Por qué hacer tests de velocidad para medir la velocidad WiFi es un error

Los tests de velocidad que podemos realizar para comprobar la velocidad real que nos llega de la conexión a Internet, no son recomendables hacerlos para comprobar la velocidad WiFi que nos llega a un dispositivo, porque lo que miden estos tests es la velocidad desde el cliente hasta el servidor del test, por lo que se analiza la velocidad real de descarga y subida de nuestra conexión a Internet. En muchos casos es posible que nuestra conexión Wi-Fi sea superior a la conexión de Internet, y en otros casos, que sea claramente inferior, creyendo que podría ser un problema del operador, y realmente es un problema de nuestro cliente WiFi.

Razones para no hacer un test para medir el WiFi

Cuando se realiza un test de velocidad en una web, lo que se hace es media la descarga y subida desde el cliente que está haciendo el test, hasta el servidor del test de velocidad. Si hacest tests de velocidad para comprobar la velocidad por WiFi en casa, debes saber que estás cometiendo un error, y no deberías medir la velocidad inalámbrica de esta manera.

Cuando hacemos un test de velocidad para medir el WiFI, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • ¿Nuestra conexión a Internet es más rápida que la velocidad teórica del WiFi? En estos casos, no tendríamos cuello de botella por la propia conexión a Internet.
  • ¿La conexión a Internet es más lenta que la velocidad teórica del WiFi? En estos casos, no podrás exprimir al máximo la conectividad inalámbrica, por lo que no te servirá para hacer las pruebas.

Aunque la conexión a Internet sea más rápida que la velocidad del WiFi, debes también tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿Es estable nuestra conexión y siempre nos da la misma velocidad?
  • Es posible que el servidor del test de velocidad esté colapsado, porque mucha gente intenta hacer exactamente lo mismo que tú.
  • En ocasiones hay problemas con el peering de los operadores con los servidores del test, por lo que podríamos tener cuello de botella en algún enlace entre routers de nuestro operador, haciendo que la medida no sea para nada fiable.

Debido a todos estos problemas que nos podemos encontrar a la hora de hacer las pruebas, lo más recomendable es hacer las pruebas en local, haciendo uso de un programa cliente servidor. Los dos programas más utilizados y recomendables son Jperf y también iperf3, de ambos programas tenemos completos tutoriales en RedesZone. Gracias a estos programas, vamos a poder comprobar la velocidad por WiFi de forma fiable, por supuesto, el ordenador que actúe como servidor debería estar conectado vía cable de red al router o switch, y no tenerlo conectado vía WiFi.

En el caso de jperf2, tenemos una interfaz gráfica basada en Java que nos facilitará enormemente la realización del test, no obstante, nuestra recomendación es que uses iperf3 a través de la línea de comandos de Windows. Este último programa es mucho más exacto y fiable, además, si tienes dispositivos con Wi-Fi 6 o Wi-Fi 6E, es muy recomendable usar este último programa debido a que para velocidades superiores a 1Gbps real es más exacto y no tiene tantos problemas como jperf2.

Una vez que hayas configurado el servidor en un PC conectado vía cable de red al router o switch, tendrás que usar el mismo programa en ordenadores, o bien descargar las aplicaciones compatibles con iperf2 (jperf) o iperf3:

El funcionamiento de las aplicaciones móviles es exactamente igual que en los ordenadores, además, tenemos una interfaz gráfica bastante intuitiva con la que poder configurar cómo queremos realizar la prueba de velocidad.

¡Sé el primero en comentar!