¿Tiene beneficios registrarte en webs sin contraseñas?

Utilizamos contraseñas constantemente para iniciar sesión en redes sociales, entrar en cuentas bancarias o simplemente encender el ordenador. Sin embargo en los últimos tiempos se ha incrementado cada vez más lo que se conoce como passwordless, que básicamente significa que podemos iniciar sesión o acceder a un dispositivo sin tener que poner una clave. ¿Qué ventajas tiene esto? ¿Es mejor evitar tener que poner contraseñas?

Por qué es útil evitar las contraseñas

Si nos preguntamos cómo podemos evitar tener que poner una clave tradicional, podemos mencionar diferentes métodos. Un ejemplo claro es la huella dactilar para iniciar sesión a través de aplicaciones móviles, especialmente. También reconocimiento facial o incluso usar llaves de acceso para entrar en un equipo informático.

Uno de los puntos positivos del passwordless y evitar las contraseñas es su simplicidad. Pensemos en la cantidad de claves que tenemos que recordar si hacemos las cosas bien (una única para cada cuenta). Estamos hablando de contraseñas complejas que debemos recordar o usar gestores de claves para entrar en Facebook, en el correo o en cualquier servicio online que usemos.

En cambio, el poder usar simplemente la huella dactilar va a facilitar este proceso. No vamos a tener que memorizar ni almacenar muchas claves, sino simplemente usar nuestro dedo para entrar en todas estas aplicaciones. Lo mismo si usamos el reconocimiento facial o cualquier método similar.

Pero también eliminamos un punto débil muy claro: el robo de contraseñas. Pensemos en una filtración de datos, un keylogger que roba nuestra clave de acceso o cualquier malware que pueda afectarnos. Aunque es cierto que podrían llegar a atacar y robar una huella dactilar, por ejemplo, es un proceso mucho más complicado y no está tan presente. Por tanto, ganamos seguridad y eliminamos un punto débil.

Evitar errores en las contraseñas

¿Nos acercamos a un futuro sin contraseñas?

Lo cierto es que hoy en día no es algo que esté extendido. Microsoft ha sido pionero en eliminar las contraseñas para usar sus servicios, pero no es algo que esté presente, al menos por el momento, en más servicios de este tipo. En todos ellos, de una u otra forma, debemos usar contraseñas.

No obstante, sí que podemos hacer uso de passwordless aunque sea parcialmente. Por ejemplo para entrar en el banco a través del móvil, podemos olvidarnos de la contraseña y entrar simplemente con la huella dactilar. Lo mismo para redes sociales o muchos programas que sean compatibles. Esto es positivo de cara a evitar gestores de claves en el navegador, algo que puede ser un problema.

Pero, ¿Realmente nos acercamos a un futuro donde las claves de acceso dejen paso exclusivamente a otros métodos alternativos? Aquí hay disparidad de opiniones, ya que hay estudios que dicen que poco a poco iremos prescindiendo de las contraseñas, mientras que otros indican que no será posible, ya que siempre tendremos claves de acceso aunque aparezcan métodos alternativos.

Sea como sea, lo cierto es que la cantidad de programas que nos permiten iniciar sesión sin tener que escribir la contraseña es cada vez mayor. Además, se extienden dispositivos como las llaves físicas que van a ayudarnos a iniciar sesión y verificar que somos el usuario legítimo sin tener que usar una clave de acceso.

¡Sé el primero en comentar!