Los parches, el mayor problema de seguridad para el código abierto

Los parches, el mayor problema de seguridad para el código abierto

Javier Jiménez

A la hora de utilizar herramientas y sistemas pueden tener múltiples vulnerabilidades y fallos que afecten a nuestra seguridad y privacidad. Esto es algo que ocurre en cualquier equipo, sistema operativo o programa que utilicemos. Siempre debemos instalar las actualizaciones necesarias para corregirlo. Ahora bien, en ocasiones esto no es tan rápido o no está tan disponible. En este artículo vamos a explicar por qué los parches son un problema de seguridad para el código abierto.

Los parches son el mayor problema para el código abierto

Podemos hacer uso de muchas herramientas en nuestro día a día. Muchas de las cuales son de código abierto. Esto es interesante ya que los usuarios tienen un mayor control sobre cómo actúa ese software. Además en ocasiones podemos realizar modificaciones. Pero claro, también tiene sus problemas algunas veces.

El mayor problema, como así lo indican en un informe de la empresa de seguridad informática Snyk del cual nos hacemos eco, son los parches de seguridad. Más concretamente el tiempo de espera hasta que esos parches realmente llegan a estar disponibles.

Aseguran que en muchas ocasiones el software de código abierto no recibe los parches de seguridad adecuados o tardan en llegar. Muchos proyectos pueden quedar obsoletos, pueden dejar de tener soporte pese a que lo sigan utilizando los usuarios. Eso significa que en caso de que haya algún fallo, alguna vulnerabilidad, no se corrijan.

Informan también de que este tipo de problemas se ha convertido en algo fundamental para los desarrolladores. El código libre tiene un peso muy importante en el día a día de muchos usuarios particulares y también de organizaciones.

Por tanto podemos decir que uno de los problemas de seguridad más importantes en cuanto al software de código abierto es que los parches en ocasiones llegan con lentitud. Esto hace que esos sistemas sigan siendo vulnerables durante un tiempo prolongado. Algo que, como podemos imaginar, puede afectar a la privacidad y seguridad de los usuarios.

Menos vulnerabilidades en el código abierto

Pero no todo son malas noticias. Según este mismo informe han detectado menos vulnerabilidades en el software de código abierto. Eso es algo positivo y que indica que este tipo de herramientas son más fiables.

No obstante hay que indicar que las vulnerabilidades pueden ocurrir en todo tipo de entornos. Es posible que nos topemos con fallos de seguridad que estén presentes en sistemas operativos o cualquier dispositivo que utilicemos. Es muy importante que siempre tengamos los últimos parches y actualizaciones instalados cuando sea posible.

Son los propios fabricantes quienes lanzan este tipo de actualizaciones. No solo van a mejorar el rendimiento de un programa o dispositivo, sino que evitará problemas de seguridad como hemos visto. Por tanto nuestro consejo desde RedesZone es que siempre instalemos las últimas actualizaciones y parches de seguridad que estén disponibles.

Esto es algo que debemos aplicar a todo tipo de equipos. Os dejamos un artículo donde explicamos cómo mantener la seguridad en dispositivos IoT. Una serie de consejos interesantes.