Los ciberdelincuentes se ceban con el trabajo en remoto

Los ciberdelincuentes se ceban con el trabajo en remoto

Javier Jiménez

El trabajo en remoto se ha convertido en los últimos meses en algo mucho más habitual. La pandemia del Covid-19 ha traído cambios importantes y uno de ellos ha sido que muchos trabajadores desempeñen sus funciones desde casa. Sin embargo esto también ha sido aprovechado por los piratas informáticos para lanzar sus ataques, como vamos a ver. Han aprovechado las circunstancias para poner en práctica técnicas variadas y lograr así su objetivo.

Los piratas informáticos se centran en el teletrabajo

Podemos decir que los ciberdelincuentes se adaptan siempre a las circunstancias. Es cierto que tenemos muchas herramientas de seguridad para protegernos y muchos métodos que podemos usar para evitar ser víctimas de ataques. Sin embargo los piratas informáticos siempre buscan la manera de romper esa protección y lograr llevar a cabo sus ataques.

El cambio a un mayor uso del teletrabajo ha sido repentino en muchos casos. Esto implica que muchos trabajadores sin los conocimientos adecuados han visto cómo de repente se tienen que enfrentar a programas que no habían utilizado antes, hacer uso incluso de sus equipos personales para trabajar o conectarse a redes domésticas.

Según un informe realizado por Malwarebytes, han detectado un cambio importante en las estrategias de los atacantes y los dispositivos donde apuntan. Por ejemplo han notado un aumento más que significativo del 565% en aplicaciones de rastreo, así como un 1.055% en software espía.

Pero algo clave que muestra el informe es cómo los ciberdelincuentes se centran en atacar equipos informáticos utilizados para el trabajo en remoto. Aprovechan vulnerabilidades existentes en redes domésticas y equipos sin las medidas de seguridad adecuadas. De esta forma logran acceder a información confidencial de las empresas, colar troyanos y otras amenazas.

Ataques más comunes en el teletrabajo

Cómo protegerse al trabajar en remoto

Esto hace que sea mucho más importante proteger nuestros equipos al trabajar en remoto. Es esencial reducir al máximo el impacto de este tipo de problemas y no exponer nunca información que pueda comprometernos.

Algo muy importante es usar programas de seguridad. Son muchas las herramientas que tenemos a nuestra disposición y que pueden ayudarnos a evitar este tipo de amenazas. Un buen antivirus, por ejemplo, es esencial para detectar malware que pueda dañar el buen funcionamiento de nuestros sistemas.

Pero también va a ser clave tener actualizados los equipos correctamente. Son muchas las vulnerabilidades que puede haber y que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Gracias a instalar parches y actualizaciones de seguridad podremos corregirlas y tener los equipos siempre en buen estado.

Otra cuestión muy importante es la red que utilicemos para teletrabajar. El hecho de pasar de estar conectados en la empresa a utilizar una red Wi-Fi doméstica podría ser un problema si no es segura. Debe tener una buena contraseña, utilizar un cifrado adecuado y tener el router siempre actualizado. De esta forma podremos evitar la entrada de intrusos a nuestra red que pueda comprometernos.

El sentido común también debe estar presente en todo momento. Muchos de los ataques que utilizan los piratas informáticos contra los trabajadores en remoto están basados en errores que cometen los usuarios. Por ejemplo descargar un archivo adjunto que nos llega por correo electrónico o hacer clic en un enlace fraudulento.