¿Por qué debes usar una VPN con muchos servidores?

¿Por qué debes usar una VPN con muchos servidores?

Javier Jiménez

Los servicios VPN son muy usados para poder cifrar la conexión y navegar por Internet con mayor seguridad. Sin embargo hay que tener en cuenta algunos puntos importantes antes de decidir optar por una u otra opción. En este artículo vamos a explicar por qué es importante que tengan muchos servidores disponibles. Esto nos ayudará a que la conexión funcione mejor y también reducir los posibles problemas que causen cortes.

VPN con muchos servidores es la mejor opción

¿Qué son los servidores de una VPN? Básicamente podemos decir que es donde va a conectarse el programa que usamos y de esta forma ofrecer conexión a Internet. Los servidores están ubicados en diferentes lugares, que suelen ser distintos países, y dentro de una misma ubicación puede haber cientos o miles de opciones incluso.

Pongamos por ejemplo que estamos utilizando una VPN en el móvil, estamos conectados a un determinado servidor y de repente empieza a fallar. No podemos conectarnos o funciona muy lento. Si tenemos más opciones podríamos elegir y así conectarnos a otro que funcione mucho mejor.

Pero además, también está la limitación geográfica. Tener muchos servidores disponibles y repartidos en diferentes países es muy útil para saltar los bloqueos geográficos. Por ejemplo si necesitamos ver una serie o película en Netflix pero está bloqueada y solo está disponible para un determinado país. Si usamos una VPN que cuente con muchos servidores y tenga la opción de conectarnos a alguno de ese país, podremos ver el contenido sin problemas.

Es por ello que resulta muy interesante tener una VPN que tenga muchos servidores entre los que poder elegir. No todas van a ofrecer un abanico de opciones amplio. Dependerá mucho del tipo de servicio que contratemos, si es gratuita o de pago, etc. Podremos ocultar la ubicación real al navegar.

Problemas habituales con las VPN

Cómo elegir la mejor VPN

Entonces, ¿cómo debemos elegir la mejor VPN? Vamos a dar algunos consejos esenciales. Hemos explicado que es importante que tenga muchos servidores, ya que así podremos evitar problemas, conectarnos a otros países, etc. Vamos a ver cómo reconocer un buen programa.

Evitar las VPN gratuitas o de prueba

Un consejo importante es evitar las VPN que son gratuitas o aquellas que son de prueba. Es cierto que hay muchas opciones de este tipo por Internet y no quiere decir que todas sean peligrosas o funcionen mal, pero sin duda va a ser mucho más probable.

Generalmente este tipo de programas gratuitos suelen lucrarse a costa de los datos personales, no protegen bien la información e incluso pueden compartir nuestra conexión con otros. Además, siempre vamos a tener menos servidores disponibles para conectarnos. Si detectamos cortes en el Wi-Fi al usar VPN, puede ser por este motivo.

Dar importancia a la seguridad

Otro punto a tener en cuenta es la seguridad. Es importante que utilicemos una VPN que no guarde el registro de los sitios visitados, por ejemplo. También debemos usar una que esté actualizada, que ofrezca garantías cuando navegamos y que proteja bien nuestros datos personales.

La seguridad es importante siempre que naveguemos por la red, pero más aún cuando se trata de un programa que va encargarse de gestionar toda la información que enviamos o recibimos.

Ver información de otros usuarios

Por otra parte, algo más que podemos hacer es consultar la información de otros usuarios en Internet. Podemos ver la valoración de ciertas VPN, ver si han tenido algún problema, si alertan de fallos, etc.

Esto nos permitirá saber también hasta qué punto los servidores que utilizan son buenos, tiene una gran variedad y vamos a poder conectarnos a múltiples destinos. Todo esto lo podremos ver echando un vistazo a diferentes foros y páginas donde encontrar valoraciones.

En definitiva, los servidores que tenga una VPN va a ser uno de los puntos más importantes que debemos ver. Esto nos permitirá evitar problemas de conexión, tener un mayor abanico de opciones y no sufrir los molestos cortes cuando naveguemos.