Qué pasa si tienes intrusos en tu Internet y cómo evitarlo

Todos queremos que nuestra conexión funcione bien, vaya rápida y además esté protegida. Pero a veces surgen problemas, cometemos errores o se dan las circunstancias para que esto no sea así. Uno de los problemas es que haya intrusos en la red. En este artículo vamos a explicar cómo afecta a nuestro Internet y qué debemos hacer para evitarlo y estar protegidos en todo momento. Podéis visitar nuestro tutorial sobre cómo configurar una red doméstica desde cero.

Cómo afecta a la red tener intrusos

Puede que te preguntes cómo afecta a la conexión que haya intrusos en el Wi-Fi. Esto puede ocurrir si tienes la red abierta o usas una contraseña débil. Incluso podemos hablar que esto puede ocurrir si tienes un local con conexión inalámbrica y otros usuarios pueden conectarse al tener la contraseña.

La conexión va más lenta

Lo primero y más evidente es que Internet puede empezar a funcionar más lento. A fin de cuentas, mientras más usuarios haya conectados a una red peor irá. Por tanto, si tus vecinos o cualquier intruso entran en tu Wi-Fi, puedes empezar a notar que va más lento, que las descargas no van como deberían y en definitiva la conexión va mal.

Esto lo puedes detectar fácilmente si haces un test de velocidad. Aunque el hecho de que vaya lento no siempre es sinónimo de que haya intrusos, sí que es una posibilidad a tener en cuenta. Especialmente debes tenerla en cuenta si tienes la red abierta o no utilizas una clave que realmente proteja.

Cortes

Otro problema muy frecuente cuando hay intrusos en nuestro Internet es que aparezcan cortes. Va un poco en la misma línea de lo que mencionábamos de la velocidad. Vamos a tener más usuarios en nuestra red y eso va a suponer problemas, un mayor consumo de ancho de banda y probabilidad de que se corte la conexión. Por ejemplo, puedes ver que el router se corte constantemente.

Estos cortes pueden ser esporádicos, según el uso de la red, pero también podría llegar a ser algo más frecuente o incluso impedir que nos conectemos con normalidad. Piensa en una red Wi-Fi pública, como puede ser una biblioteca, y los problemas habituales que suele haber de conexión.

Fallos de seguridad

Por supuesto también va a haber problemas de seguridad. Vamos a tener un usuario externo conectado a nuestra red y lo que ello implica. Va a poder atacar a otros dispositivos que haya conectados e incluso llegar a acceder a información que enviemos o recibamos por la red al navegar.

La seguridad es un factor muy importante y evidentemente lo es a la hora de mantener en buen estado nuestra conexión. Tener problemas de este tipo también afectará al rendimiento y provocará fallos de conexión, cortes o velocidad.

Pérdida de control

Además de todo lo anterior, vas a perder el control sobre tu router y red Wi-Fi. Un intruso podría cambiar la contraseña, la configuración del aparato, expulsar otros dispositivos que haya conectados, etc. Básicamente va a poder hacer lo que quiera si tiene acceso al router y a la configuración.

Esto puede afectar a la privacidad y seguridad también. Podríamos ver cómo nuestros datos están comprometidos al perder el control sobre el router y no poder bloquear a terceros usuarios que entren.

Protege tu router correctamente

Entonces, ¿qué podemos hacer para estar protegidos? Sin duda lo esencial es proteger bien el router y la red inalámbrica. Es imprescindible utilizar una buena contraseña, que proteja tanto el Wi-Fi como el acceso al aparato. Nunca debes mantener la que viene de fábrica y también usar un buen cifrado.

Además, es esencial tener el firmware actualizado. A veces surgen vulnerabilidades que debemos corregir. Esto lo podemos lograr si tenemos la última versión instalada, además de que conseguiremos un mejor rendimiento y que todo funcione lo mejor posible.

Pero la protección no es solo en el router, sino que debes mantener la seguridad en cualquier dispositivo que tengas conectado. Debes tenerlos actualizados, usar un buen antivirus y por supuesto mantener el sentido común. Esto último es esencial, ya que muchos ataques requieren de que cometamos algún error.

1 Comentario