Conoce si estás preparado para evitar el ransomware por e-mail

Sin duda el ransomware es una de las peores amenazas de seguridad informática. Los piratas informáticos con este tipo de ataques buscan cifrar los archivos y sistemas para, posteriormente, pedir un rescate económico a cambio para liberarlos. Hay que tener en cuenta que este tipo de software malicioso puede llegar por diferentes medios, pero uno de los más comunes es a través del correo electrónico. Por ello en este artículo vamos a hablar de si realmente estamos protegidos.

Pasos para evitar el ransomware por correo

Estar preparados para identificar y bloquear el ransomware es fundamental para no comprometer la seguridad y privacidad. Un ciberdelincuente podría aprovecharse de cualquier error que cometamos o alguna vulnerabilidad que haya en el sistema. Especialmente pueden usar servicios como es el correo electrónico, por lo que ahí es donde debemos extremar las precauciones.

Reconocer un e-mail falso

El primer paso para saber si estás preparado para evitar el ransomware por correo es poder reconocer cuándo un e-mail es falso. Puedes recibir muchos correos, pero no todos ellos van a ser fiables. Algunos son simplemente Spam, pero otros pueden ser Phishing o llegar a contener archivos que en realidad son ransomware.

Por tanto, debes identificar muy bien la procedencia de ese correo, saber quién y por qué lo envía, y nunca abrir un e-mail en caso de dudas. Más importante aún: nunca descargar o abrir un archivo adjunto sin estar plenamente seguro de que no se trata de una amenaza de seguridad.

Tener los sistemas actualizados

Otro punto muy importante es tener los sistemas correctamente actualizados. Tener las últimas versiones de Windows, del navegador o de cualquier programa que usemos y que tenga acceso a la red es realmente fundamental. Esto también ayudará a evitar amenazas como es el caso del ransomware.

En ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los atacantes. Si por error abrimos un archivo adjunto malicioso por correo, puede que ese malware esté diseñado para aprovecharse de un fallo de seguridad determinado que pueda haber. Gracias a tener todo actualizado podremos evitar que avance.

Contar con un buen antivirus

Algo similar ocurre con el hecho de tener buenos programas de seguridad. Van a ser imprescindibles de cara a evitar la entrada de malware y saber identificar cuándo un archivo que hemos descargado puede ser un problema de seguridad y llegar a afectarnos.

Como ejemplos de antivirus podemos nombrar Windows Defender, Avast o Bitdefender. No obstante, son muchas las opciones que hay disponibles. Simplemente hay que elegir aquella que se adapta a lo que buscamos y que realmente va a protegernos. Además, es posible instalar también otras herramientas como un firewall o incluso extensiones de seguridad para el navegador.

Copias de seguridad

Aunque esto no sea realmente un método para evitar la entrada del ransomware, sin duda es muy importante para evitar que el daño sea grave. Lo que hacemos es crear una copia de nuestros archivos, del contenido que puede ser atacado por el ransomware y cifrarlo para pedir luego un rescate a cambio.

Es el método que nos va a dar tranquilidad y hará que el daño sea menor en caso de que lleguemos a ser víctimas de este tipo de ataques. Siempre debemos crear copias de seguridad y tenerlas bien almacenadas para proteger el contenido de nuestro ordenador, móvil o cualquier disco duro.

En definitiva, estos son algunos de los principales pasos para conocer si estamos bien preparados para evitar el ransomware por e-mail. Debes saber cuándo son más frecuente los ataques ransomware y de esta forma estar también más preparado para no tener problemas de ningún tipo.

¡Sé el primero en comentar!