Proteger a los teletrabajadores de las PYME será el objetivo en 2021

Sin lugar a dudas, la forma de trabajar ha cambiado mucho en este último año. Vivimos en una transición hacia un mundo cada vez más digital donde el trabajo remoto ha aumentado de manera significativa. Así, la protección de la fuerza laboral remota será el objetivo principal de las empresas en 2021. No obstante, tampoco debemos olvidarnos de los trabajadores remotos de pequeñas empresas y oficinas que también deben estar protegidos.

El objetivo este 2021 será proteger a los teletrabajadores

En una encuesta realizada por Cato Networks a 2.376 líderes de TI, desveló que la protección de la fuerza de trabajo remoto será un enfoque prioritario de las empresas en 2021.

Así, un 58% de los encuestados respondió que se habían esforzado en hacer cumplir las políticas de seguridad corporativas en usuarios remotos. También el 57% reconocía que carecían de tiempo y recursos para implementar las mejores prácticas de seguridad reconocidas. En cuanto al trabajo remoto, para el 47%, impulsar el rendimiento del acceso remoto sigue siendo una prioridad para 2021.

Los trabajadores remotos de pequeñas empresas, oficinas y grandes organizaciones deben trabajar para encontrar soluciones efectivas para sus empleados. En ese sentido, deben buscar soluciones que se adapten a su número de empleados y a su seguridad.

Por otra parte, el 81% de los encuestados para 2021 esperan trabajar desde casa. Debido a esto, las empresas tienen que ir evolucionando sus arquitecturas de acceso remoto para proteger a sus trabajadores remotos sin comprometer la experiencia del usuario.

La importancia de SASE como estrategia de futuro

Según Shlomo Kramer, director ejecutivo de Cato Networks, opina que una verdadera plataforma SASE ofrece seguridad y redes globales a escala de la nube para adaptarse dinámicamente a lo que venga después.

Por si no los sabéis, SASE o Borde de servicio de acceso seguro, es una estrategia empresarial emergente que combina funciones de red y seguridad con capacidades WAN para soportar las necesidades de acceso seguro y dinámico de las organizaciones actuales. En cuanto a las soluciones SASE de la encuesta, se pueden obtener las siguientes conclusiones:

  • El 91% espera que simplifique la administración y la seguridad.
  • De los que adoptaron SASE, el 86% experimentó una mayor seguridad. El 70% indicó un ahorro de tiempo en la gestión y el mantenimiento. Por último, el 55% indicó un ahorro general de costes.

Por lo tanto, viendo estos beneficios, los trabajadores remotos de pequeñas empresas, oficinas y grandes organizaciones podrían obtener buenos resultados con SASE.

Conclusiones de la encuesta respecto al trabajo remoto

El teletrabajo se va asentando cada vez más, y fruto de esto en la encuesta se puede apreciar que:

  • Las empresas seguirán con la fórmula del teletrabajo, excepto un 7% que indicó que todos volverían a la oficina.
  • El 80% de las organizaciones continuarán con trabajo remoto en su totalidad o en parte.
  • El 91% espera que gracias al SASE se simplifique la administración y la seguridad.

La protección de los trabajadores remotos es fundamental

Asegurar la protección de los trabajadores remotos está resultando un reto muy grande para las organizaciones. Los empleados remotos necesitan los mismos controles de acceso y prevención de amenazas avanzados que los usuarios de oficina. Si tenemos en cuenta que, a veces utilizan sus propios equipos para teletrabajar, esta situación se complica.

Una de las cosas que ha provocado, es que el 72% ha tenido que realizar una mayor inversión en escalar los recursos de las VPN. La encuesta desvela que el 74% ha aumentado la inversión en infraestructuras de seguridad. En el reciente ataque a SolarWinds, un incidente de gran magnitud, el 71% de los encuestados señaló la incapacidad de la red para proteger a la organización de nuevas amenazas de seguridad como su mayor preocupación. El problema es que, para muchos, la seguridad se está volviendo cada vez más compleja y difícil de implementar.

Un dato preocupante es que el 57% de los encuestados, sintió que les faltaba tiempo y recursos para implementar las mejores prácticas de seguridad reconocidas. Por ejemplo, algo tan esencial como parchear rápidamente software y sistemas, supone un desafío importante para el 32% de los encuestados. Por ese motivo, viendo los beneficios que el SASE puede aportar en términos de simplificación a los trabajadores remotos de pequeñas empresas, oficinas y grandes organizaciones podría ser una buena opción.