Encuentran la manera de que el Wi-Fi llegue más lejos sin comprar nada

Uno de los problemas más típicos detrás de las redes inalámbricas es el alcance que tienen. Es cierto que en los últimos años hemos visto una mejora notable en cuanto a la capacidad que ofrecen, pero en muchos casos sigue siendo insuficiente. Nuestros routers están limitados a un alcance determinado para ofrecer una buena señal. Podemos utilizar amplificadores para llevar la cobertura a otros puntos de la vivienda, pero esto supone también un coste añadido. Hoy nos hacemos eco del trabajo de un grupo de investigadores que ha logrado encontrar la manera de aumentar el alcance del Wi-Fi sin tener que comprar nada.

Encuentran la manera de que el Wi-Fi llegue más lejos

Pese a que la tecnología ha avanzado mucho en los últimos años, utilizar una red Wi-Fi en la actualidad sigue teniendo problemas. Uno de los más evidentes es la distancia a la que funciona y la pérdida de velocidad conforme nos vamos alejando del router. Ahora bien, podemos utilizar diferentes tipos de amplificadores físicos con los que mejorar ese alcance.

Sin embargo un grupo de investigadores de la Universidad de Brigham Young ha encontrado la forma de mejorar la distancia sin tener que adquirir ningún tipo de hardware adicional. Informan que podrían aumentar hasta 60 metros el alcance de un router Wi-Fi. Todo se realiza a nivel de software, como mencionamos.

Se basan en la comunicación de encendido y apagado del ruido. Básicamente lo que hacen es configurar esta función que viene programada sobre el propio Wi-Fi. Actualmente una conexión inalámbrica de este tipo requiere de una velocidad de al menos 1 Mbps para mantener la señal y poder utilizarse. Mientras más nos alejemos del dispositivo, menos velocidad ofrece. Esto significa que llega un punto en el que no se supera ese 1 Mbps del que hablamos y podemos decir que llegamos al tope.

Ahora bien, lo que pretenden este grupo de investigadores es crear un nuevo protocolo a nivel de software para que pueda mantenerse una señal inalámbrica a partir de 1 bit por segundo. Una cifra muy inferior, como podemos ver. Esto podría permitir que el router emita señal a partir de una distancia considerablemente mayor.

Aumentar el alcance Wi-Fi

Especialmente diseñado para dispositivos IoT

Eso sí, hay que tener en cuenta que lógicamente con esto no vamos a poder mantener una conexión realmente fuerte desde más distancia. Las limitaciones en cuanto a velocidad van a estar presentes. Sí es muy interesante para conexiones que apenas requieren de una buena velocidad de Internet. Por ejemplo para mantener conectados dispositivos de lo que conocemos como el Internet de las Cosas.

Muchos de estos aparatos simplemente envían o reciben información de forma periódica y no requiere de una conexión potente. Podría bastar recibir o enviar 1 bit por segundo para poder funcionar. Es en eso en lo que ponen sus miras estos investigadores, que trabajan para crear un protocolo capaz de ampliar notablemente el rango de la conexión Wi-Fi y que pueda ser aprovechado por los usuarios para conectar dispositivos IoT que tengan en diferentes zonas de su hogar.