¿Usar un WiFi Mesh o APs en casa? Descubre cuál elegir

¿Usar un WiFi Mesh o APs en casa? Descubre cuál elegir

Sergio De Luz

Cuando vamos a instalar una red WiFi en nuestro hogar, tenemos varias alternativas como utilizar el router y luego repetidores WiFi, instalar unos dispositivos Powerline con WiFi, o bien las dos opciones que más nos gustan a nosotros: un sistema WiFi Mesh de alto rendimiento o unos puntos de acceso WiFi profesionales. Dependiendo de tus necesidades y conocimientos de redes, es recomendable poner un WiFi Mesh o bien APs WiFi en nuestro hogar. Hoy en RedesZone os vamos a explicar las principales diferencias entre ambas opciones que son realmente interesantes.

Diferencias entre poner APs WiFi o WiFi Mesh

En un hogar doméstico podemos poner puntos de acceso WiFi profesionales, o bien comprar un completo sistema WiFi Mesh. La principales diferencias entre ambos es a nivel de software, y también las posibilidades de configuración avanzadas de la red WiFi. A continuación, tienes las principales diferencias explicadas.

Gestión de la red WiFi

En un sistema Wi-Fi Mesh, toda la red cableada e inalámbrica se gestiona de manera centralizada desde el nodo que actúa como router principal. Cualquier cambio que realicemos en el router Mesh, automáticamente se replica en el resto de nodos Mesh que están conectados vía cable o WiFi. La gestión de un sistema WiFi mesh es bastante sencillo, y cualquier usuario doméstico con unos conocimientos mínimos podrá gestionarlo correctamente.

Los puntos de acceso WiFi (AP) se pueden gestionar de varias formas, dependiendo del modelo y cómo lo quieras gestionar:

  • Standalone: gestión individual del punto de acceso WiFi.
  • Controlador WiFi local: es necesario utilizar un software o un hardware específico para gestionar de manera centralizada varios APs simultáneamente.
  • Controlador en Cloud: se comunica con la nube del fabricante, y toda la gestión se realiza desde el Cloud.

Roaming WiFi entre nodos

En un sistema WiFi Mesh siempre vamos a tener los estándares 802.11k/v en la red Mesh, con el objetivo de proporcionar un roaming WiFi entre nodos de forma totalmente transparente. En algunas ocasiones tenemos el estándar 802.11r, pero no es lo habitual.

En los APs, si la gestión es standalone (individual) no tendremos roaming, pero si los gestionamos desde un controlador WiFi local o desde el Cloud, sí podemos tener roaming entre APs, siempre que el software lo soporte, porque existen modelos de AP profesionales que todavía no soportan esta característica. Antes de comprar, debemos asegurarnos de que soporta roaming y no «asistencia al roaming».

Clientes WiFi concurrentes

Los sistemas WiFi Mesh suelen estar orientados a un ámbito doméstico, por lo que no es recomendable conectar más de 40 dispositivos de forma global, porque la red WiFi se podría ver perjudicada por tener tantos clientes intercambiando tráfico.

En cuanto a los AP, están enfocados a un ámbito más profesional, por lo que pueden gestionar sin problemas más de 60 dispositivos por cada AP que tengamos en casa.

Opciones de configuración avanzadas

Las opciones de configuración son una de las partes más importantes y donde existen más diferencias entre ambos. Dependiendo del sistema WiFi Mesh que compres, tendrás más opciones (como los ASUS o NETGEAR) o menos opciones como D-Link o TP-Link entre otros.

En cuanto a los APs WiFi, tenemos opciones de configuración muy avanzadas, como definir un limitador de ancho de banda por cliente o SSID, configurar QoS, crear varias redes WiFi con VLANs para segmentar la red, posibilidad de configurar el aislamiento del AP para proteger a los clientes inalámbricos, y muchas más opciones que se gestionan directamente desde el firmware del AP o desde el controlador WiFi (local o en la nube).

Alimentación de los equipos

Los sistemas WiFi Mesh se alimentan con el típico transformador de corriente conectado a la luz eléctrica, por tanto, siempre vamos a tener un enchufe cerca para poder alimentarlo correctamente. Dependiendo del modelo elegido, el equipo será más grande o más pequeño, ya que ahora mismo contamos con diseños que son realmente grandes y otros que son muy reducidos.

En cuanto a los AP, tienen una mayor versatilidad, porque la mayoría de ellos permiten conectar un transformador de corriente para alimentarlo, pero también podemos hacerlo a través de PoE. Con el mismo cable de red Ethernet vamos a poder alimentar el AP WiFi y también proporcionar conectividad a la red, por tanto, con un mismo switch PoE vamos a poder alimentar varios AP sin ningún problema.

Tal y como podéis ver, cada equipo está orientado a un público diferente. Los APs WiFi están orientados a usuarios más avanzados que necesiten muchas más opciones, mientras que los WiFi Mesh son para usuarios domésticos.

¡Sé el primero en comentar!