Por menos de un euro pueden vender tus datos en la Dark Web

Es un hecho que nuestros datos personales tienen un gran valor en la red. Pueden ser utilizados para fines muy diversos, como por ejemplo enviar publicidad orientada, suplantar nuestra identidad o incluso venderlos. De esto último vamos a hablar en este artículo. Vamos a explicar cómo podrían terminar nuestros datos en la Dark Web por menos de un euro. Un problema que está presente en la red.

Datos personales por menos de un euro en la Dark Web

La Dark Web podemos decir que es la parte oculta de Internet donde podemos encontrar contenido ilegal, ventas fraudulentas, información robada… No hay que confundirlo con la Deep Web, que es también parte no visible de la red pero donde no necesariamente vamos a encontrarnos con ilegalidades.

Es aquí donde pueden terminar nuestros datos personales. Toda la información que pueden robarnos a través de ataques Phishing, troyanos, malware que infecten los sistemas… Son muchas las estrategias que utilizan los piratas informáticos para llevar a cabo este tipo de ataques.

Ahora bien, si nos preguntamos cuánto cuestan los datos personales en la Dark Web, lo cierto es que es muy variable. Según un grupo de investigadores de seguridad de Comparitech, de los que nos hacemos eco, hay datos personales que podemos encontrar por menos de un euro. Concretamente, por ejemplo el número de una tarjeta bancaria lo podemos adquirir por apenas 10 céntimos.

El valor de los datos dependerá de su utilidad. Por sí mismo, por ejemplo un número de tarjeta bancaria, que sería de lo más barato de adquirir, no podríamos hacer mucho más allá de clonar la banda magnética. Hoy en día lo normal es que para realizar un pago se necesite un código PIN o incluso un método de autenticación doble.

Son estos datos más complejos los que sí tienen un valor superior en la Dark Web. No obstante, comprar datos completos de una tarjeta robada no es excesivamente caro. Desde Comparitech indican que depende del país. Por ejemplo, una tarjeta estadounidense costaría 1,5 dólares, una de Reino Unido 2,5 dólares y una de Canadá 3,5 dólares.

Si hablamos de cuentas como PayPal, en caso de que nos roben podrían ponerla a la venta en la Dark Web desde poco más de 6-7 euros.

En cuanto a las redes sociales, que también son muy robadas y cotizadas en la Dark Web, las podemos encontrar por poco más de 10 euros. Esto hace que resulte atractivo para los ciberdelincuentes llevar a cabo ataques con el objetivo de robar las cuentas y lucrarse posteriormente con ellas. Anteriormente ya vimos navegadores para entrar en la Dark Web.

Precio que podemos encontrar en la Dark Web

Evitar que los datos terminen en la Dark Web

Como vemos, nuestros datos pueden terminar en la Dark Web incluso por menos de un euro, según el tipo de información que sea. Por ello debemos siempre tomar precauciones y evitar comprometer la seguridad. El objetivo es que nuestros datos personales estén siempre protegidos adecuadamente.

Lo más importante es evitar filtrar nuestros datos en la red. Eso lo podemos hacer evitando publicar información en foros o páginas que estén disponibles para cualquiera, por ejemplo. También debemos evitar enviar datos cuando recibimos correos sospechosos por Internet.

Pero también debemos tener en cuenta temas básicos como contar con herramientas de seguridad o mantener los equipos actualizados correctamente. En muchas ocasiones hay fallos que pueden ser explotados por los atacantes para robar información. Os dejamos un amplio tutorial con recomendaciones para evitar el robo de datos en Internet.