Por qué el Wi-Fi 6E en Europa es mucho peor que en Estados Unidos

El estándar Wi-Fi 6E ha debutado en España hace muy poco tiempo, actualmente disponemos de muy pocos modelos que hagan uso de este nuevo estándar y de la nueva banda de frecuencias de 6GHz. Este nuevo estándar nos permitirá disponer de muchos más canales WiFi en 6GHz y no tener interferencias con otras redes vecinas, además, soporta 160MHz de ancho de canal para proporcionar el mejor rendimiento posible. Sin embargo, el Wi-Fi 6E que tenemos en Europa es mucho peor que el que tenemos en EEUU, hoy os vamos a explicar por qué.

Canales WiFi en 6GHz

La nueva banda de 6GHz proporciona un ancho de banda de 1,2GHz, esta nueva banda de frecuencias está disponible desde los 5925MHz hasta los 7125MHz, y dentro de esta enorme banda de frecuencias es donde se conectarán todos los dispositivos con el nuevo estándar Wi-Fi 6E, pero también los dispositivos con el futuro Wi-Fi 7 que llegará en los próximos años. Por lo tanto, esta nueva banda de frecuencias para las redes Wi-Fi es muy importante, porque es el futuro de la conectividad inalámbrica en todos nuestros hogares.

En Europa solamente tenemos disponible la banda UNII-5, que va desde la frecuencia 5925MHz hasta los 6425MHz, esto quiere decir que tenemos 500MHz de ancho de banda para conectar los diferentes dispositivos. En esta banda de frecuencias tenemos un total de 24 canales de 20MHz de ancho de canal, 12 canales de 40MHz de ancho de canal, 6 canales de 80MHz de ancho de canal y 3 canales de 160MHz de ancho de canal.

De manera predeterminada, el estándar Wi-Fi 6E utiliza 160MHz de ancho de canal, por lo tanto, solamente podremos conectar un total de 3 dispositivos a la red Wi-Fi en esta banda de frecuencias, sin que haya interferencias entre ellas debido a la cercanía. En el caso del futuro estándar Wi-Fi 7, debemos recordar que tenemos un ancho de canal de hasta 320MHz, por lo que solamente podemos conectar un dispositivo con este ancho de canal, en cuanto haya dos dispositivos cercanos tendremos interferencias entre ellos.

En Estados Unidos no solamente tienen la banda UNII-5, sino que también tienen las bandas de UNII-6, UNII-7 y UNII-8. Esto significa que pueden utilizar la nueva banda de frecuencias desde los 6425MHz hasta los 7125MHz, algo que en Europa no podemos utilizar, es decir, nos quedamos sin utilizar 700MHz de ancho de banda adicionales que ellos sí pueden usar.

En el siguiente gráfico se pueden ver los canales disponibles que tienen en EEUU y los que tenemos en Europa.

¿Qué significa que en EEUU tengan más ancho de banda disponible? Van a tener muchos más canales disponibles, más del doble concretamente, por ejemplo, en lugar de tener tan solo 3 canales de 160MHz de ancho de canal, van a tener un total de 7, una grandísima diferencia. Además, con el futuro Wi-Fi 7 tendrán un total de 3 canales WiFi con 320MHz de ancho de canal, una diferencia bastante importante respecto a Europa.

¿Por qué el Wi-Fi 6E es peor en Europa?

Al tener menos canales disponibles para emitir con routers, sistemas Wi-Fi Mesh o puntos de acceso Wi-Fi profesionales, significa que vamos a tener interferencias con otras redes inalámbricas, ya sean las de nuestros vecinos o nuestros propios puntos de acceso Wi-Fi que usen 160MHz de ancho de canal. Cuando tenemos poco ancho de banda disponible, pero muchas redes inalámbricas emitiendo, vamos a tener:

  • Interferencias con las redes Wi-Fi de los vecinos. Este es el principal problema, en cuanto nuestros vecinos usen también esta banda de frecuencias de 6GHz, ya sea con el estándar Wi-Fi 6E o con el futuro Wi-Fi 7, cada red inalámbrica estará configurada en modo automático, seleccionando el canal libre disponible. Debemos recordar que con 160MHz de ancho de canal solamente tenemos disponibles un total de 3 canales, por lo tanto, llegará un momento en el que un vecino seleccione el mismo canal que otro, y provocará interferencias.
  • Interferencias con otros APs WiFi. Cuando los administradores de redes configuran una red inalámbrica WiFi con puntos de acceso, es fundamental seleccionar canales que no se solapen entre ellos, para evitar las interferencias generadas por nosotros mismos. Si tuviéramos más canales disponibles, podríamos minimizar las interferencias de los puntos de acceso, y poder emitir con la máxima potencia sin problemas. Debido a que solamente tenemos 3 canales de 160MHz, tendremos que «jugar» con la potencia de emisión para que no haya demasiadas interferencias.

Al tener interferencias en una red inalámbrica, como consecuencia, también vamos a tener:

  • Latencia alta: habrá ocasiones donde tengamos una latencia alta de la conexión, porque tendremos que reenviar la transmisión realizada. Cuando hay muchas interferencias en una red WiFi notaremos «lagazos» esporádicos, e incluso contínuos si las interferencias son demasiado elevadas.
  • Velocidad lenta: una de las principales características de las interferencias es que la velocidad real que obtendremos vía WiFi disminuye muchísimo. Dependiendo del nivel de interferencias que tengamos, podemos perder más del 50% de la velocidad WiFi que tenemos habitualmente.
  • Cortes en la conexión: es posible que en determinados momentos, sobre todo si nos conectamos lejos del router WiFi o punto de acceso WiFi, tengamos cortes en la conexión WiFi.

Tal y como habéis visto, el Wi-Fi 6E funciona claramente peor en Europa que en Estados Unidos, donde tienen mayor ancho de banda disponible para conectarse a la red inalámbrica, y por lo tanto, menos interferencias con otras redes Wi-Fi. Por supuesto, el futuro estándar Wi-Fi 7 también tendrá problemas similares, a no ser que Europa habilite el resto de la banda de frecuencias de 6GHz como hace EEUU.

1 Comentario