¿Puede una web saber tu dirección física al navegar?

La privacidad es uno de los factores que más preocupa a los usuarios a la hora de navegar por Internet. Nuestros datos pueden estar expuestos simplemente con entrar en una página. Además, hay que tener en cuenta que nuestra información personal tiene un gran valor en la red y que puede ser utilizada por terceros para lucrarse. En este artículo hablamos de si pueden saber nuestra ubicación física simplemente por entrar en un sitio web.

¿Conoce nuestra ubicación una web solo por entrar?

Es un hecho que cuando entramos en una página web podrían obtener información de los visitantes. Esos datos, que son muy variables, sirven para fines estadísticos, mejora del sitio, ofrecer un servicio diferente según el idioma… Ahora bien, ¿podrían saber dónde nos encontramos físicamente?

Esa es una cuestión que pueden hacerse muchos usuarios al navegar por Internet. Como decimos, la privacidad es muy valorada y no siempre está presente. Por ello muchos internautas pueden rechazar que las páginas conozcan datos personales.

La respuesta a esta pregunta es clara: sí. Una página web puede saber cuál es nuestra ubicación geográfica real. Puede saber dónde nos encontramos y de esta forma orientar publicidad, por ejemplo. Seguro que en alguna ocasión al navegar por la red nos ha aparecido publicidad relacionada con algún establecimiento o producto de nuestra zona.

Esto lo obtienen a través de nuestra dirección IP. Al conectarnos a ese sitio, recopila la IP pública y puede determinar cuál es nuestro operador de servicios, la región o ciudad donde nos encontramos. Sin embargo, y esto es importante, esa página no podría rastrear esa IP hasta dar con nuestra dirección exacta, que sería el domicilio particular. Ese dato no lo podrían obtener, aunque sí saber nuestro código postal, por ejemplo.

Esto lo podemos comprobar fácilmente cuando entramos en una página para consultar el tiempo que va a hacer. Lo podemos configurar de forma manual, pero también automáticamente puede que nos muestre la temperatura que va a hacer o si va a llover en nuestra localidad, simplemente con entrar en ese sitio.

Bloquear ubicación en el navegador

Solicitar ubicación física

Hay que tener en cuenta que una página web o aplicación podría conocer nuestra ubicación más exacta. Sin embargo esto no ocurre simplemente con entrar en ese sitio, sino que nos solicitará obtener esa información.

Esto lo podemos ver, por ejemplo, cuando entramos en una página web de noticias meteorológicas. Posiblemente nos aparezca un mensaje emergente solicitando acceder a nuestra ubicación.

En cualquier momento podemos ocultar la ubicación del dispositivo, así como evitar que el navegador, y por tanto todas las páginas, puedan tener acceso incluso aunque hubiéramos dado permiso.

Cómo ocultar nuestra ubicación física

Como hemos visto, una página web puede saber nuestra ubicación física. Al menos conocer cuál es la ciudad o región donde nos encontramos. Pero esto lo podemos ocultar fácilmente.

Una de las opciones que tenemos disponibles para ocultar nuestra ubicación real es utilizar un servicio VPN. Este tipo de herramientas lo que hace es ocultar nuestra dirección IP real. De esta forma navegamos anónimamente. Es muy útil también para cifrar la conexión y mantener así la seguridad al usar redes Wi-Fi públicas.

También podemos ocultar la ubicación en el navegador. Algunos de los más populares como Firefox o Chrome cuentan con esta función que permite no mostrar dónde nos encontramos realmente.