora bien, no todas ellas son visibles. Es muy común tener un router que no tiene ninguna antena fuera, como es el caso del popular HGU de Movistar. Pero eso no significa que en el interior de la carcasa no tenga antenas para poder emitir señal inalámbrica.

Por tanto, existen antenas externas e internas en el router. Por temas de espacio y estética, muchos modelos deciden no tener antenas externas. Y eso no va a significar que funcionen peor que uno que sí las tiene. La señal va a repartirse de forma esférica, por todas partes por igual. Piensa que la gran mayoría de dispositivos que utilizas en tu día a día y los conectas al Wi-Fi no tienen antena visible, como por ejemplo un móvil, tablet, ordenador portátil (salvo que tengas tarjeta externa), etc.

Una antena externa en un router sí que va a permitir orientar esa señal. Es decir, podemos mover la antena o las antenas (si es un modelo con varias) para que apunten a una zona en concreto. En ese caso no reparte la señal de forma esférica, como en el caso de las internas, sino que lo vamos a poder ajustar en cierta medida.

Ahora bien, ¿necesitamos una antena externa? Lo cierto es que en la mayoría de casos no. Realmente la cobertura puede ser muy buena sin necesidad de tener una antena física. Pero sí que es cierto que el hecho de poder manipular las antenas puede darnos más juego de cara a potenciar la señal y, especialmente, orientarla a una zona determinada.

Configuraciones de seguridad en el router

Ubicación del router, más importante que las antenas

Pero más importante que el hecho de tener o no antenas el router, la ubicación que le demos va a ser lo más importante de todo. Si nos equivocamos en esto, tendremos problemas para lograr una buena cobertura y velocidad de conexión. Es esencial elegir muy bien dónde vamos a colocar nuestro aparato.

Lo ideal es que esté en una zona central de la vivienda, desde donde pueda repartir señal lo mejor posible. Evita zonas bajas, paredes y muros, así como otros dispositivos electrónicos que puedan interferir. Mientras más aislado de interferencias esté, mejor. Eso permitirá que la conexión funcione de forma óptima.

No obstante, si la cobertura del router se queda corta siempre puedes optar por otros dispositivos que ayuden. Por ejemplo instalar un repetidor, un sistema Mesh o PLC que lleven la señal de un lugar a otro de la vivienda.

¡Sé el primero en comentar!