Amenazas más comunes en el comercio electrónico

Amenazas más comunes en el comercio electrónico

Javier Jiménez

Realizar compras online se ha convertido en algo muy habitual por parte de los usuarios. Son muchas las plataformas y servicios que tenemos a nuestra disposición. Podemos comprar todo tipo de productos, contratar servicios y además de una manera sencilla desde un móvil o un ordenador, por ejemplo. Ahora bien, también hay que tener en cuenta los riesgos de seguridad que puede haber. En este artículo vamos a mostrar cuáles son las amenazas más comunes en el comercio electrónico.

Ataques comunes en el comercio electrónico

Cuando hablamos de ataques al comprar por Internet nos referimos a toda estrategia que pueden usar los piratas informáticos para engañar a la víctima, para hacerse con sus datos o infectar los dispositivos. Pueden llegar incluso a controlar la cuenta del servicio o plataforma que utilizamos para comprar.

Para ello, como decimos, pueden usar métodos muy diversos. Algunos son más comunes y por tanto debemos prestar más atención. Vamos a mostrar cuáles son esos ataques más presentes en el comercio electrónico.

E-skimming

Una de esas amenazas, de esos ataques comunes que podemos ver en el comercio electrónico, es lo que se conoce como e-skimming. También se conoce como web skimming. Básicamente consiste en una técnica usada por los piratas informáticos para recopilar información bancaria y personal de tiendas online.

Esto lo logran a través de vulnerabilidades que hay en esa tienda online y que no están corregidas. Pueden configurar la pasarela de pagos para robar a los visitantes de ese sitio. Lo que hacen en definitiva es tener el control de esa plataforma.

Adware

Otro de los problemas más comunes en el comercio electrónico es el adware. Puede afectar a las páginas que visitamos para comprar y esto podría poner en riesgo nuestra seguridad. Muestran publicidad engañosa, abusiva y generalmente tienen el objetivo de recopilar información de los usuarios.

Esto es algo que daña  tanto al propio sitio como a los visitantes. Mancha la reputación de esa plataforma, pero además puede colar malware en los usuarios.

Evitar el adware al ver películas y series

Cebos de productos o de ofertas

Sin duda se trata de una de las amenazas más comunes en el comercio electrónico. Todos en alguna ocasión nos hemos encontrado con un cebo de un supuesto producto que tiene una oferta buenísima o un cheque de descuento para una determinada plataforma.

Esto lo podemos recibir a través de programas de mensajería instantánea o de redes sociales. Nos llega un link, un archivo con la supuesta oferta, pero en realidad todo es un engaño. Si entramos en esa página puede estar llena de adware o ser un sitio que en realidad está controlado por los atacantes y lo utilizan como Phishing.

Desfiguramiento

El desfiguramiento de un sitio web en modificar esa página de manera parcial o total. Busca engañar a los usuarios, hacerles ver que están ante un sitio que en realidad no es. De esta forma ganan su confianza y pueden robar información, datos de todo tipo e infectar los dispositivos.

Ya vimos en otro artículo algunas herramientas para comprobar si un sitio ha sufrido ataque de desfiguramiento.

Aplicaciones falsas

Un punto más a tener en cuenta es el uso de aplicaciones o complementos falsos. Los piratas informáticos buscan que los usuarios compren a través de un programa que ha sido modificado de forma maliciosa. La intención es recopilar datos, robar información de los pagos, etc.

Por ello nuestro consejo siempre es instalar programas desde fuentes oficiales y no utilizar complementos de terceros que pueden ser peligrosos.

En definitiva, el comercio electrónico está muy presente hoy en día pero debemos tener en cuenta la importancia de protegernos a la hora de comprar. No debemos correr riesgos y es importante conocer cuáles son los ataques más comunes a los que nos podemos enfrentar. Os dejamos un artículo con consejos para comprobar pagos y transacciones seguras.