No hagas esto o tu router funcionará mal por sobrecalentamiento

El router es sin duda un aparato imprescindible para tener una buena conexión de Internet. Existen muchos modelos, con diferentes características que pueden permitir que la velocidad sea mayor y el rendimiento en general mejore. Sin embargo, sea cual sea el que utilicemos, hay que tener en cuenta algunos consejos. Vamos a mostrar algunos errores que pueden provocar un sobrecalentamiento y afectar así al funcionamiento.

Qué provoca que el router se caliente

El hecho de que haya un sobrecalentamiento en el router va a significar que aparezcan cortes, pueda haber pérdida de velocidad y, en definitiva, funcione peor. Pero además, también puede afectar a la vida útil del aparato y ver que de repente ya no funciona y debemos comprar uno nuevo. Por tanto, hay que evitar algunas cosas.

Ponerlo cerca de una ventana

Una de ellas es no poner el router cerca de una ventana. A veces lo colocamos en una mesa o mueble donde molesta menos o donde creemos que va a ser un buen sitio para que reparta bien la señal por la casa. Pero, ¿qué pasa si entra luz solar directa por esa ventana y nuestro router está al lado?

Eso sin duda va a provocar que se caliente más. Aunque solo reciba luz solar directa durante un rato, puede ser suficiente para que se sobrecaliente y puedan dañarse algunos conectores o tener fallos continuos.

Colocar un aparato electrónico al lado

También es un error poner cualquier otro aparato cerca. Es común que muchos usuarios lo pongan cerca de una televisión, ordenador y otros equipos similares. Aprovechan que hay un enchufe cerca e incluso pueden conectar algún dispositivo por cable sin tener muchas complicaciones.

Pero claro, una vez más estamos ante un problema si pensamos en el calentamiento del dispositivo. Cualquier aparato electrónico puede emitir calor y eso afectar a la refrigeración de nuestro router. Ahí podrían empezar los problemas para que la velocidad sea óptima y no surjan los molestos cortes.

firmware oficial en el router

Poner cosas encima

Algo similar ocurre con cualquier cosa que pongamos encima del aparato. Por ejemplo un libro. El router suele tener diferentes orificios para que salga el calor y poder refrigerarse. Si los tapamos, eso puede dar lugar a un sobrecalentamiento y que deje de funcionar correctamente o incluso se apague.

Por tanto, lo que hay que hacer es colocarlo en un lugar que esté lo más aislado posible y que no tenga nada encima ni tampoco debajo. Colocarlo en lo alto de un mueble, por ejemplo, es buena idea para que reparta mejor la señal y evitar poner cosas encima.

No mantener una limpieza general

Además, otro problema más es que el router pueda acumular polvo y suciedad. Es algo que tarde o temprano va a ocurrir en cualquier dispositivo que utilicemos. Sin embargo, el router a veces pasa más desapercibido y no realizamos una limpieza general porque creemos que no lo va a necesitar.

Lo ideal es evitar que acumule polvo. Hay que limpiar las superficies cercanas bien y también la propia carcasa. Siempre teniendo cuidado de no mojarlo o producirle algún daño que llegue a perjudicar más que la propia suciedad, lógicamente.

En definitiva, estos son algunos errores que debes evitar para que el router no se sobrecaliente. Esto que hemos visto podría ser determinante para que el funcionamiento sea óptimo y no tener ningún tipo de problema que pudiera afectar a la velocidad y calidad de la señal de Internet.

¡Sé el primero en comentar!