Mira esto para saber si han hackeado tu cuenta de Google

Cualquier cuenta que tengas en Internet puede llegar a ser hackeada. Por ejemplo redes sociales, e-mail, tiendas online… Ahora bien, hay determinados servicios que pueden ser más sensibles, ya que ahí almacenamos más información personal o están vinculados a otras plataformas. Ese es el caso de Google, donde podemos usar la nube, el correo electrónico, servicios como YouTube… Todo está vinculado. En este artículo vamos a hablar de qué debes mirar para saber si han atacado tu cuenta de Google.

Qué nos dice que la cuenta de Google ha sido atacada

Los ataques informáticos pueden ser muy variados. Podemos sufrir el robo de información o de contraseñas a través de ataques Phishing, mediante un keylogger, aplicación falsa, una vulnerabilidad que haya sin corregir… Los piratas informáticos van a tener un amplio abanico de opciones y por ello conviene siempre saber si han hackeado la cuenta de Google.

Contraseña errónea

Lo primero y más evidente es que intentes entrar en tu cuenta de Google y veas que la contraseña no funciona. Te topas con un mensaje que indica que hay un error y que estás introduciendo mal la clave. Sabes que realmente la contraseña que estás poniendo es la correcta pero aun así ves que no entra.

Eso puede indicar claramente que tu cuenta de Google ha podido ser hackeada. Alguien ha robado la contraseña y la ha cambiado. Por ello siempre debes proteger la cuenta de Google y evitar intrusos.

Recibes alertas de Google

Otra señal de que han podido hackear tu cuenta de Google es cuando recibes un mensaje de advertencia. Normalmente, cuando inicias sesión en un dispositivo o una red extraña Google envía una notificación diciendo que ha detectado un inicio de sesión sospechoso. Esto es muy útil para comprobar que ha podido pasar algo así.

Por tanto, si de repente ves que te llega una alerta de inicio de sesión sospechoso en Google y no has sido tú, es muy probable que se deba a una intrusión. Tal vez alguien ha robado tu contraseña y ha podido iniciar sesión en tu cuenta sin tu permiso.

Historial de sesiones extraño

Siempre puedes entrar en el historial de inicios de sesión de Google. Esto te informará de cuándo y desde dónde se ha iniciado sesión en tu cuenta. Si ves que hay alguna ubicación extraña o simplemente se ha iniciado sesión muchas veces y tú no has sido, eso va a indicar que alguien ha podido tener acceso a tu cuenta.

En el historial de sesiones verás información como la dirección IP desde donde se ha iniciado sesión, el tipo de dispositivo o sistema operativo. Aparecerán tus inicios de sesión, pero también los posibles que haya hecho un intruso.

Cambios en tu cuenta

¿Ha habido algún cambio en tu cuenta? Tal vez veas que en la configuración hayan modificado algunos parámetros. Por ejemplo información de la cuenta, que aparezcan dispositivos que no has agregado o cualquier cambio que muestre que alguien ha entrado en los ajustes y los ha modificado sin ser tú.

Esto también es una pista de que tu cuenta de Google ha podido ser hackeada. Si te encuentras con esta situación deberías tomar medidas lo antes posible para evitar que sigan robando datos o teniendo el control de la cuenta.

Correos leídos

Una señal más es si ves que tus correos de Gmail han sido leídos. Si entras en la cuenta y ves e-mails abiertos o incluso algunos que no has enviado tú, es una prueba clara de que ha podido entrar alguien sin tu permiso y se ha puesto a buscar correos y eso ha podido poner en riesgo tu privacidad.

No obstante, esto hay que cogerlo con pinzas; es muy sencillo abrir un correo y marcarlo posteriormente como no leído. Pero en caso de que un intruso no tenga eso en cuenta y lo pase por alto, es una pista más que puedes analizar.

¡Sé el primero en comentar!