Cómo sé si debo comprar otra tarjeta de red Ethernet para mi PC

La conexión a la red local vía cable de red es la forma más recomendable para conectarte con la mínima latencia posible, la máxima velocidad y la mayor estabilidad. Aunque hay otros métodos para conectarnos a la red local o a Internet como el Wi-Fi o usando dispositivos PLC, conectar con un cable de red desde nuestra tarjeta de red Ethernet del ordenador hasta el router, es la mejor forma para conseguir la máxima velocidad posible. Hoy en RedesZone os vamos a enseñar cuándo deberías comprar otra tarjeta de red Ethernet para tu PC, tanto si tienes problemas con ella como si no tienes problemas.

Si tienes problemas con tu tarjeta

Generalmente las tarjetas de red Ethernet no suelen dar problemas, ni de alta latencia, bajo rendimiento ni tampoco de inestabilidad de la conexión. No obstante, podríamos encontrarnos en algunos escenarios donde sí podemos tener problemas, principalmente por los drivers. A continuación, tenéis los errores más habituales que podemos encontrar en una tarjeta de red.

Actualización del sistema y problemas con los drivers

Si tenemos un determinado sistema operativo y estamos usando la tarjeta de red Ethernet normalmente y sin ningún problema, pero después actualizamos el sistema operativo y empezamos a tener problemas, el problema será seguramente por los drivers.

La mayoría de sistemas operativos reconocen la tarjeta de red e instalan los drivers predeterminados que funcionan bien, o eso se supone. Aunque no es algo muy habitual, se puede dar el caso de que una tarjeta de red funcione bien con un uso básico de la conexión, pero después cuando descargamos al máximo de la línea de Internet puede que se corte esta conexión. Si hemos actualizado la versión del sistema operativo, puede que estos drivers sean diferentes y se instalen unos más «nuevos», sin embargo, justamente estos drivers son los problemáticos.

Si nuestra tarjeta de red es muy antigua, seguramente no tenga ya soporte para nuevas versiones de drivers, y tendremos que comprar una nueva para nuestro PC que acabamos de actualizar el sistema operativo.

Nuevo sistema operativo y no hay drivers buenos

Si estamos usando el sistema operativo Windows con nuestra tarjeta de red Ethernet de Realtek, y decidimos utilizar este ordenador para usarlo como un firewall en nuestra casa instalando pfSense o similar, debes saber que pfSense reconocerá la tarjeta de red Realtek e instalará los drivers automáticamente. Sin embargo, es muy conocido que el sistema operativo FreeBSD tiene problemas con las tarjetas de red con chipset Realtek, por lo que el funcionamiento no será del todo bueno, pudiendo tener cortes en la conexión de forma aleatoria.

En estos casos, debemos asegurarnos de que el nuevo sistema operativo es perfectamente compatible con nuestra tarjeta de red, y leer comentarios por Internet donde los usuarios cuentan su experiencia de usuario. En el ejemplo anterior, lo mejor que puedes hacer es utilizar tarjeta de red con chipset Intel para usarlas con FreeBSD, estas tarjetas no dan problemas con pfSense ni otros sistemas basados en BSD.

Si no tienes problemas

Si no tienes problemas con tu tarjeta de red, pero quieres cambiarla, seguramente sea porque necesitas una mayor velocidad de conexión a la red local. Hoy en día la mayoría de tarjetas de red son Gigabit Ethernet, sin embargo, las nuevas placas base ya empiezan a incorporar conectividad 2.5G Multigigabit, por lo que es un punto muy a favor. Si tienes un ordenador de hace más de 2 o 3 años, probablemente no tengas este tipo de conectividad a no ser que su placa base sea de gama muy alta y sí tuviera esta conectividad. En estos casos lo que debes hacer es añadir una tarjeta de red Multigigabit vía PCI-express, para montarte una red 10G en casa.

Hoy en día una tarjeta de red 10G Multigigabit ronda los 100€, la tarjeta más recomendable es la ASUS XG-C100C, un modelo con un puerto y con un precio realmente competitivo y que funciona realmente bien. Nosotros en RedesZone utilizamos esta tarjeta de red para todas las pruebas con equipos Multigigabit, y su funcionamiento es simplemente perfecto, por lo que os recomendamos su compra. También existen otras tarjetas que son 2.5G Multigigabit que son más baratas, pero teniendo en cuenta la diferencia de precio creemos que es mejor que compres directamente el modelo 10GBASE-T Multigigabit para no tener ningún cuello de botella en la red local.

Tal y como habéis visto, principalmente hay dos motivos por los que cambiar una tarjeta de red: problemas con los drivers y el sistema operativo, o bien que quieres actualizar la tarjeta de red por una más rápida.

¡Sé el primero en comentar!