5 métodos comunes para colarte malware sin que lo sepas

Los piratas informáticos buscan constantemente la manera de infectar nuestros sistemas y dispositivos. Pueden usar diferentes estrategias para ello y así hacerse con las contraseñas, datos personales o simplemente hace que algo no funcione bien. Ahora bien, ¿cuáles son los principales métodos para colar malware? En este artículo vamos a mostrar 5 formas de colar un virus, troyano o cualquier variedad de software malicioso. Además, en muchas ocasiones no somos conscientes del problema o no al menos a corto plazo.

5 formas de colar un malware

Cuando hablamos de malware hacemos mención a muchas variedades de software malicioso que compromete nuestra seguridad. Puede ser por ejemplo un spyware, que se encarga de recopilar datos y espiarnos; tal vez un ransomware, que busca cifrar los archivos y pedir un rescate a cambio; incluso un keylogger, que podría registrar todas las contraseñas.

Archivos adjuntos

Sin duda el correo electrónico es muy usado por los atacantes para lanzar campañas y robar datos o llegar a colar virus. Principalmente van a usar archivos adjuntos, que puede ser un simple documento de Word, una imagen, un PDF… Ahí pueden meter la carga útil que se ejecuta una vez lo bajamos.

Estos archivos muchas veces parecen inofensivos y pasan por un documento de texto que simula ser una factura, por ejemplo. Pero claro, en realidad es una estafa y cuando lo abrimos podría infectar el sistema de muchas formas. Esto hace que siempre debamos de tener ciertas precauciones al abrir un correo.

Descargas

Por supuesto, también a través de las descargas pueden colar virus de todo tipo. Aquí podemos mencionar la descarga de aplicaciones, archivos de texto, juegos… En definitiva cualquier cosa que puedas bajar de Internet, ya que podrían modificar el software y en vez de bajar el legítimo estarías descargando un malware.

Aquí hay que tener en cuenta que suele ocurrir principalmente al descargar programas pirateados, por ejemplo. Es ahí donde los ciberdelincuentes pueden aprovechar y meter todo tipo de troyanos, virus o adware.

Nueva amenaza de malware

Memorias físicas

A través de un pendrive o cualquier memoria física también podrían colar malware. En este caso principalmente ocurre cuando ponemos esa memoria en un equipo ajeno. Por ejemplo si vamos a una tienda a imprimir un documento y ponemos el pendrive en el ordenador, tal vez tenga malware y se copie sin que lo sepamos a esa memoria.

Para evitar esto y estar protegidos, siempre puedes analizar y limpiar una memoria USB. De esta forma evitarás que llegue a comprometer tu equipo y funcionará todo sin problemas.

Phishing

Los ataques Phishing son un método muy habitual para robar contraseñas, pero también para colar virus. Básicamente se trata de un enlace falso que nos llega por correo, redes sociales o incluso entrando en cualquier página web. Ese link nos lleva a una página fraudulenta, que simula ser legítima, donde realmente estamos descargando malware.

El sentido común es fundamental para evitar problemas de este tipo. Nunca debes hacer clic en enlaces que puedan ser sospechosos de contener malware y mucho menos descargar archivos a través de ellos.

Actualizaciones falsas

También pueden utilizar las actualizaciones falsas para estafar. Suelen aparecer al navegar y nos muestran mensajes indicando que hay una nueva versión del navegador disponible o que necesitas actualizar el antivirus para protegerte. Sin embargo en realidad es todo falso, una estafa más para colar malware.

Siempre debes instalar las actualizaciones desde fuentes legítimas, oficiales, donde no vas a tener problemas de seguridad y vas a lograr que tu equipo esté protegido siempre.

En definitiva, como has podido ver estos son los 5 métodos habituales para colar malware. Incluso podrías no darte cuenta, por lo que es fundamental mantener el sentido común y no cometer errores.

¡Sé el primero en comentar!