Cómo afecta la piratería a las contraseñas online

Cómo afecta la piratería a las contraseñas online

Javier Jiménez

Una de las barreras principales que tenemos para evitar intrusos en nuestras cuentas es contar con contraseñas que sean seguras. Esto es algo fundamental que todos utilizamos en nuestro día a día. Sin embargo la piratería, los ataques cibernéticos, afectan a la manera en la que generamos esas claves y en cómo protegemos nuestros equipos. Vamos a hablar de ello en este artículo. ¿Cómo afecta la piratería a las contraseñas y su seguridad?

Cómo afecta la piratería a las contraseñas

Las contraseñas llevan con nosotros desde hace décadas. Sin embargo han cambiado mucho con el paso de los años y gran parte de culpa la tiene la piratería. Si pensamos en cómo eran las primeras claves en sus inicios, allá por la década de 1960, nada tienen que ver con las actuales. Pero no hablamos solo de la contraseña en sí, sino también de otros métodos.

Podemos decir que fue a finales de los años 80 cuando comenzaron los primeros ataques contra las claves. Brechas de seguridad, malware para recopilar contraseñas, ataques de fuerza bruta… Todo esto ha sido y es utilizado por los ciberdelincuentes desde hace muchos años. El objetivo es el mismo: conseguir acceder a las cuentas de las víctimas y comprometer la seguridad y privacidad.

Lógicamente este hecho, la piratería, ha modificado la manera en la que creamos claves de acceso y en cómo utilizamos otros métodos alternativos para protegernos. Los ataques cibernéticos, a su manera, han logrado también que tengamos contraseñas más seguras.

Cambios en las contraseñas por la piratería

Cambios en las contraseñas por los ataques cibernéticos

Hemos mencionado que los ataques en la red han afectado a las contraseñas durante décadas. Casi desde los inicios, desde que la piratería entró en juego, los usuarios se han visto obligados a prestar mucha atención a las claves que crean.

Uno de los cambios más evidentes es la contraseña en sí. Con el paso de los años hemos cambiado la manera en la que generamos esas claves. Ya no son simplemente letras o números, que además tenían una longitud bastante escasa. Ahora esas claves son mucho más complejas, combinando letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello además de forma aleatoria y con una longitud adecuada.

Pero también, empujados por la piratería, han surgido nuevos métodos de autenticación. Hablamos por ejemplo de las características biométricas como son la huella dactilar o el reconocimiento facial. Esto es algo que está cada vez más presente y ayuda a nuestra seguridad y evitar posibles problemas.

Además hay que mencionar la autenticación en dos pasos. Esta es otra de las opciones que tenemos para ampliar la seguridad de nuestras cuentas. Como sabemos, en caso de que un posible atacante haya logrado robar nuestra clave, aún necesitaría ese segundo paso para acceder al servicio. Por ejemplo puede ser un código que recibimos por SMS o una aplicación externa.

En definitiva, la piratería ha empujado también a los usuarios a modificar sus contraseñas, a hacerlas más seguras y fiables. Sin embargo muchos siguen sin crearlas correctamente. Os dejamos un artículo donde explicamos cómo generar claves seguras.