Qué es el malware Flux y cómo podemos evitarlo

Qué es el malware Flux y cómo podemos evitarlo

Javier Jiménez

Son muchos los tipos de amenazas que podemos encontrar a la hora de navegar por Internet. Muchos tipos de malware y problemas a los que nos enfrentamos los internautas. Ahora bien, también podemos contar con diferentes herramientas y métodos para evitar ser víctimas de estos problemas. En este artículo vamos a hablar de qué es el malware Flux. Es un tipo de amenaza que puede poner en riesgo nuestra seguridad. Vamos a hablar también de cómo evitar ser víctima de este problema.

Qué es el malware Flux

El malware es un problema que está presente en todo tipo de dispositivos y sistemas. No es algo exclusivo de un determinado sistema operativo, ni hay alguno que esté exento de sufrir algún problema de este tipo.

Cuando hablamos de malware Flux hacemos mención a una variedad que básicamente utiliza un procedimiento distinto al resto. Lo que hace es ocultar de alguna manera ese malware en dos oleadas de troyanos. Como sabemos, los troyanos en ocasiones no son detectados como una amenaza por el sistema.

Lo que hace es ocultarse a través de esas oleadas de troyanos que mencionamos. Funciona por capas y el malware Flux se oculta en las capas internas. Por fuera, lo que podríamos nombras como capas superficiales, pueden ser spyware y otros programas maliciosos que sean detectados por el antivirus.

Este proceso provoca que el antivirus esté ocupado eliminando esas capas superficiales que ha logrado detectar, mientras que las internas han podido penetrar en el sistema. Es una técnica que los investigadores de seguridad asemejan a ataques DDoS donde se envían múltiples paquetes de datos a un servidor en un corto espacio de tiempo.

En definitiva, podemos decir que el malware Flux consiste en pequeños fragmentos de archivos que se ocultan dentro de troyanos.

Cómo protegerse del malware

Cómo evitar este tipo de amenazas

De cara a los desarrolladores de software, como así indican los investigadores de seguridad, lo que pueden hacer es utilizar una sección de depuración dedicada. De esta forma podrían conocer si el software está aislando o no un troyano que podría contener malware Flux.

Es vital de cara a los usuarios que cuenten con software de seguridad. Así podremos analizar posibles archivos maliciosos que contengan malware y que puedan poner en riesgo nuestros sistemas. Hay muchos tipos de antivirus y herramientas específicas de seguridad, tanto gratuitos como de pago. Conviene aplicar esto sin importar el tipo de dispositivo o sistema que estemos utilizando.

También es muy importante mantener los equipos actualizados. A veces los piratas informáticos pueden basarse en vulnerabilidades existentes para distribuir malware. Es algo que ocurre en cualquier dispositivo. De esta forma pueden saltarse las medidas de seguridad o bloqueo. Son los propios fabricantes quienes lanzan parches y actualizaciones de seguridad. Gracias a instalar estas actualizaciones podemos corregir errores que puedan comprometer nuestra seguridad y privacidad.

Por último, aunque quizás lo más importante de todo, el sentido común. No es algo exclusivo de una variedad de malware, sino que en general muchos tipos de amenazas requieren de algún tipo de interacción del usuario. Por ejemplo descargar un archivo, instalar un complemento, etc.