5 señales que indican que tu navegador está hackeado

El navegador es una pieza fundamental para nuestro día a día. Es el programa que usamos para entrar en páginas web o iniciar sesión en cualquier red social y otras plataformas. Sin embargo, en caso de que haya algún problema de seguridad puede comprometer muchos de nuestros datos. Por ello en este artículo vamos a hablar de 5 señales que indican que han hackeado el navegador. De esta forma podremos tomar medidas lo antes posible.

Cómo ver que han hackeado el navegador

Si atacan el navegador significa que podrían robar contraseñas almacenadas, ver el historial de navegación, colar extensiones falsas que puedan infectar también el sistema, provocar un mal funcionamiento… El abanico de opciones que tienen los piratas informáticos es muy amplio y debemos evitarlo.

Muchas ventanas emergentes

La primera señal es que nos aparezcan muchas ventanas emergentes. De repente entramos en una página web y vemos que salen varias ventanas adicionales llenas de publicidad, de links para ir a otros sitios de terceros y, en definitiva, dañar la navegación fluida. Es algo que podemos experimentar en Chrome, Firefox y otros muchos navegadores.

Una peculiaridad de estas ventanas es que, además, no suele ser fácil cerrarlas. Es decir, haces clic en la cruz para cerrarlas pero vuelven a abrirse o directamente no se cierra y tienes que repetir la operación muchas veces. Incluso puede que sin querer hagas clic en un enlace que te lleve a una página peligrosa.

Aparecen barras raras

También puede ocurrir que aparezcan barras en la parte de arriba del navegador. Suelen ser buscadores que simulan ser Google, pero en realidad te llevan a otros servicios. Generalmente están cargados de publicidad, pero podrían también recopilar todos tus datos, todas las búsquedas que realizas en la red.

Esto ocurre especialmente cuando instalas algún complemento malicioso. Automáticamente agrega este tipo de barras y es otra señal de que han hackeado el navegador y que debes tomar medidas lo antes posible para solucionarlo y que tus datos no se vean comprometidos en ningún momento. Aislar el navegador es interesante para evitar estos problemas.

Hay extensiones que no hemos instalado

Otra señal más es que aparecen extensiones en el navegador que no hemos instalado. Podemos ir en Chrome al menú de arriba, entramos en Más herramientas y pinchamos en Extensiones y vemos todos los complementos instalados. Si ves que hay algo que no has agregado, puede que se deba a un virus.

Este tipo de complementos maliciosos puede ser realmente un peligro. Podrían estar recopilando datos sin que te des cuenta. Por ejemplo, pueden registrar las credenciales y contraseñas, leer el historial de navegación, etc.

Malware solo con visitar una web

Funciona mal

También es una prueba de que el navegador ha podido ser atacado cuando empieza a funcionar mal. Ves que funciona lento, abres páginas y tarda mucho en cargar, no se reproducen vídeos, hay cortes continuos… En definitiva, ves que el funcionamiento no es como debería.

Esto es algo evidente que podemos notar también en nuestro sistema. Por ejemplo si el móvil u ordenador empiezan a ir mal, lo primero que se nos viene a la cabeza es que tal vez haya un virus. Lo mismo ocurriría en el caso del navegador, aunque no en todos los casos esto va a ocurrir por una amenaza de seguridad.

Se abren pestañas que no iniciamos

¿Ves que hay páginas abiertas que no has iniciado? Esa es otra señal de que han podido hackear tu navegador. Puede que se abran sitios web automáticamente, que los cierres y vuelvan a abrirse cada vez que inicies el programa. Pueden usar este método para lucrarse, para llevar a cabo ataques Phishing y que pongas la contraseña, etc.

Esto puede pasar únicamente con un sitio específico o que sean varias las páginas que se abren de golpe. En cualquier caso, debes tomar medidas para que esto no ocurra y mantener siempre el navegador protegido. Solo así evitarás la entrada de virus y el posible robo de contraseñas.

¡Sé el primero en comentar!