Chrome usa ahora HTTPS por defecto: qué significa y cómo te afecta

Chrome usa ahora HTTPS por defecto: qué significa y cómo te afecta

Javier Jiménez

Mantener la seguridad y privacidad al navegar por Internet es muy importante y la mayoría de navegadores suelen lanzar cambios para intentar mejorarlo. En este artículo nos hacemos eco de la última novedad de Google Chrome, que ha añadido HTTPS como protocolo por defecto. Vamos a explicar en qué consiste y cómo podría afectar esto a los usuarios a la hora de visitar una página web.

Chrome usará HTTPS por defecto

Se lleva tiempo hablando de este hecho y ya es una realidad. Desde Google Chrome 90 el popular navegador utilizará HTTPS por defecto a la hora de entrar en una página web. Por tanto, desde la próxima versión estable al poner una URL en la barra del navegador abrirá de forma predeterminada en HTTPS.

Hay que tener en cuenta que esta función ya ha estado disponible en pruebas desde el mes pasado y se implementó como parte de un experimento limitado para usuarios de Chrome Canary, Dev o Beta. Este cambio llegará ahora en las versiones estables tanto para dispositivos móviles como en versión de escritorio. Empezará el próximo 13 de abril.

Este movimiento, este cambio de Chrome, no es más que una nueva forma de mejorar la seguridad y privacidad de los usuarios al navegar por la red. Busca reducir el riesgo de que posibles intrusos puedan interceptar el tráfico web a través de sitios que no estén cifrados y puedan ser un peligro.

Chrome bloquea puertos

Cómo afecta este cambio a los usuarios

Hemos visto que Chrome va a usar HTTPS por defecto cuando pongamos una URL en el navegador. Ahora bien, ¿Cómo afecta esto realmente a los usuarios? Lo cierto es que el punto más importante va a estar relacionado con la seguridad y privacidad. El objetivo principal es evitar que accedamos a páginas que no estén cifradas, en la medida de lo posible.

Acceder a un sitio web sin cifrar puede ser un problema para nuestra seguridad. Pongamos que entramos en una página sin HTTPS desde un Wi-Fi público. Un intruso podría estar en la red y recopilar la información que enviamos. La privacidad es muy importante. Ya vimos en otro artículo cómo entrar en Chrome siempre en modo de invitado.

Pero también va a aportar cambios en cuanto a velocidad. Afecta a la carga inicial de ese sitio. Al poner una URL sin especificar HTTP o HTTPS en el navegador, Chrome se conectará directamente al punto final HTTPS sin necesidad de ser redirigido desde HTTP, lo cual suponía una pérdida de tiempo, aunque pueda pasar desapercibido por el usuario final.

¿Qué pasa si queremos entrar en una página web que no tenga HTTPS? Cada vez son menos los sitios que hay en Internet que están sin cifrar, pero sigue habiendo. En este caso, Google Chrome intentará conectarse a la versión cifrada y si no está disponible, hay error de certificado o cualquier problema, recurrirá a HTTP.

En definitiva, Google Chrome va a implantar un cambio importante más al navegador. Una vez más introduce una novedad relacionada con la seguridad y privacidad. A partir de Chrome 90, la que será la próxima versión estable, se conectará de forma predeterminada a la versión HTTPS de un sitio web.