¿En qué debemos fijarnos al comprar cámaras IP domésticas?

Tener una cámara Wi-Fi en nuestra vivienda, oficina o cualquier lugar que queramos es interesante para nuestra seguridad. También sirven para controlar mascotas, por ejemplo. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no todas son iguales. Hay diferentes características que debemos tener presentes antes de decidir comprar una u otra. De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a mostrar los puntos más importantes.

Cómo debe ser una buena cámara Wi-Fi

Cuando compramos cualquier dispositivo debemos conocer sus características y ver si realmente va a cumplir con lo que esperamos. Eso ocurre también con una cámara Wi-Fi, ya que hay modelos que por ejemplo no graban de noche, no detectan movimiento, no permiten verla de forma remota, etc.

Calidad de la imagen

Quizás es el punto más importante. Es lo básico en cualquier cámara de vídeo, también en las IP. Hoy en día algo esencial es que tengan al menos grabación HD 1024p. La mayoría lo tienen y es una característica que siempre vamos a encontrar en la información del producto.

Por tanto, lo primero que debemos ver es en qué resolución va a grabar esa cámara. Quizás necesitemos algo en concreto y debamos elegir un producto u otro.

Visión nocturna

Algo muy interesante en las cámaras IP es la opción de tener o no visión nocturna. Si queremos potenciar al máximo la seguridad y que pueda grabar en todas las circunstancias, lo ideal es que tenga visión de noche también y ampliar así el abanico de posibilidades.

Pero además de si tiene o no visión nocturna, también debemos ver la calidad de esa grabación y la distancia. No todas las cámaras graban igual de noche y quizás necesitemos unos mínimos para lo que buscamos. Siempre debemos proteger la seguridad de la cámara.

Elegir correctamente una cámara Wi-Fi

Detección de movimiento

¿Buscas una cámara que pueda detectar movimiento? Por ejemplo que pueda detectar si un intruso ha entrado en un local o si nuestra mascota se ha movido. Existen cámaras Wi-Fi que tienen esta característica disponible y es realmente útil en muchas circunstancias.

Algunas incluso pueden lanzar una señal de alerta en caso de que detecte movimiento extraño. Una manera más de potenciar la seguridad y proteger una vivienda, una oficina o cualquier otro lugar donde tengamos el dispositivo.

Ángulo de visión

También hay que mirar el ángulo de visión que tiene esa cámara. Quizás no solo queramos que apunte a una zona en concreto, como podría ser una puerta o ventana; tal vez necesitemos que amplíe ese ángulo para una gran parte de una habitación, por ejemplo.

Además, algunos modelos permiten rotación de la cámara para grabar en diferentes posiciones. Todo esto lo podemos configurar o cambiar según nos interese.

Control desde el móvil

Por último, otra característica más que podemos mirar a la hora de comprar una cámara Wi-Fi es si tiene o no control desde el móvil a través de aplicación. Hoy en día es muy habitual que este tipo de dispositivo tengan esta opción, pero no todas la traen.

Esto nos permite ver qué está ocurriendo desde cualquier sitio solo con tener acceso a Internet. También incluso lanzar alguna señal de audio o luz, por ejemplo si tenemos una mascota.

En definitiva, estos son algunos puntos básicos a tener en cuenta cuando vayamos a comprar una cámara Wi-Fi. No solo hay que mirar la calidad de la imagen, sino también otros apartados que, como hemos visto, pueden ser interesantes.

¡Sé el primero en comentar!